Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Campbell: La cumbre Moon-Biden producirá 'asociaciones tangibles' en las cadenas de suministro

Nacional 19/05/2021 06:02
Esta foto de archivo muestra a Kurt Campbell, coordinador de políticas de la Casa Blanca para el Indopacífico.

Washington, 18 de mayo (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, discutirán las formas de abordar la escasez de vacunas contra el coronavirus en Corea del Sur y forjarán "asociaciones tangibles" en las cadenas de suministro de semiconductores, según ha dicho, el martes (hora local), el coordinador de políticas de la Casa Blanca para el Indopacífico, Kurt Campbell.

Moon tiene previsto visitar Estados Unidos para celebrar sus primeros diálogos presenciales con Biden, programados para el viernes, donde se estima que la cooperación en las vacunas contra el coronavirus y el suministro de semiconductores sean los temas principales de la agenda, junto con la forma de tratar con Corea del Norte.

"Tanto la ROK como EE. UU. son naciones líderes en tecnología a nivel mundial y planeamos discutir nuevas formas para que nuestros países trabajen juntos en estas cuestiones importantes", dijo el diplomático sobre la cooperación en semiconductores entre ambas naciones, en una entrevista exclusiva realizada, por escrito, con la Agencia de Noticias Yonhap. La ROK son las siglas del nombre oficial de Corea del Sur: la República de Corea.

Campbell añadió que se está haciendo frente a desafíos comunes en este caso y que los resultados de la cumbre incluirán asociaciones tangibles para abordar la seguridad en la cadena de suministro y mejorar la cooperación pública y privada en tecnologías avanzadas. El funcionario no detalló las "asociaciones" a las que hizo referencia.

La cumbre de esta semana tiene lugar en un momento en el que Washington tiene problemas por una escasez de semiconductores, en medio de una recuperación económica más rápida de lo esperado de la pandemia del coronavirus. Seúl, entre tanto, ha estado solicitando la asistencia estadounidense para solucionar la escasez de vacunas contra el COVID-19.

Durante una reunión presidida, el 12 de abril, por el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, el presidente estadounidense había solicitado, personalmente, un aumento en la inversión en semiconductores y otras industrias de alta tecnología a 19 firmas mundiales, incluido el gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics Co.

Según Campbell, la cumbre demostrará que las dos democracias avanzadas, economías líderes y potencias tecnológicas están una junto a la otra para luchar contra algunos de los desafíos más apremiantes de estos tiempos.

La cumbre inminente solo será la segunda reunión bilateral en persona de Biden con un líder extranjero.

Otra cuestión a tratar serán las formas de que EE. UU. ayude a Corea del Sur con la escasez de vacunas.

Campbell dijo que está seguro de que los líderes discutirán las formas de que Washington asista a Seúl en su lucha contra el coronavirus, además de las formas de que los dos países trabajen juntos, y a través de foros multilaterales, para ayudar a otros a vencer la pandemia.

Seúl propuso, previamente, un acuerdo de intercambio de vacunas con Washington, mediante el cual EE. UU. proporcionaría vacunas contra el COVID-19 a Corea del Sur, que serían devueltas en su totalidad, posteriormente, cuando llegasen las vacunas surcoreanas al país.

En cuanto a la posibilidad de convertir a Corea del Sur en un centro de producción de vacunas para Asia, Campbell dijo que los dos líderes podrían discutir también la forma de impulsar la producción de las mismas.

Haciendo referencia al reciente apoyo estadounidense al levantamiento de los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus, para impulsar su producción mundial, Campbell dijo que la prioridad principal es salvar vidas y acabar con la pandemia en EE. UU. y en todo el mundo. Igualmente, el diplomático reconoció que dicha medida por sí sola no dará como resultado la escala y velocidad necesarias para la producción de las vacunas suficientes para acabar con la pandemia.

Por dicho motivo, Campbell dijo que se están explorando diversas series de opciones para ayudar a incrementar la producción y distribución de las vacunas en todo el mundo. Tanto Corea del Sur como EE. UU. son grandes productores de vacunas, según el estadounidense, por lo que deberían trabajar conjuntamente hacia el impulso del suministro mundial de las vacunas contra el coronavirus.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir