Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Moon: Corea del Norte mantiene su moratoria sobre la prueba nuclear y de ICBM dejando abiertas las puertas al diálogo

Últimas noticias 24/09/2021 10:31
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (centro), habla a los periodistas en el avión presidencial con rumbo a Seúl, el 23 de septiembre de 2021, tras culminar una visita de cinco días a Nueva York y Hawái.

Seúl, 24 de septiembre (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho que Corea del Norte está manteniendo su moratoria sobre las pruebas nucleares y de misiles balísticos de largo alcance, dejando, al parecer, las puertas abiertas al diálogo.

Moon dijo, el jueves, en una conferencia de prensa inusual en el avión presidencial, mientras se dirigía a Seúl tras acabar una visita de cinco días a Nueva York y Hawái, que parece que Pyongyang está realizando "varias consideraciones", absteniéndose de tomar acciones gravemente provocativas que conduzcan a que Estados Unidos renuncie al diálogo.

Moon estaba explicando el trasfondo de su reiterada propuesta de una declaración oficial del fin de la Guerra de Corea de 1950-53 durante su discurso, pronunciado a inicios de esta semana, en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

El presidente surcoreano enfatizó que cree que es el momento de reanudar pronto el diálogo con Corea del Norte y que Estados Unidos también ha expresado su firme voluntad de hacerlo.

No ha habido un diálogo significativo con Corea del Norte desde la cumbre sin acuerdos, celebrada en Hanói, a principios de 2019, entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump. También existe un problema realista de sostener diálogos intercoreanos en medio de la pandemia del COVID-19.

Si se prolonga el "vacío del diálogo", podría dar lugar a varios tipos de "situaciones de crisis" y la paz y la estabilidad podrían verse afectadas, indicó.

El Norte disparó recientemente dos misiles balísticos de corto alcance hacia el mar del Este, tras efectuar la prueba de un misil de crucero de largo alcance.

Sin embargo, Corea del Norte realizó solo actos de "baja intensidad" de provocar la escalada de tensiones, los cuales no son lo suficientemente graves para que Estados Unidos abandone el diálogo, mientras mantuvo la moratoria autoimpuesta sobre las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, según sus siglas en inglés), según Moon.

El presidente surcoreano mencionó que parece que el Norte está teniendo en cuenta varias consideraciones, manteniendo la puerta abierta al diálogo.

Moon dijo que no está seguro sobre la manera en que se desplegarán las situaciones de seguridad, aunque se espera que Pyongyang termine tomando el camino del diálogo y la diplomacia, lo que sería acorde con sus intereses.

El presidente dijo que ha vuelto a ofrecer la declaración del fin de la guerra ante la ONU, ya que ha llegado el momento de que el diálogo es necesario de nuevo.

Con respecto a los signatarios de la declaración del fin de la guerra, Moon dijo que las dos Coreas y EE. UU. necesitan realizar el esfuerzo y que China podría sumarse, si lo desea.

Moon desestimó la opinión de que algunas partes sean indiferentes hacia la propuesta.

El mandatario indicó que hay un consenso de que la declaración del fin de la guerra es necesaria, instando a tener una consideración más estratégica sobre el momento de usar la carta de negociaciones de dos vías acerca de la desnuclearización y un proceso para un tratado de paz.

El presidente señaló que dicha declaración política es diferente de un tratado de paz, y que significa entablar conversaciones sobre el mismo sin ningún cambio en el "estatus legal" relacionado.

Añadió que no tiene nada que ver con los asuntos de la retirada de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK) y su alianza, ya que el fin oficial del conflicto y la normalización de las relaciones entre Pyongyang y Washington están relacionados con la firma de un tratado de paz.

Moon opinó que había deseado realizar un avance significativo en las relaciones intercoreanas, que se encuentran estancadas, con ocasión de la reunión de la Asamblea General de la ONU de este año, dado que las dos Coreas conmemoran el 30° aniversario de la adhesión simultánea como países miembros de la organización.

Sin embargo, expresó que no se efectuó como había previsto.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que el Gobierno alivie las reglas de distanciamiento social en medio de una campaña nueva de vivir con el coronavirus, Moon indicó que podrá revelar al público un plan relacionado "alrededor del próximo mes".

Se espera que más del 70 por ciento de los surcoreanos estén vacunados completamente para fines de octubre. Moon también está convencido de que Corea del Sur tendrá una cantidad suficiente de vacunas en el futuro.

En cuanto a la iniciativa controvertida del gobernante Partido Democrático (DP) sobre el proyecto de ley de imponer castigos más severos contra los medios de comunicación que publiquen deliberadamente noticias falsas o inventadas, el presidente indicó que está de acuerdo con la necesidad de tener en cuenta las preocupaciones planteadas por los medios de comunicación, grupos cívicos y la comunidad internacional.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, pronuncia un discurso en la 76ª Asamblea General de la ONU, el 21 de septiembre de 2021 (hora local), en la sede de la organización, en Nueva York.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir