Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur expresa su pesar por la aprobación de Tokio para cambiar la expresión 'mujeres de consuelo' en los textos escolares

Nacional 10/09/2021 09:54
La foto de archivo, tomada el 1 de septiembre de 2021, muestra una estatua, en Seúl, que representa a las víctimas coreanas de la esclavitud sexual forzada por Japón en tiempos de guerra.

Seúl, 10 de septiembre (Yonhap) -- El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur ha expresado, este viernes, su pesar por la aprobación de Tokio de textos escolares que se refieren a las víctimas de la esclavitud sexual en los tiempos de guerra como "mujeres de consuelo", en lugar de "mujeres de consuelo militar", lo que los críticos dicen que es una medida para encubrir sus atrocidades cometidas en el pasado.

Según se informa, el Ministerio de Educación de Japón aprobó, el miércoles, los planes de cinco editoriales para cambiar, en los textos escolares, el término de esclavas sexuales de los tiempos de guerra a "mujeres de consuelo" y quitar la expresión "reclutamiento forzado", en referencia a aquellos que fueron forzados a trabajar contra su voluntad.

La Cancillería indicó que es muy lamentable que el ministerio de Japón aprobara las solicitudes recientes de las editoriales de los textos escolares, para eliminar o cambiar las expresiones relacionadas, instando a Tokio a mostrar "sinceridad" en abordar los asuntos históricos entre las dos naciones.

El ministerio enfatizó que la naturaleza forzada de la movilización, reclutamiento y transferencia de las "mujeres de consuelo militar" es un "hecho que no puede ser negado", respaldado por los relatos de primera mano de las víctimas, y que el mismo Tokio ya ha reconocido el crimen del pasado.

El ministerio también señaló que Tokio había reconocido que las víctimas del trabajo forzado fueron llevadas "contra su voluntad y forzadas a trabajar bajo condiciones duras", durante una sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, según su acrónimo en inglés), en 2015.

La aprobación por parte de Tokio de los cambios previstos en los textos escolares se produjo unos cinco meses después de que el Gabinete japonés adoptara una postura contra las expresiones actuales para referirse a las víctimas de la esclavitud sexual y el trabajo forzado, en medio de las tensiones en las relaciones entre Corea del Sur y Japón por la historia en tiempos de guerra y el comercio.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir