Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Moon traerá de EE. UU. los restos de 68 soldados caídos en la Guerra de Corea

Nacional 23/09/2021 16:19
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (segundo por la dcha., frente, en el podio), asiste a una ceremonia conjunta con EE. UU., en la Base de la Fuerza Aérea Hickam, en Hawái, el 22 de septiembre de 2021 (hora local), para transferir los restos de soldados surcoreanos y estadounidenses caídos en la Guerra de Corea de 1950-53.

Honolulú, 22 de septiembre (Yonhap) -- Estados Unidos ha entregado, el miércoles (hora local), al presidente surcoreano, Moon Jae-in, los restos de 68 soldados surcoreanos caídos en la Guerra de Corea de 1950-53, en una ceremonia celebrada en Honolulú.

Corea del Sur también entregó a EE. UU. más de cinco conjuntos de restos de soldados estadounidenses, durante la ceremonia de repatriación conjunta, celebrada en la Base de la Fuerza Aérea Hickam, en Hawái.

La Agencia de Registro de los Prisioneros de Guerra y Desaparecidos en Combate (DPAA, según sus siglas en inglés), del Departamento de Defensa de EE. UU., fue la anfitriona del evento, junto con la Agencia para la Recuperación e Identificación de los Muertos en Combate del Ministerio de Defensa surcoreano, y Moon la "organizó" de forma presencial, según la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Es el primer mandatario surcoreano en organizar tal ceremonia de entrega de restos en el extranjero, agregó.

Moon se encuentra en Hawái efectuando una visita, tras su viaje a Nueva York para asistir a una sesión de la Asamblea General de la ONU.

Los restos de dos soldados que han sido identificados -los soldados de primera clase Kim Seok-joo y Jung Hwan-jo- serán transportados en el avión presidencial de Moon, tras la ceremonia de firma de la entrega mutua. Los cofres que contienen los restos fueron envueltos en la bandera nacional de Corea del Sur.

Los cofres se colocarán en los asientos de la aeronave en una muestra de respeto para los héroes, incluso durante el vuelo, según Cheong Wa Dae.

Los dos soldados servían en el 32º Regimiento de Infantería de la 7ª División de Infantería de EE. UU., bajo el Programa de Soldados de las Tropas de Aumento Surcoreanas para el Ejército de los Estados Unidos (KATUSA). Los soldados cayeron en la batalla de la presa de Chosin, en 1950.

Los restos, que fueron identificados a principios de septiembre, fueron descubiertos por Corea del Norte y enviados a Hawái, junto con los de soldados estadounidenses.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (3º por la dcha., de traje negro), acompañado por el almirante John C. Aquilino (dcha., de blanco), comandante del Comando Indopacífico de EE. UU., observa las guardias de honor de Seúl y Washington cargando los restos de soldados surcoreanos y estadounidenses caídos en la Guerra de Corea de 1950-53, durante una ceremonia de la alianza, en la Base de la Fuerza Aérea Hickam, en Honolulú, Hawái, celebrada, el 22 de septiembre de 2021 (hora local), para transferir los restos a sus países correspondientes.

Moon dijo, en el evento, que lo que los héroes de guerra querían ver en la península coreana era la paz absoluta, reiterando su llamamiento de finalizar de forma oficial la Guerra de Corea mediante la elaboración de una declaración del fin de la guerra entre las dos Coreas, EE. UU. y, posiblemente, China.

La Guerra de Corea terminó solo con un armisticio, lo que ha dejado, técnicamente, a las dos Coreas en guerra hasta la fecha.

Moon agregó que la paz sostenible es lo que el mundo deseaba lograr mediante la fundación de la ONU, señalando que una declaración del fin de la guerra dará nueva "esperanza y ánimo" a todas las personas del mundo que aspiren a la paz más allá de la península coreana.

También dijo que nunca se detendrá el esfuerzo "inquebrantable" de Seúl y Washington para lograr la desnuclearización completa y establecer la paz permanente en la península coreana.

El almirante John C. Aquilino, comandante del Comando Indopacífico de EE. UU., dijo que la Guerra de Corea unió a Seúl y Washington para defender y luchar por los valores "encarnados en los ideales de libertad" y también agradeció a las naciones miembro del Comando de las Naciones Unidas (UNC) por allanar el camino para la fuerte red y las alianzas que ofrecen seguridad y libertad en la región indopacífica.

El Ejército surcoreano llevará los otros 66 conjuntos de restos, que siguen sin identificarse, en un avión de transporte cisterna multipropósito Cygnus KC-330, en el que viajará el ministro de Defensa, Suh Wook.

Entre otros asistentes a la ceremonia se encontraban Hwang Ki-chul, ministro de los Asuntos de Patriotas y Veteranos; el almirante John C. Aquilino, comandante del Comando Indopacífico de EE. UU.; el general Paul J. LaCamera, comandante del UNC; y el gobernador de Hawái, David Ige.

Una guardia de honor de Corea del Sur carga los cofres con los restos identificados de dos soldados surcoreanos caídos en la Guerra de Corea de 1950-53, en el avión presidencial del presidente Moon Jae-in, en la Base de la Fuerza Aérea Hickam, en Honolulú, Hawái, el 22 de septiembre de 2021 (hora local), dado que Corea del Sur y EE. UU. sostuvieron una ceremonia de la alianza para transferir los restos de soldados surcoreanos y estadounidenses caídos durante el conflicto de tres años.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir