Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus se mantienen en el margen de 1.300 por 2º día consecutivo y la lucha contra el virus es obstaculizada por la variante Delta y los veraneantes

Últimas noticias 27/07/2021 10:17
Los ciudadanos esperan en fila para ser examinados del nuevo coronavirus, el 26 de julio de 2021, en una clínica provisional, en Seúl.

Seúl, 27 de julio (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur han permanecido en el margen de 1.300, este martes, por segundo día consecutivo, a medida que las autoridades sanitarias se esfuerzan para contener las infecciones fuera del área metropolitana de Seúl y la propagación de la variante Delta, con medidas de distanciamiento social más estrictas.

El país reportó 1.365 casos adicionales de COVID-19, incluidas 1.276 infecciones locales, elevando el número total de casos a 191.531, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra de casos diarios supuso un aumento de 47 frente al día previo.

El país añadió dos muertes más por el virus, sumando un total de 2.079. La tasa de mortalidad llegó al 1,09 por ciento.

La cifra diaria se ha mantenido por encima de 1.000 desde el 7 de julio, registrando un récord de 1.842 casos, debido a un resurgimiento de la variante Delta, altamente transmisible, en el área metropolitana de Seúl. Sin embargo, recientemente, han estado aumentando con rapidez los casos en las regiones fuera del área metropolitana, ya que las personas viajan a lugares turísticos en todo el país durante la temporada de verano.

Casi el 40 por ciento de los casos nuevos fueron procedentes de regiones fuera del área metropolitana.

En su lucha contra la cuarta ola de la pandemia, el país teme que las infecciones no hayan alcanzado el nivel más alto todavía, ya que la variante Delta, altamente transmisible, se está convirtiendo en la cepa dominante en el país, en medio de un aumento de las actividades en la temporada de vacaciones de verano.

A fin de frenar la propagación del virus, Corea del Sur extendió las medidas más severas de distanciamiento social, de nivel 4, en el área metropolitana de Seúl, durante dos semanas más, hasta el 8 de agosto. Las restricciones más estrictas de distanciamiento social prohíben las reuniones entre más de dos personas después de las 6:00 p.m. y restringen la operación de los restaurantes y cafeterías después de las 10:00 p.m., a la vez que prohíben los clubs nocturnos y bares.

El país también decidió implementar el nivel 3 de distanciamiento social en las áreas fuera de la capital, a partir de este martes, para contener mejor el virus durante la temporada de vacaciones de verano.

En virtud del nivel 3, los restaurantes y cafeterías pueden permitir que los clientes consuman dentro del recinto hasta las 10:00 p.m., y ofrecer solo servicios a domicilio o para llevar después de dicha hora. Las reuniones privadas entre más de cinco personas quedan prohibidas, mientras que los eventos masivos pueden ser organizados con menos de 50 personas.

Corea del Sur también se está esforzando para impulsar su programa de vacunación expandiendo las inoculaciones a la población más joven.

Las autoridades sanitarias dijeron, previamente, que están considerando administrar la vacuna de refuerzo a los ciudadanos después de octubre o noviembre.

La vacuna de refuerzo se refiere a una inyección adicional de la vacuna, después de la inoculación completa, con el fin de reforzar el sistema inmunológico de la gente.

Las infecciones de las áreas fuera de la capital representaron un 39,6 por ciento de los casos nuevos locales, la proporción más alta en medio de la cuarta ola de la pandemia.

La ciudad portuaria sudoriental de Busan y la provincia circundante de Gyeongsang del Sur reportaron 64 y 85 casos, respectivamente.

Entre las nuevas infecciones en el área capitalina, se reportaron 349 casos en Seúl, 364 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital, y 58 en Incheon.

Los casos importados se situaron en 89, lo que supone un fuerte aumento frente a los 54 del día anterior.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 168.629, registrando un aumento de 1.264 con respecto al día previo.

El número de pacientes en estado grave alcanzó los 269, lo que constituye una reducción de 25 con respecto al día anterior.

Los trabajadores médicos dan instrucciones a los viajeros entrantes, el 26 de julio de 2021, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir