Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El Departamento de Estado de EE. UU. dice que Corea del Norte sigue restringiendo estrictamente la libertad de religión

Últimas noticias 13/05/2021 09:17
La imagen, capturada del sitio web del Departamento de Estado de EE. UU., muestra a su secretario, Antony Blinken, hablando sobre la publicación del Informe sobre la Libertad Religiosa Internacional 2020, en una conferencia de prensa, el 12 de mayo de 2021 (hora local), en el Departamento de Estado, en Washington. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 12 de mayo (Yonhap) -- Corea del Norte sigue limitando estrictamente los derechos humanos básicos de su pueblo, incluida la libertad de religión, mientras que se cree que 200.000 de sus ciudadanos están encerrados en campos de prisioneros por sus creencias, dijo, el miércoles (hora local), el Departamento de Estado de EE. UU.

En su reporte anual sobre la libertad de culto, el Departamento de Estado también señaló que el Gobierno norcoreano sigue participando activamente o tolerando graves violaciones a la libertad de religión.

"Desde 2001, la RPDC ha sido designada como un 'país de especial preocupación' (CPC, según sus siglas en inglés) bajo la Ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998, por haber cometido o tolerado violaciones a la libertad de religión particularmente severas", dijo el reporte. La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte: la República Popular Democrática de Corea.

En diciembre, el Departamento de Estado volvió a designar a Corea del Norte como un violador estatal de la libertad de religión por 19º año consecutivo.

El departamento dijo que su reporte se basa, en parte, en información proporcionada por organizaciones no gubernamentales (ONG), que a veces no puede ser verificada de forma independiente debido al acceso extremadamente limitado a países como Corea del Norte.

El informe señaló que múltiples fuentes indican que la situación no ha cambiado desde la publicación del reporte de 2014 por parte de la Comisión de Investigación (COI) de la ONU sobre los Derechos Humanos en la RPDC. Agregó que, en mayo, la ONG Solidaridad Cristiana Mundial (CSW) estimó que 200.000 personas se encuentran encarceladas en campos de prisioneros, muchas de ellas por ser cristianas.

El Departamento de Estado dijo que EE. UU. sigue interactuando con otros países para expresar sus preocupaciones compartidas sobre la libertad religiosa en Corea del Norte.

El reporte dijo que Washington copatrocinó la resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU, en diciembre, que condenó las violaciones de los derechos humanos "prolongadas, sistemáticas, generalizadas y graves" por parte de Pyongyang y expresó su profunda preocupación sobre los abusos, incluida la imposición de la pena de muerte por razones religiosas y las restricciones sobre la libertad de conciencia, religión o creencia.

Añadió que EE. UU. expresó su preocupación sobre la libertad de religión en el Norte en otros foros multilaterales y discusiones bilaterales con otros Gobiernos, en particular, con aquellos que tienen relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

EE. UU. no tiene relaciones diplomáticas con el Norte.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir