Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las familias de las víctimas del trabajo forzado retiran su solicitud para embargar activos de Mitsubishi Heavy

Últimas noticias 02/09/2021 22:47
En la imagen se ilustra la sentencia de un tribunal sobre las víctimas del trabajo forzado del período colonial japonés sobre la península coreana de 1910-45.

Anyang, Corea del Sur, 2 de septiembre (Yonhap) -- Las familias de cuatro víctimas del trabajo forzado de Japón han retirado su solicitud para embargar lo que se creía que eran activos de la firma japonesa Mitsubishi Heavy Industries Ltd. en Corea del Sur, según han dicho, este jueves, fuentes legales.

Las familias presentaron, recientemente, su petición para retirar la solicitud de embargo ante la oficina de Anyang del Tribunal del Distrito de Suwon, al sur de Seúl, a través de las firmas que las representan, según las fuentes, tras conocer que los activos no pertenecían directamente a la firma japonesa.

El mes previo, las familias solicitaron al tribunal embargar los activos bajo la presunta posesión de Mitsubishi Heavy, tras afirmar que habían confirmado transacciones empresariales entre la firma japonesa y LS Mtron Ltd., un fabricante local de maquinarias industriales.

El tribunal sentenció a favor de la demanda y ordenó el embargo de unos 850 millones de wones (733.000 dólares) en bonos de LS Mtron.

Sin embargo, la firma surcoreana negó realizar negocios con Mitsubishi Heavy, diciendo al tribunal en su declaración que sus negocios solo fueron con Mitsubishi Heavy Industries Engine Systems Co. Ltd., una subsidiaria de Mitsubishi Heavy.

El representante legal de las familias dijo que, tras revisar la declaración y los documentos adjuntos, se determinó que las declaraciones de LS Mtron son ciertas.

Los demandantes habían solicitado el embargo después de que Mitsubishi Heavy se rehusara a indemnizar a las víctimas del trabajo forzado, como lo había ordenado, en 2018, el Tribunal Supremo de Corea del Sur.

Las tensiones entre Seúl y Tokio han persistido por las cuestiones relacionadas al período colonial japonés sobre la península coreana (1910-45), período en el que los coreanos fueron forzados al trabajo forzoso y a la esclavitud sexual para los soldados japoneses, entre otras cosas.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir