Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) JCS: 247 de 301 miembros de la unidad Cheonghae dan positivo en las pruebas del coronavirus

Últimas noticias 19/07/2021 11:53
En la imagen de archivo se muestra el destructor surcoreano Munmu el Grande de 4.400 toneladas.

Seúl, 19 de julio (Yonhap) -- El Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés) ha anunciado, este lunes, que 179 miembros más de la unidad antipiratería de Corea del Sur, que se encuentra en aguas de África, han dado positivo en las pruebas del nuevo coronavirus, sumando un total de 247 casos detectados a bordo de su destructor.

Es la peor infección grupal de COVID-19, hasta el momento, en el Ejército, el cual ha sido objeto de críticas por las respuestas deficientes a la pandemia.

"Los resultados de las pruebas sobre los 301 miembros de la unidad Cheonghae mostraron que 247 dieron positivo y 50 negativo. Las muestras de otros cuatro fueron indescifrables", dijo el JCS en un comunicado.

De los cuales, 16 se encuentran actualmente en los hospitales locales para recibir tratamiento, y los restantes han estado aislados en su destructor, el Munmu el Grande, añadió.

Se espera que todos los miembros regresen a casa el martes, ya que el Gobierno decidió transportarlos, vía aérea, y despachar, el domingo, dos aviones cisterna KC-330 a África.

Un miembro necesita cuidados intensivos, pero el personal médico dijo que aún puede ser transportado vía aérea por el avión cisterna, según oficiales del JCS.

A su llegada, serán enviados a instalaciones médicas para recibir tratamiento después de someterse a otra ronda de exámenes de COVID-19, dijeron oficiales, añadiendo que el Ejército, que mantiene una cooperación estrecha con las autoridades sanitarias, está preparando medidas para garantizar su seguridad.

Su destructor será navegado hacia casa por un equipo de soldados que abandonaron el país el domingo a bordo de un petrolero.

Su regreso será alrededor de un mes antes de lo programado, lo cual supone el primer regreso temprano del contingente desde que la unidad fue desplegada por primera vez en 2009. Las tropas rotan cada seis meses para una misión antipiratería en el golfo de Adén, frente a la costa de Somalia, y alrededor del estrecho de Ormuz.

Un contingente de reemplazo está en camino después de partir a África, el mes pasado, para hacerse cargo de la misión.

El caso es la peor infección grupal en el Ejército desde que este reportó su primera infección de COVID-19 en febrero del año pasado.

La crítica ha crecido por las respuestas deficientes del Ejército a la pandemia.

Se está llevando a cabo la trazabilidad de los contactos, pero las infecciones parecen haberse iniciado después de que el buque estuviera anclado en un puerto africano, del 28 de junio al 1 de julio, para cargar suministros, según los oficiales.

Un oficial mostró síntomas de un resfriado, un día después de que el destructor partiera del puerto.

Pero se halló que el oficial recibió solo medicina contra la gripe y que no se sometió a la prueba del COVID-19 ni a la cuarentena.

Después de que una decena de marineros mostraron síntomas similares, aproximadamente una semana después, las autoridades llevaron a cabo los exámenes del virus con kits de prueba rápida, que mostraron un resultado negativo, en lugar de las pruebas más precisas de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Sin embargo, las muestras de seis personas fueron enviadas a un país cercano para ser sometidas a pruebas PCR, y se confirmó, el martes, que estaban infectados con el coronavirus, según los oficiales.

Las autoridades han sido objeto de críticas por no buscar activamente medidas para inocular a los miembros de la unidad, considerando que ninguno de ellos había sido vacunado, ya que partieron de Corea del Sur justo antes de que el país iniciase su campaña de vacunación.

Un funcionario del Ministerio de Defensa dijo que revisarán y complementarán las directrices militares sobre el manejo de las tropas en el extranjero, incluida la forma de responder a las enfermedades infecciosas.

Hasta el momento, alrededor de 73 por ciento de unos 1.300 soldados que están operando las misiones en el extranjero, han sido vacunados completamente, incluidos todos los miembros del nuevo contingente de la unidad Cheonghae, según el ministerio.

Un avión cisterna multipropósito KC-330 despega del Aeropuerto Internacional de Gimhae, en la ciudad portuaria suroriental de Busan, el 18 de julio de 2021, para traer de vuelta a casa a los miembros pertinentes a la unidad Cheonghae, que está operando una misión antipiratería frente a la costa de África, después de que la unidad reportase una masiva infección del COVID-19.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir