Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los evacuados afganos disfrutan de actividades al aire libre tras su cuarentena obligatoria

Nacional 10/09/2021 20:00
Los hijos de un grupo de afganos, que fueron trasladados en avión de Kabul a Corea del Sur como "personas de mérito", a finales del mes pasado, juegan con una pelota en el patio de un centro estatal de desarrollo de recursos humanos en Jincheon, a 91 kilómetros al sur de Seúl, el 10 de septiembre de 2021, donde se alojan temporalmente, ya que su aislamiento de dos semanas terminó más temprano en el día.

Jincheon, Corea del Sur, 10 de septiembre (Yonhap) -- Cientos de familias afganas evacuadas bajo la protección de Corea del Sur han tenido la oportunidad, este viernes, de disfrutar del aire libre por primera vez desde su llegada al país, tras el final de un protocolo de autoaislamiento obligatorio contra el coronavirus.

El mes pasado, el Gobierno de Seúl evacuó a 390 trabajadores afganos en organizaciones surcoreanas y a sus familias, bajo una misión militar, cuyo nombre en código fue "Operación Milagro", dado que podrían haber sido amenazados por los talibanes por haber apoyado las operaciones de países extranjeros. El grupo se aloja en el Instituto Nacional de Desarrollo de Recursos Humanos, en la comarca central de Jincheon.

La cuarentena obligatoria de dos semanas contra el coronavirus para 370 personas que llegaron el 26 de agosto finalizó el jueves, mientras que la de 13 personas que llegaron un día después concluyó este viernes. Siete personas que dieron positivo por COVID-19 están siendo tratadas en dos centros médicos externos separados.

Los familiares de 390 afganos, que fueron trasladados en avión de Kabul a Corea del Sur como "personas de mérito", a finales del mes pasado, caminan en el patio de un centro estatal de desarrollo de recursos humanos en Jincheon, a 91 kilómetros al sur de Seúl, el 10 de septiembre de 2021, donde se alojan temporalmente, ya que su aislamiento de dos semanas terminó más temprano en el día.

Por primera vez desde su llegada, se permitió salir a los evacuados y caminar libremente, este viernes por la tarde, por el campo de deportes del instituto durante aproximadamente una hora. Para mantener el distanciamiento social, se dividieron en grupos de 50 a 70 y se turnaron para disfrutar del sol y el aire fresco.

Los afganos, que comprenden más de 70 familias, fueron vistos ocupados poniéndose al día unos con otros, ya que estuvieron aislados en unidades familiares en el complejo durante las últimas dos semanas. Aproximadamente la mitad, o unos 180, del total de evacuados son menores de 10 años, incluidos 100 bebés.

Se vio a las madres jóvenes disfrutando de paseos mientras alzaban a sus bebés, mientras que las imágenes y los ruidos de los niños jugando al fútbol inyectaban una sensación de energía brillante en las instalaciones que, de otra manera, se habían llenado con el aire pesado del sufrimiento desde la llegada del grupo.

Unos 10 agentes de policía se encontraban en el lugar para proteger al grupo.

El primer ministro surcoreano, Kim Boo-kyum, visitó el instituto para comprobar las condiciones de vida de los evacuados y pidió su comprensión para regular las visitas y las actividades al aire libre, diciendo que es inevitable para garantizar su seguridad.

Kim dijo que, como personas que han llegado a un país extranjero después de atravesar una situación de vida o muerte, los evacuados necesitan recuperar su estabilidad mental.

También señaló que el contacto externo no regulado no solo podría plantear problemas de seguridad para los evacuados, sino también para sus familias en Afganistán, y dijo que la divulgación de su identidad podría dar lugar a represalias contra sus seres queridos en casa.

El grupo permanecerá en Jincheon durante seis semanas adicionales y recibirá educación sobre la cultura coreana, para ser trasladado a otro lugar a finales de octubre.

Ante la pregunta sobre el sitio al que serán trasladados, Kim dijo que necesitan discutirlo más con el Ministerio de Justicia.

El primer ministro surcoreano, Kim Boo-kyum (izda.), habla con representantes de un grupo de 390 afganos, que fueron trasladados en avión de Kabul a Corea del Sur como "personas de mérito" a finales del mes pasado, durante una visita a un centro estatal de desarrollo de recursos humanos en Jincheon, a 91 kilómetros al sur de Seúl, el 10 de septiembre de 2021, donde los afganos se alojan temporalmente.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir