Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El Ministerio de Defensa inicia una auditoría sobre el brote masivo de coronavirus en la unidad Cheonghae

Últimas noticias 22/07/2021 11:34
En la foto, proporcionada por el Ministerio de Defensa, los soldados desinfectan el destructor naval Munmu el Grande, en África, el 19 de julio de 2021 (hora local), después de su llegada para realizar la misión de enviar de vuelta a casa a los miembros de la tripulación de la unidad antipiratería Cheonghae, en la que se detectaron cientos de casos de marineros infectados por coronavirus. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 22 de julio (Yonhap) -- El Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha comenzado, este jueves, una inspección sobre el brote masivo de nuevo coronavirus en la unidad antipiratería Cheonghae, en el que se infectó el 90 por ciento de sus 301 miembros, lo cual obligó a que interrumpiera su misión en aguas africanas y regresara a Corea del Sur, según informaron unos funcionarios.

La oficina del inspector del ministerio investigará si el Ejército -incluidos el Estado Mayor Conjunto, la Armada, el Comando Médico de las Fuerzas Armadas y la unidad Cheonghae- respondió apropiadamente ante el brote de COVID-19 en el destructor Munmu el Grande, de 4.400 toneladas, de la unidad, según los funcionarios.

El Ejército ha recibido críticas por su respuesta inicial deficiente al brote y por no buscar activamente maneras de inocular a los marineros. Ninguno de los miembros del 34º contingente de la unidad Cheonghae había sido vacunado, dado que partieron de Corea del Sur en febrero, semanas antes de que el país comenzase la campaña de inoculación.

La unidad reportó primero seis casos de COVID-19, la semana pasada, y mediante las pruebas subsecuentes sobre todos los tripulantes se confirmó un total de 271 infecciones.

Los 301 miembros fueron evacuados, vía aérea, y regresaron, el martes, a Corea del Sur, donde fueron enviados a hospitales militares y centros de tratamiento para la cuarentena.

El viceministro de Defensa, Park Jae-min, dijo, el miércoles, que la infección masiva parece haber comenzado después de que el destructor hizo una escala en un puerto africano cercano para cargar suministros, del 28 de junio al 1 de julio.

Un día después de que el navío partiera del puerto, un oficial mostró señales de resfriado, pero simplemente se le dieron medicamentos para el mismo.

Park dijo que se necesita una investigación para averiguar la ruta exacta de infección, ya que todos los soldados portaban equipamiento de protección sanitaria cuando cargaron los suministros.

También se espera que el equipo de auditoría investigue cómo se inició el brote masivo, aunque la investigación tendrá que depender, en gran parte, de los testimonios de los marineros.

Está programado que el destructor azotado por el virus llegue a Corea del Sur alrededor de septiembre. El barco ha sido desinfectado por un nuevo equipo de marineros que navegarán en el mismo de vuelta a casa.

El ministerio dijo, este jueves, que se detectó la infección de un marinero que había dado negativo por COVID-19 previamente, lo que elevó el total de casos en la unidad a 271.

Entre el total, 17 se encuentran en hospitales, incluido uno que ha mostrado síntomas graves, mientras el resto está en centros de tratamiento. Los 30 miembros que dieron negativo también han sido puestos en aislamiento en las instalaciones de cuarentena del Ejército, dijo el ministerio.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir