Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Moon dice que la política inmobiliaria es la razón clave de la derrota en las elecciones parciales

Nacional 10/05/2021 15:50
El presidente, Moon Jae-in, habla con los reporteros, el 10 de mayo de 2021, en la sala de prensa Chunchugwan, en Cheong Wa Dae, Seúl.

Seúl, 10 de mayo (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha acordado, este lunes, modificar algunas de sus políticas inmobiliarias, a las que nombró la principal razón del "castigo severo" de los votantes contra su partido en las recientes elecciones parciales.

Durante una conferencia de prensa en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, que fue celebrada para conmemorar el cuarto aniversario de su investidura, Moon dijo que su Gobierno ha fracasado en lograr el objetivo de estabilizar los precios de las propiedades y el Partido Democrático (DP, según sus siglas en inglés) recibió un castigo severo por ello.

Moon eligió el problema del sector inmobiliario cuando un reportero le preguntó cuál había sido el fracaso "más lamentable" de sus políticas de los cuatro últimos años.

Los fracasos de las políticas de la Administración Moon para frenar los crecientes precios inmobiliarios han sido culpados de la derrota aplastante del DP en las elecciones parciales a las alcaldías de Seúl y Busan del 7 de abril, que se consideran un barómetro clave de las preferencias de los votantes para las elecciones presidenciales del próximo año.

Señaló que también se vieron afectados por el escándalo de corrupción que involucró a funcionarios del desarrollador de viviendas estatal, la Corporación de Tierra y Vivienda de Corea del Sur (LH).

El presidente comparó la derrota electoral con recibir una paliza con "tablillas de bambú".

Moon mencionó la necesidad de modificar algunas medidas de políticas relacionadas con el sector inmobiliario, incluidas las regulaciones hipotecarias y los aumentos de impuestos, a fin de ayudar a aquellos que no son propietarios de sus residencias o que solo poseen una, lo cual es un asunto que será discutido detalladamente entre el DP, el Gobierno y Cheong Wa Dae.

Sin embargo, desestimó la posibilidad de cambiar la iniciativa subyacente de frenar la especulación inmobiliaria y expandir el suministro de hogares.

Cuando se le preguntó sobre un llamamiento para otorgar un indulto presidencial especial al vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, encarcelado por un caso de soborno, Moon dijo que tomará una decisión tras escuchar opiniones públicas suficientes.

Agregó que la necesidad de mejorar aún más la competitividad en la industria de semiconductores surcoreana es un hecho claro, ya que se está intensificando la competencia global de los chips. Sin embargo, señaló que debe considerar la justicia, los precedentes relacionados y el consenso público.

También mantuvo una postura prudente sobre la posibilidad de otorgar indultos especiales a los dos expresidentes encarcelados -Lee Myung-bak y Park Geun-hye-.

Moon aclaró su visión sobre otro asunto políticamente conflictivo, las llamadas "bombas de mensajes de texto" dirigidas a políticos que están en desacuerdo con las políticas del mandatario. Algunos partidarios de línea dura de Moon han sido acusados de enviar mensajes de texto con lenguaje abusivo y calumnias a los teléfonos de los críticos con el presidente o a aquellos que consideran poco cooperativos.

Varios observadores dicen que tales actos han dañado las discusiones libres y democráticas dentro del gobernante DP y provocado la disminución del apoyo público.

Moon dijo que es natural que las personas expresen sus opiniones a través de mensajes de texto en la era de los medios sociales.

Sin embargo, pidió a los simpatizantes que expresen sus opiniones de una forma más "amable y persuasiva", señalando que sería difícil ganar apoyo o simpatía mediante mensajes "duros y groseros".

El presidente defendió sus polémicas nominaciones de tres funcionarios para que lideren los Ministerios de Ciencia y TIC, de los Océanos y la Pesca y de Tierra, Infraestructura y Transporte.

La Asamblea Nacional sostuvo las audiencias de confirmación de los funcionarios, la semana pasada, pero la oposición están demandando que Moon retire las nominaciones, en medio de presuntas faltas éticas.

Moon dijo que los eligió en consideración de su habilidad y experiencia y agregó que esperará un día más para que se sostengan las discusiones pertinentes en el Parlamento, antes de reconfirmar su nominación.

Mientras tanto, al realizar un discurso especial, previamente, este día, Moon prometió esfuerzos supremos para acelerar aún más la campaña de vacunación contra el COVID-19 y la recuperación económica.

El mandatario dijo que se movilizarán todas las capacidades del Gobierno y se mejorará la vitalidad del sector privado para que la economía de Corea del Sur pueda alcanzar un crecimiento mayor al 4 por ciento por primera vez en 11 años.

Por otro lado, señaló que el Gobierno completará la administración de la primera dosis de la vacuna a todas las personas elegibles para finales de septiembre, garantizando que se consiga la inmunidad colectiva antes del transcurso del mes de noviembre, que era el objetivo inicial.

Sobre el proceso de paz estancado en la península coreana, Moon reafirmó el compromiso para cooperar estrechamente con el presidente estadounidense, Joe Biden. Citó un plan para su primera cumbre presencial con Biden, que se llevará a cabo, a finales de mayo, en la Casa Blanca.

Moon dijo que la alianza Seúl-Washington se consolidará mediante la cumbre bilateral, programada para finales de mayo, agregando que restaurarán el diálogo entre las dos Coreas y entre Corea del Norte y Estados Unidos y encontrarán una forma de tomar de nuevo un paso hacia la cooperación pacífica al coordinar más estrechamente las políticas sobre Pyongyang.

Agregó que no será "presionado por el tiempo" ni será impaciente, en su último año en el cargo.

Asimismo, dijo que, si se presenta la oportunidad de "reiniciar el reloj de la paz" y avanzar en el proceso de paz en la península coreana, hará "todo lo posible" por conseguirlo.

El presidente, Moon Jae-in, realiza un discurso especial, el 10 de mayo de 2021, en la sala de prensa Chunchugwan, en Cheong Wa Dae, Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir