Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los fiscales interrogan al propietario de la firma de activos en el centro del escándalo de desarrollo urbanístico de Seongnam

Últimas noticias 11/10/2021 15:49

Seúl, 11 de octubre (Yonhap) -- Los fiscales han interrogado, este lunes, al propietario de una empresa de gestión de activos en el centro de un creciente escándalo de corrupción sobre el desarrollo regional, por las acusaciones de que su empresa recibió enormes favores comerciales a cambio de sobornos.

Kim Man-bae, un experiodista, se enfrenta a una serie de acusaciones en relación con la forma en que su empresa, Hwacheon Daeyu, que era poco conocida anteriormente, fue seleccionada como socio civil para el proyecto de desarrollo de 2015 en la ciudad de Seongnam, al sur de Seúl, y cosechó ganancias astronómicas.

Se sospecha que coludió con Yoo Dong-gyu, presidente interino de Seongnam Development Corp., a cargo del proyecto municipal, para que su empresa participase en el lucrativo proyecto de convertir el distrito de Daejang-dong, en Seongnam, en complejos de apartamentos.

Kim entregó, supuestamente, a Yoo 500 millones de wones (418.769 dólares) como parte de un trato para pagarle un total de 70.000 millones de wones (58,5 millones de dólares). También se han planteado acusaciones de que Yoo es el verdadero propietario de una de las siete subsidiarias de Hwacheon Daeyu, Cheonhwa Dongin No. 1, que es, en teoría, propiedad de Kim.

Yoo ya ha sido arrestado bajo los cargos de prevaricación y aceptación de sobornos.

Kim negó, este lunes, cualquier irregularidad, argumentando que es el verdadero propietario de Cheonhwa Dongin No. 1 y afirmando que las acusaciones en su contra fueron planteadas injustamente por uno de sus socios comerciales, en desacuerdo sobre la forma en la que deberían dividirse las ganancias.

Kim dijo a los periodistas, a su llegada a la Oficina de la Fiscalía del Distrito Central de Seúl, que lamenta mucho haber causado un alboroto y agregó que no se han comercializado fondos ilegales y que muchas de las sospechas que se han planteado, hasta el momento, se resolverán si la fiscalía examina la lista de depósitos y retiradas de dinero.

Se espera que el interrogatorio de Kim dure hasta altas horas de la noche, ya que hay muchas acusaciones para examinar. Al final del interrogatorio, los fiscales podrían solicitar una orden de arresto contra él por los cargos de ofrecer sobornos.

El escándalo ha sido el tema más candente en Corea del Sur, en medio de las acusaciones de la oposición de que el gobernador de la provincia de Gyeonggi, Lee Jae-myung, quien ganó, el domingo, la nominación del gobernante Partido Democrático a la presidencia del país, es responsable, como alcalde de Seongnam en aquel momento.

Yoo es considerado un colaborador cercano de Lee, y cuando se emprendió el proyecto de Daejang-dong fue cuando Lee era alcalde. Además, Kim entrevistó a Lee siete meses antes de establecer la firma de activos.

El principal partido opositor, el Partido del Poder del Pueblo (PPP), acusó a Lee de planear y organizar todo el plan y pidió una investigación del escándalo por parte de un fiscal independiente, mientras instó a Lee a renunciar como candidato presidencial.

Sin embargo, Lee ha rechazado categóricamente todas las acusaciones como "noticias falsas".

También se sospecha que Kim pagó a personas prominentes influyentes en la comunidad legal, como el exjuez del Tribunal Supremo Kwon Soon-il y un ex fiscal especial, al contratarlos como sus asesores legales.

Kwon fue uno de los jueces del Tribunal Supremo que falló a favor de Lee, quien fue acusado de violar la ley electoral. Antes de la decisión, se descubrió que Kim había visitado a Kwon muchas veces como reportero, lo que generó sospechas de que Kim podría haber cabildeado a favor de Lee.

Kim rechazó rotundamente las sospechas, diciendo que el poder judicial surcoreano no es una organización que pueda ser influenciada así y que las habladurías sobre el juicio de Lee son absurdas.

Kim Man-bae, propietario de Hwacheon Daeyu, una empresa de gestión de activos, habla con los periodistas, el 11 de octubre de 2021, tras su llegada a la Oficina de la Fiscalía del Distrito Central de Seúl, para ser interrogado.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir