Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) El jefe diplomático de la UE promete apoyo para el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano

Nacional 09/09/2021 16:44
En la foto, tomada, el 9 de septiembre de 2021, en un hotel de Seúl, se muestra un foro anual de seguridad internacional, organizado por el Ministerio de Defensa surcoreano. (Foto del cuerpo de prensa. Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 9 de septiembre (Yonhap) -- El jefe de política exterior de la Unión Europea (UE) ha prometido, este jueves, que apoyará la construcción de la paz en la península coreana, enfatizando la importancia de implementar las sanciones contra Corea del Norte para poner fin a su programa nuclear.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell Fontelles, hizo las declaraciones en un mensaje congratulatorio, durante la ceremonia de apertura de un foro de seguridad internacional, celebrado anualmente y organizado por el Ministerio de Defensa surcoreano, en Seúl.

"Sobre la península coreana, pueden contar con el apoyo de la Unión Europea para el desmantelamiento de las armas de destrucción masiva de Corea del Norte de manera verificable e irreversible", dijo en un videomensaje.

Agregó que siguen alentando la plena implementación de las sanciones y, al mismo tiempo, están dispuestos a aportar su experiencia para hallar soluciones diplomáticas y multilaterales.

Refiriéndose a la creciente importancia para Europa de la región indopacífica, Borrell dijo que la UE tiene como objetivo reforzar su enfoque estratégico, presencia y acciones en la región.

Añadió que la UE es un socio cercano y confiable de la región y, cada vez más, también en asuntos de seguridad y defensa.

En un discurso de apertura, el jefe diplomático británico, Dominic Raab, también expresó su apoyo a los esfuerzos de Seúl para interactuar con Corea del Norte.

Raab dijo que se debe seguir trabajando hacia una desnuclearización de la península completa, verificable e irreversible, así como hacia el establecimiento de una paz más positiva y permanente. Agregó que desean que la comunicación directa entre las dos Coreas se reanude lo antes posible.

La ministra de Estado de Defensa del Reino Unido, Annabel MacNicoll Goldie, dijo que las sanciones seguirán impuestas para aplicar presión al Norte, señalando que una "firme declaración" no es suficiente.

Agregó que están dispuestos a respaldar sus palabras con acciones mediante un despliegue de embarcaciones de la Marina Real y personal militar para aplicar las sanciones marítimas.

Sin embargo, el subjefe del directorio principal para la cooperación militar internacional del Ministerio de Defensa ruso, el teniente general Yevgeny Ilyin, dijo que las sanciones que oprimen las vidas de los norcoreanos comunes deben ser reconsideradas.

Añadió que el uso de tal "herramienta de coerción" puede provocar consecuencias negativas y el empeoramiento de la situación, señalando que la asistencia humanitaria puede ser un instrumento efectivo para alentar el diálogo sobre el control de armas.

Agregó que están preparados para respaldar lo dicho con la implementación de sanciones contra el desarrollo de armas ilegales del Norte y están comprometidos a garantizar que tales sanciones sigan vigentes durante el período que tales programas de armas existan.

La secretaria general adjunta y alta representante para Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas, Izumi Nakamitsu, dijo que, si bien la situación actual es "profundamente lamentable", la diplomacia directa entre las partes clave interesadas es el único camino efectivo a seguir.

Agregó que el sistema de la ONU puede proporcionar apoyo técnico y político, si es solicitado por las partes interesadas, incluidas en áreas como la verificación, medidas de construcción de confianza y provisión de canales de comunicación.

Los comentarios se produjeron en medio de un estancamiento en las negociaciones nucleares entre Corea del Norte y Estados Unidos, mientras Pyongyang advirtió de una "grave crisis de seguridad" en protesta contra el ejercicio combinado, realizado en agosto, entre Seúl y Washington.

Este jueves de madrugada, Corea del Norte celebró un desfile militar en Pyongyang, para conmemorar el 73er. aniversario de la fundación nacional, al cual asistió el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, aunque no fueron exhibidas nuevas armas estratégicas.

Corea del Norte organizó, por última vez, un desfile de este tipo en enero de este año, después de un congreso inusual del partido y mostró un nuevo misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM) y otros misiles balísticos avanzados.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir