Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La enviada para asuntos climáticos dice que la meta de reducción de carbono de Corea del Sur es ambiciosa pero alcanzable

Entrevistas 26/10/2021 11:25

Seúl, 26 de octubre (Yonhap) -- El nuevo objetivo de reducción de emisiones de carbono de Corea del Sur es ambicioso, pero alcanzable, si los actores de la industria y los sectores financieros buscan modelos comerciales sostenibles para su propio beneficio, dijo la embajadora para asuntos climáticos surcoreana, días antes de la inauguración de una cumbre climática clave de la ONU en Glasgow.

El Gobierno anunció, la semana pasada, su nuevo objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, del 26,3 al 40 por ciento para 2030, en comparación con los niveles de 2018. El presidente surcoreano, Moon Jae-in, planea presentar el plan nacional ante el mundo, de forma presencial, durante la 26ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26, según su acrónimo en inglés) 2021, que comenzará el domingo. La propuesta surcoreana será aprobada oficialmente, el miércoles, por el Gabinete.

La embajadora para asuntos de cambio climático del Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, Kim Hyo-eun, dijo que Corea del Sur asistirá a la próxima cumbre como un "país líder", que ha hecho sus "propios deberes" al elevar significativamente su objetivo de reducción de emisiones. Agregó que, en última instancia, la nación apunta a lograr la neutralidad de carbono para 2050.

Kim dijo, durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, que la promesa de reducción de carbono es un objetivo muy ambicioso, teniendo en cuenta que las emisiones de carbono de Corea del Sur alcanzaron su punto máximo en 2018 y la industria nacional depende, en gran medida, del sector manufacturero. Agregó que el nuevo objetivo surcoreano ha generado "respuestas positivas" de otras naciones. La funcionaria acompañará a Moon en su visita a Glasgow.

Los círculos empresariales de Corea del Sur han expresado su preocupación de que la nueva meta de reducción ponga demasiada carga sobre la industria manufacturera, que es la columna vertebral de la cuarta economía de Asia. La mayor parte de las exportaciones del país está representada por los semiconductores, baterías, automóviles, productos petroquímicos y barcos, la mayoría de los cuales proceden de industrias intensivas en carbono.

Kim dijo que las empresas locales pueden enfrentarse a desafíos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, pero tales dificultades no son excusas para no tomar medidas contra el cambio climático.

Kim, quien también funge como viceministra de la Cancillería surcoreana, dijo que el cambio climático ya no es un concepto, sino una realidad que podría definir el futuro de una empresa, a medida que una creciente cantidad de dinero fluye de las industrias intensivas en carbono a sectores más ecológicos.

La ex subdirectora general del Instituto Mundial de Crecimiento Verde (GGGI), una organización intergubernamental con sede en Seúl, agregó que existe un consenso, cada vez mayor, de que volverse ecológico se ha vuelto inevitable para sobrevivir y "ganar más dinero". Señaló que se ha convertido en una tendencia empresarial ineludible.

Un creciente número de líderes de la industria global se han comprometido con su objetivo de neutralidad de carbono en todos sus negocios y cadenas de suministro de fabricación para el transcurso de las próximas décadas, lo que requerirá el uso de energía renovable y materiales reciclados y el suministro de vehículos de cero emisiones durante todo el proceso.

Los inversores y los bancos están poniendo más énfasis en la estrategia de inversión ecológica, como una forma de reducir los riesgos, dejando de invertir en las empresas que no cumplan con los estándares internacionales y generen más beneficios.

Kim dijo que los avances en tecnologías ecológicas, como la energía renovable y la tecnología de captura y almacenamiento de carbono, pueden desempeñar un papel importante en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que cambiar las preferencias de los consumidores por los productos reciclados y reducir los desechos también puede ayudar a disminuir su huella de carbono.

Sin embargo, advirtió en contra de que solo existan unos pocos grandes actores que acumulen ganancias masivas de la transición verde y pidió esfuerzos globales concertados para combatir el cambio climático.

Agregó que, aunque Corea del Sur puede lograr un poco tarde el objetivo de neutralidad de carbono, tiene la capacidad de alcanzar a los líderes.

La foto, proporcionada, el 25 de octubre de 2021, por el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, muestra a su embajadora para asuntos de cambio climático, Kim Hyo-eun. (Prohibida su reventa y archivo)

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir