Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Moon dice que la declaración del fin de la guerra ofrecerá nuevas esperanzas y coraje

Nacional 23/09/2021 11:35
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla durante una ceremonia celebrada, el 22 de septiembre de 2021 (hora local), en la Base Aérea Hickam, en Hawái, para trasladar los restos de los soldados surcoreanos y estadounidenses caídos durante la Guerra de Corea de 1950-53.

Honolulú, 22 de septiembre (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha subrayado la necesidad de declarar el fin oficial de la Guerra de Corea, mientras hablaba en un evento importante de la alianza, celebrado, el miércoles (hora local), en una base militar estadounidense en Honolulú.

La declaración, si se logra, servirá como "una nueva esperanza y coraje para todos aquellos que desean la paz allende la península coreana", dijo Moon durante la ceremonia conjunta de entrega de restos de guerra en la Base de la Fuerza Aérea Hickam en Hawái.

En su discurso inaugural en la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), celebrada, el martes, en Nueva York, Moon propuso que las dos Coreas y Estados Unidos, posiblemente con la participación de China, proclamen el fin del conflicto armado de 1950-53, que terminó en un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

El miércoles, mientras pronunciaba un discurso conmemorativo en la ceremonia de transferencia de los restos de guerra, el presidente dijo que lo que más quieren los héroes caídos es "la paz absoluta en la península coreana".

Corea del Sur recibió de Estados Unidos los restos de 68 soldados surcoreanos, muertos en la guerra, y entregó los restos mortales de cinco soldados estadounidenses a su país durante la ceremonia.

También estuvieron presentes en la ceremonia algunos funcionarios de defensa de alto rango de Corea del Sur y Estados Unidos, incluidos el almirante John C. Aquilino, comandante del Comando Indopacífico de EE. UU., y el general Paul J. LaCamera, comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) y comandante en Corea del Sur del Comando de las Naciones Unidas.

El presidente prometió continuar con los esfuerzos para encontrar a los soldados que aún no hayan regresado con sus familias.

Agregó que cree que la cooperación humanitaria entre las dos Coreas y Estados Unidos para la recuperación de los restos de guerra allanará el camino para sanar las heridas de la guerra y tomar el camino de la reconciliación y la cooperación.

Moon dijo que la alianza Seúl-Washington, forjada con sangre y servicios devotos, se ha desarrollado como una "alianza integral" para compartir valores en general.

Los esfuerzos conjuntos de los aliados para la desnuclearización completa de la península coreana y el establecimiento de la paz permanente también continuarán "sin vacilar", enfatizó.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (3º por la dcha.), acompañado por el almirante John C. Aquilino (dcha.), comandante del Comando Indopacífico de EE. UU., observa una guardia de honor que traslada los restos de los soldados surcoreanos y estadounidenses caídos durante la Guerra de Corea de 1950-53 durante una ceremonia celebrada, el 22 de septiembre de 2021 (hora local), en la Base Aérea Hickam, en Hawái.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir