Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur está abierta a dialogar con Japón y continúa realizando esfuerzos para mejorar los lazos

Últimas noticias 04/11/2021 17:05
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, pronuncia un discurso durante la 26ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), el 1 de noviembre de 2021 (hora local), en Glasgow, el Reino Unido. Moon declaró oficialmente el compromiso de Corea del Sur de reducir, para 2030, las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento en comparación con el nivel de 2018.

Budapest, 4 de noviembre (Yonhap) -- Corea del Sur tiene la voluntad de sostener conversaciones con Japón, incluida una cumbre, y continuará realizando esfuerzos para mejorar los lazos bilaterales, ha informado un funcionario presidencial de alto rango.

El funcionario realizó las declaraciones después de que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el primer ministro japonés, Fumio Kishida, no sostuvieran una reunión bilateral al margen de la cumbre climática de las Naciones Unidas (ONU, según sus siglas en inglés), celebrada esta semana, en Glasglow, el Reino Unido.

Kishida llegó a Glasgow unas horas antes de que Moon partiera hacia Hungría para una visita de Estado.

El funcionario dijo a los periodistas que estudiarán si existe una oportunidad para dialogar o sostener una reunión entre los mandatarios de Corea del Sur y Japón.

Durante las conversaciones telefónicas realizadas el mes pasado, Moon dijo a Kishida que Corea del Sur tiene la voluntad de mejorar los lazos con Japón.

Las relaciones entre Seúl y Tokio han estado estancadas debido a una disputa sobre el trabajo forzado en tiempos de guerra de Japón y la restricción sobre las exportaciones contra Corea del Sur en 2019, como represalia contra el fallo del Tribunal Supremo surcoreano que ordenó a las compañías japonesas compensar a las víctimas del trabajo forzado.

Uno de los puntos clave del viaje a Europa de Moon fue obtener el apoyo internacional para sus esfuerzos para establecer una paz duradera en la península coreana.

La semana pasada, Moon celebró una reunión con el papa Francisco, en el Vaticano, durante la cual solicitó al papa que visite Corea del Norte para el establecimiento de la paz en la península coreana. El papa respondió positivamente a la propuesta de Moon, diciendo que visitaría Pyongyang con gusto si recibiera una invitación del Norte.

Moon realizó la propuesta al papa en un momento en el que está buscando el apoyo internacional para una declaración que pondría fin oficialmente a la Guerra de Corea de 1950-53, la cual terminó en un armisticio, en lugar de con un tratado de paz. La Administración Moon espera utilizar dicha declaración para reanudar los diálogos de paz estancados con el Norte.

Cuando se le preguntó si ha habido algún progreso en la iniciativa del Gobierno para la declaración del fin de la guerra, el funcionario respondió que es digno de atención que el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, haya mencionado dicha declaración.

El funcionario no entró en detalles sobre lo que mencionó Kim, pero, al parecer, se refiere a las declaraciones del líder norcoreano, realizadas durante la Asamblea Popular Suprema (SPA), en septiembre, cuando dijo que los actos hostiles se mantendrán aún cuando se declare el fin de la guerra, porque existen factores de desconfianza y confrontación.

El funcionario señaló que es significativo que Kim haya mencionado una declaración del fin de la guerra, y Corea del Sur estudiará una oportunidad para reanudar los diálogos con Corea del Norte, basándose en consultas entre Seúl y Washington al respecto.

Moon sostuvo, el miércoles, una cumbre con el presidente húngaro, János Áder, y ambos acordaron mejorar sus relaciones.

En un comunicado de prensa conjunto después de la reunión cumbre, Áder dijo que las dos naciones compartieron un consenso de que no se puede lograr la neutralidad de carbono sin el uso de la energía nuclear.

El comunicado generó preguntas sobre si concuerda con la política de la eliminación gradual de la energía nuclear de la Administración Moon, pero el funcionario advirtió contra leer demasiado entre líneas.

Moon dijo a Áder que la energía nuclear desempeñará su papel hasta alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 y que no se construirán nuevas plantas nucleares.

Cuando se le preguntó sobre la medida para obtener pedidos de construcción de plantas nucleares en el extranjero, el funcionario señaló que Corea del Sur y un país extranjero están tratando de hallar una estrategia de beneficio mutuo para la cooperación nuclear.

Corea del Sur también necesita mantener su tecnología nuclear y fuerza laboral hasta que las plantas nucleares estén en operación, indicó el funcionario.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir