Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(ANÁLISIS) Moon concluye su visita a Europa destacada por la cumbre del G-7 y los lazos mejorados con Austria y España

Últimas noticias 17/06/2021 21:56
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (cuarto por la dcha.), posa ante la cámara, el 12 de junio de 2021 (hora local), durante una sesión de fotos de los participantes de la cumbre del Grupo de los 7 (G-7), en Cornualles, el Reino Unido.

Barcelona, 17 de junio (Cuerpo de prensa conjunto-Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha regresado a Seúl, este jueves, después de un viaje de una semana a Europa, durante el cual se centró en dejar claro el compromiso de Seúl de desempeñar un papel más importante en asuntos globales y mejorar los lazos estratégicos con Austria y España.

El fin de semana pasado, Moon se unió a una cumbre del Grupo de los 7 (G-7) en Cornualles, el Reino Unido, como invitado.

El mandatario también recibió una invitación para participar en la cumbre del G-7 del año pasado, programada para ser organizada por Estados Unidos, pero esta fue cancelada debido a la pandemia de coronavirus.

La oficina presidencial, Cheong Wa Dae, dijo que esto refleja el reconocimiento global de la campaña de paz de Corea del Sur, las hazañas en la lucha contra el COVID-19 y los esfuerzos para abordar el cambio climático.

Un funcionario de alto rango de Cheong Wa Dae dijo a los reporteros que la invitación del G-7 por segundo año consecutivo es vista como un reflejo de un consenso entre los principales miembros del G-7, incluidos EE. UU. y el Reino Unido, de que la participación de Corea del Sur es crucial.

Moon asistió a sesiones plenarias ampliadas sobre salud, sociedades abiertas y clima. También mantuvo una serie de diálogos uno a uno con sus homólogos de Australia, Alemania, el Reino Unido, Francia y de la Unión Europea.

Al desempeñar un "papel sustantivo" y hacer una contribución a los esfuerzos globales para resolver tales asuntos pendientes, el presidente ha ampliado "nuestros horizontes diplomáticos en un escalón", según añadió el funcionario.

Moon también aprovechó su primer viaje a Europa, en medio de la crisis del coronavirus, para la "diplomacia de las vacunas" al reunirse en persona con el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Claude Roland Soriot, en la comarca británica de Cornualles. También habló, por videoconferencia, con el CEO del grupo biotecnológico alemán CureVac, Franz-Werner Haas, sobre la apuesta de Corea del Sur para convertirse en un centro mundial de producción de vacunas.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (tercero por la izda.), asiste a una sesión plenaria de la cumbre del Grupo de los 7 (G-7), el 13 de junio de 2021 (hora local), organizada en Cornualles, el Reino Unido, junto a otros líderes mundiales, incluido el primer ministro japonés, Yoshihide Suga (dcha.).

En la sesión del G-7 sobre salud, el presidente surcoreano desveló el plan de Seúl de ofrecer 100 millones de dólares en ayudas, este año, al compromiso anticipado de mercado (CAM), una plataforma multilateral destinada a garantizar el acceso de los países en vías de desarrollo a las vacunas contra el coronavirus, del proyecto global de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conocido como COVAX Facility. Moon también dijo que Seúl proporcionaría dinero en efectivo o materiales por valor de 100 millones de dólares en ayuda adicional el próximo año.

El líder nacional está fortalecido por un reciente acuerdo cumbre alcanzado en la Casa Blanca con el presidente de EE. UU., Joe Biden, sobre una "asociación global de vacunas integral" entre los aliados.

La sesión del G-7 preparó el escenario para la primera reunión de Moon con el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, quien asumió el cargo en septiembre del año pasado, con los lazos Seúl-Tokio en un prolongado estancamiento por la historia compartida.

Moon buscó diálogos bilaterales formales o una reunión informal con Suga al margen de la cumbre del G-7. Sin embargo, según los informes, Suga evitó la reunión por separado con Moon.

El domingo, dejando el Reino Unido, Moon dijo en una publicación de redes sociales que, el sábado, justo antes del comienzo de la sesión ampliada del G-7, intercambió saludos con Suga, refiriéndose al encuentro como una ocasión "valiosa" que podría servir como un nuevo comienzo en términos de las relaciones Seúl-Tokio.

El mandatario lamentó que las conversaciones con Suga no se celebrasen al final.

No está claro si el mandatario surcoreano asistirá a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio, programados para finales de julio. Cheong Wa Dae dijo que Corea del Sur continuará el diálogo y las consultas con Japón "con una actitud abierta" con el propósito de una mejora "con miras al futuro" en las relaciones bilaterales.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), saluda al canciller austríaco, Sebastian Kurz, el 14 de junio de 2021 (hora local), durante su visita de Estado al país europeo.

Otro dilema para Seúl son las preocupaciones abiertas de Pekín sobre su posición estratégica entre las superpotencias globales. China sospecha que el G-7 -formado por EE. UU., Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido- está intentando formar una coalición más amplia en su contra.

Esto significa una mayor urgencia para que Corea del Sur organice la visita acordada por el presidente chino, Xi Jinping, al país, pospuesta debido al COVID-19.

Las dos partes están en continuas consultas sobre el tema de la visita de Xi, segúnla fuente de Cheong Wa Dae, quien habló sobre la habitual condición de anonimato.

Se espera que las discusiones relacionadas "se especifiquen" de acuerdo con los cambios en las situaciones del coronavirus.

Corea del Sur mantiene una posición para fortalecer, simultáneamente, su alianza estratégica con EE. UU. y su asociación de cooperación estratégica con China, señaló el funcionario.

Tras su asistencia a la cumbre del G-7, el presidente voló a Austria para una visita de Estado de tres días. Este fue el primer viaje oficial de un presidente surcoreano desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales, en 1892.

Moon tuvo una cumbre con el presidente austríaco, Alexander Van der Bellen, en Viena. En una conferencia de prensa conjunta, Moon extendió otra propuesta hacia Corea del Norte. El mandatario afirmó que Seúl impulsará de manera proactiva la cooperación con Pyongyang en el suministro de la vacuna contra el COVID-19 si el régimen está de acuerdo.

Luego, el líder surcoreano mantuvo diálogos con el canciller Sebastian Kurz y acordó elevar el nivel de cooperación entre Corea del Sur y Austria a una "asociación estratégica".

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), y el rey de España, Felipe VI, asisten a la cena de inauguración, el 16 de junio de 2021 (hora local), del Círculo de Economía, en Barcelona.

El martes, Moon llegó a España también para realizar una visita de Estado, convirtiéndose en el primer líder surcoreano en hacerlo en 14 años.

El presidente fue recibido por el rey Felipe VI, en el Palacio Real de Madrid, y mantuvo conversaciones con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, en las que también acordaron elevar las relaciones de sus países a una asociación estratégica.

Moon enfatizó el gran potencial para la expansión de las asociaciones de las dos partes, especialmente en las bajas emisiones de carbono y en la economía digital, ya que tienen negocios complementarios con fortalezas.

Asimismo, el mandatario asistió a la cena de apertura de un foro económico español anual, en Barcelona, junto con el rey.

No había una terminología diplomática específica para describir las relaciones bilaterales de Corea del Sur con Austria o España.

La elevación del estado de las relaciones pretende reforzar los lazos de cooperación bilaterales "generales" con las dos naciones europeas, un punto de partida para una cooperación estrecha para superar la pandemia y prepararse para la era poscoronavirus, según Cheong Wa Dae.

El viaje del presidente surcoreano a Europa ha servido como una oportunidad para "confirmar un cambio en el estatus de Corea del Sur a través de los ojos de otras naciones", añadió la oficina presidencial.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir