Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Corea del Sur se enfrenta a una inminente escasez de vacunas contra el COVID-19

Últimas noticias 02/05/2021 16:02
En la fotografía, proporcionada por el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, un oficial de la Armada recibe la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca, el 28 de abril de 2021, en un centro de vacunación en una base naval de Jinhae, en la costa sudoriental del país.

Seúl, 2 de mayo (Yonhap) -- Corea del Sur podría enfrentarse pronto a una escasez de vacunas contra el COVID-19, ya que queda menos del 10 por ciento de las dosis de la vacuna de AstraZeneca en el país, dijo, este domingo, la autoridad sanitaria, aumentando las preocupaciones por los retrasos en el calendario de vacunación del país.

La nación ha conseguido, hasta el momento, 2 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, y 1,82 millones de personas han recibido su primera dosis del régimen de dos inyecciones, a fecha de este domingo, dijo el grupo de trabajo de gestión de la vacunación contra el COVID-19.

Solo quedan 176.761 dosis, o el 8,8 por ciento del total. Podrían administrarse a unas 200.000 personas si se utilizan jeringas de espacio muerto reducido (LDS, según sus siglas en inglés), que están diseñadas para maximizar el número de receptores.

Teniendo en cuenta que se ha inoculado a más de 100.000 personas al día durante las últimas semanas, se espera que las dosis restantes se agoten en menos de dos días, a menos que se entreguen viales adicionales dentro de varios días.

La autoridad sanitaria dijo, anteriormente, que obtendrá, para junio, 8,67 millones de dosis adicionales de AstraZeneca y a través del proyecto mundial de vacunas COVAX Facility, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero aún no ha revelado un calendario detallado.

El mes pasado, el equipo de coordinación de la vacunación recomendó que las personas recibieran la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca dentro de un plazo de 11 a 12 semanas después de la primera dosis, lo que supone un período más corto con respecto a las 8 a 12 semanas que aconsejó anteriormente, para aumentar su eficacia y teniendo en cuenta el suministro de la vacuna.

Dado que los funcionarios sanitarios comenzaron a administrar la vacuna de AstraZeneca el 26 de febrero, quienes hayan recibido la primera dosis deberán recibir la segunda inyección a partir del 14 de mayo, lo que podría complicar el calendario de vacunación.

Las dosis de la vacuna de AstraZeneca se han administrado a los residentes y empleados de las residencias de ancianos menores de 65 años y a los trabajadores sanitarios en los hospitales generales, en la primera fase de la inoculación; y los farmacéuticos, pacientes con enfermedades renales crónicas, policías, bomberos y soldados son elegibles ahora para la vacuna. Los menores de 30 años están excluidos de la lista, debido a las preocupaciones sobre coágulos sanguíneos inusuales.

Las dosis de Pfizer se administraron por primera vez a los trabajadores sanitarios de primera línea en los hospitales designados para el tratamiento del COVID-19, y los mayores de 75 años comenzaron a recibir las inyecciones a partir del mes pasado. Pfizer recomienda un intervalo de tres semanas entre las dos dosis.

La autoridad sanitaria dijo, el viernes, que solicitó a los centros de vacunación que se abstuvieran de recibir más reservas para la primera inyección de Pfizer del grupo de la tercera edad, citando "un desequilibrio temporal de suministro".

Los envíos de vacunas más lentos de lo esperado plantean preocupaciones sobre la viabilidad del plan del país para vacunar a 12 millones de personas para finales de junio, en un intento de lograr la inmunidad colectiva para noviembre.

Un total de 3,35 millones de personas han recibido al menos su primera dosis de las vacunas desde que el país inició su programa de vacunación el 26 de febrero, lo que representa el 6,6 por ciento de la población total, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA).

La vacuna de AstraZeneca se ha administrado a 1,82 millones de personas, mientras que 1,56 millones han recibido la de Pfizer, dijo la KDCA.

El país ha asegurado, hasta el momento, el acceso temprano a las vacunas para 99 millones de personas, casi el doble de su población, de COVAX y cinco compañías farmacéuticas: Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Novavax y Janssen de Johnson & Johnson.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir