Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Los cancilleres del G-7 urgen a Corea del Norte a regresar al diálogo

Nacional 06/05/2021 09:23
La imagen gráfica muestra al presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un (izda.), y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Washington, 5 de mayo (Yonhap) -- Los jefes diplomáticos de los países del Grupo de los 7 (G-7) han urgido a Corea del Norte, el miércoles (hora local), a regresar al diálogo sobre el fin de su programa nuclear, mientras que también instaron a Pyongyang a participar en el diálogo intercoreano.

Los ministros de Asuntos Exteriores del G-7 también expresaron su apoyo a los esfuerzos de Estados Unidos para desnuclearizar la península coreana diplomáticamente.

En un comunicado conjunto, emitido al final de la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores y de Desarrollo del G-7, en Londres, los cancilleres dijeron que instan a la RPDC a abstenerse de toda provocación y a participar en un proceso diplomático con el objetivo explícito de la desnuclearización. Agregaron que siguen comprometidos a la meta de lograr el abandono completo, verificable e irreversible de todas las armas de destrucción masiva y los programas de misiles balísticos ilegales de la RPDC, conforme con la resolución pertinente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte, la República Popular Democrática de Corea.

El comunicado conjunto agregó que acogen con agrado la preparación de Estados Unidos para continuar los esfuerzos pertinentes y siguen comprometidos a proporcionar apoyo.

La reunión de Londres involucró a los jefes diplomáticos de los países del G-7, incluidos el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, así como los de Corea del Sur, la India, Australia y Brunéi, que participaron por invitación.

La reunión se produjo después de que EE. UU. dijera, el viernes (hora estadounidense), que la revisión exhaustiva de su política sobre Corea del Norte había concluido y que su nuevo enfoque hacia Pyongyang buscará formas "calibradas y prácticas" para progresar hacia la desnuclearización completa de la península coreana.

Para tal fin, los ministros del G-7 subrayaron la necesidad de implementar completamente las resoluciones del CSNU sobre Corea del Norte.

Añadieron que es crítico que las sanciones sobre el desarrollo ilegal de armas de la RPDC permanezcan impuestas mientras tales programas existan. Lamentaron que la RPDC no haya tomado acciones "concretas y verificadas" hacia la desnuclearización y urgieron a Pyongyang a cumplir con todas sus obligaciones internacionales.

También apoyaron la resolución pacífica de las tensiones en la península coreana e instaron a la RPDC a reanudar el diálogo intercoreano.

Corea del Norte ha boicoteado cualquier diálogo significativo con Corea del Sur y EE. UU. desde que la cumbre de Hanói, en febrero de 2019, entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, terminó sin acuerdos.

La Administración actual del presidente de EE. UU., Joe Biden, ha dicho que ha estado contactando con Corea del Norte para dialogar, desde mediados de febrero, pero Pyongyang sigue sin responder.

Los ministros del G-7 dijeron que siguen profundamente preocupados por los relatos documentados de violaciones y abusos de los derechos humanos en la RPDC, incluida la extensa red de campos de prisioneros políticos del régimen, mientras instaron a Pyongyang a permitir el acceso de un relator especial de la ONU.

El comunicado también señaló que permanecen alarmados por la precaria situación humanitaria en el país, que es el resultado de la decisión del régimen norcoreano de priorizar sus programas ilegales de armas de destrucción masiva (ADM) y misiles balísticos sobre el bienestar de su propio pueblo.

Añadió que, tras el cierre de las fronteras de la RPDC y ante la falta de información sobre las condiciones del país, se encuentran muy preocupados por el bienestar de las comunidades vulnerables, en particular, de su acceso a una nutrición adecuada, agua potable e instalaciones médicas.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir