Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los surcoreanos comienzan a recibir la vacuna de Janssen con la esperanza de volver a la normalidad

Últimas noticias 10/06/2021 20:59
Un hospital en el centro de Seúl está abarrotado de personas, el 10 de junio de 2021, esperando recibir la vacuna contra el coronavirus de Janssen, de Johnson & Johnson.

Seúl, 10 de junio (Yonhap) -- Los surcoreanos han comenzado a recibir, este jueves, la vacuna contra el coronavirus de Janssen de Johnson & Johnson, proporcionada por Estados Unidos, con la mayoría teniendo la esperanza de un inminente regreso a la vida normal.

La vacuna de Janssen, la cuarta que se importa a Corea del Sur después de las vacunas de AstraZeneca, Pfizer y Moderna, recibe el nombre de "vacuna de una sola inyección", ya que se administra en una sola dosis. Otras vacunas requieren dos dosis.

De conformidad con un acuerdo cumbre, el mes pasado, entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el presidente estadounidense, Joe Biden, el 5 de junio llegaron al país 1,01 millones de dosis de la vacuna de Janssen. El Gobierno surcoreano dijo que la vacuna de Janssen se administrará a 894.000 personas relacionadas con el Ejército, incluidos reservistas y miembros de defensa civil entre los 30 y los 60 años de edad. Las reservas para 900.000 dosis se completaron en 18 horas el 1 de junio.

Una clínica en Incheon, al oeste de Seúl, estuvo llena todo el día con hombres jóvenes esperando la inyección de la vacuna de Janssen. Un trabajador de la clínica dijo que hoy inocularon a 91 personas con las vacunas de Janssen y que otras 100 personas reservaron una cita de vacunación para el día siguiente.

A pesar de la preocupación por los efectos secundarios de algunas vacunas, un número creciente de surcoreanos cansados ​​de los prolongados brotes de COVID-19 desean vacunarse para volver a la vida normal. En abril, la vacuna de Janssen se detuvo temporalmente en EE. UU. debido a inusuales casos de coágulos sanguíneos graves en mujeres que habían recibido dicha vacuna.

Un surcoreano de 33 años apellidado Lee, miembro del cuerpo de defensa civil, dijo que escuchó que la vacuna de Janssen tiene una efectividad de alrededor del 60 por ciento en la prevención del COVID-19, pero que considerando los beneficios de la inmunidad colectiva cree que es mejor vacunarse, ya que desea que la crisis del coronavirus termine pronto.

Otro miembro del cuerpo de defensa civil, Joo Seung-hoon, de 35 años, dijo que estaba nervioso por una vacuna que aún no se ha probado completamente, pero que decidió vacunarse debido a su deseo de llevar una vida cotidiana normal.

Otra persona de 35 años, identificado solo por su apellido, Park, quien recibió la vacuna de Janssen en un hospital en la ciudad sudoccidental de Jeonju, dijo que espera poder quitarse la mascarilla y jugar al futsal con sus amigos pronto, ya que las autoridades, presuntamente, planean permitir que, a partir de julio, las personas vacunadas puedan realizar actividades al aire libre sin mascarillas.

Lee Sang-eun, un residente de 39 años en la ciudad suroriental de Changwon, también miembro del cuerpo de defensa civil, dijo que se siente afortunado de recibir la vacuna de Janssen ya que se casará el próximo mes. Lee añadió que se sintió un poco acalorado y con un ligero dolor en el momento en que recibió la vacuna de Janssen.

Un ciudadano de Changwon, en el sureste de Corea del Sur, recibe, el 10 de junio de 2021, la vacuna contra el coronavirus de Janssen de Johnson & Johnson.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir