Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Norte urge a EE. UU. a renunciar a la hostilidad deteniendo permanentemente los ejercicios militares conjuntos

Últimas noticias 28/09/2021 11:30
Kim Song, el jefe de la misión de Corea del Norte ante la ONU, pronuncia un discurso, el 27 de septiembre de 2021 (hora local), en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. (Foto capturada de la página web de la ONU. Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 27 de septiembre (Yonhap) -- Estados Unidos debe detener permanentemente sus ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur y el despliegue de sus armas estratégicas al Sur si desea promover la paz en la península coreana, ha dicho, el lunes (hora local), el embajador de Corea del Norte ante la ONU, Kim Song.

El jefe de la misión norcoreana ante la ONU también dijo que se podría formar una buena relación entre el Norte y EE. UU. siempre y cuando Washington abandone la hostilidad contra su país.

Kim dijo, en su discurso pronunciado ante la Asamblea General de la ONU, que si EE. UU. desea ver el fin de la Guerra de Corea, la guerra más prolongada del mundo, y realmente desea la paz y reconciliación en la península coreana, deberá tomar el primer paso para abandonar su política hostil contra la RPDC deteniendo de forma permanente los ejercicios militares conjuntos y el despliegue de todo tipo de armas estratégicas.

Agregó que está convencido de que se abrirá una buena perspectiva para las relaciones entre Corea del Norte y EE. UU. y las relaciones intercoreanas si Washington se abstiene de amenazar a la RPDC y abandona su hostilidad contra el país.

La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte: la República Popular Democrática de Corea.

La nueva acusación sobre la hostilidad estadounidense contra el Norte se produce alrededor de una semana después de que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, propusiera adoptar una declaración para poner fin oficial a la Guerra de Corea, que terminó con un armisticio, dejando a las dos Coreas técnicamente en guerra hasta la fecha.

Previamente, Pyongyang dijo que EE. UU. debe renunciar a su hostilidad contra el Norte antes de que los países puedan considerar declarar el fin de la guerra.

Washington ha negado tener cualquier intención hostil contra el Norte.

Kim argumentó que los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y EE. UU. demuestran la amenaza militar que su país enfrenta cada día.

Kim dijo que la política hostil de EE. UU. contra la RPDC encuentra su expresión más clara en sus amenazas militares contra el Norte, agregando que en la RPDC no existe ni un solo soldado o base militar extranjeros, pero en Corea del Sur se encuentran estacionados casi 30.000 soldados estadounidenses en varias bases militares, manteniendo una postura de guerra para tomar acción militar contra la RPDC en cualquier momento.

El diplomático norcoreano señaló que la política hostil de EE .UU. contra la RPDC no es del todo "abstracta", y supone, en sí misma, amenazas militares y actos hostiles a los que se enfrentan todos los días.

Kim afirmó que las Administraciones estadounidenses anteriores han afirmado verbalmente y en documentos escritos que no tienen ninguna intención hostil contra el Norte, pero sus afirmaciones solo resultaron ser "palabras floridas para encubrir la política hostil".

Kim dijo que ahora EE. UU. tiene dos opciones, y una de ellas es contribuir a la paz y estabilidad de la península coreana y el mundo mediante la retirada de su política "anacrónica u hostil" contra la RPDC de manera audaz y completa.

Agregó que si EE. UU. demuestra su decisión audaz de renunciar a su política hostil, también están preparados para responder voluntariamente en cualquier momento.

El diplomático norcoreano también afirmó que, cuando se trata del asunto nuclear, la posición de la RPDC sobre las armas nucleares no fue lo que hizo que EE. UU. se volviera hostil contra el Norte, sino que, por lo contrario, el Norte ha atravesado un curso inevitable de la historia dado que EE. UU., la mayor potencia nuclear del mundo, ha estado planteando amenazas nucleares antagonizando a la RPDC por más de 70 años.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir