Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) La hermana del líder norcoreano advierte a Corea del Sur de las consecuencias por no detener los panfletos de propaganda

Corea del Norte 02/05/2021 14:38
En la foto de archivo, fechada el 2 de marzo de 2019, Kim Yo-jong, hermana del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y actualmente vicedirectora de departamento del gobernante Comité Central del Partido de los Trabajadores, visita el mausoleo de Ho Chi Minh en Hanói, Vietnam.

Seúl, 2 de mayo (Yonhap) -- Kim Yo-jong, la hermana del presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha criticado severamente a Corea del Sur, este domingo, por no detener los panfletos anti-Pyongyang enviados, la semana pasada, por un grupo de desertores, calificándolo de "provocación intolerable" y advirtiendo de "una acción correspondiente".

Kim realizó las declaraciones en un comunicado emitido por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés), diciendo que el Gobierno de Corea del Sur "nuevamente no detuvo los actos imprudentes", y expresó su "desagrado" por el asunto.

"Los 'desertores del Norte' en Corea del Sur volvieron, recientemente, a esparcir panfletos contra la RPDC, una provocación intolerable en su contra", dijo Kim en el comunicado. "Sin embargo, las autoridades surcoreanas no detuvieron, de nuevo, los actos imprudentes de los 'desertores del Norte', pasándolos por alto", agregó.

La RPDC son las siglas de la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

La hermana del líder dijo que ya no pueden permanecer como espectadores, ocultando el descontento por actos tan sórdidos, y que consideran las maniobras cometidas por los "desechos humanos" en el Sur como una grave provocación contra su Estado, agregando que buscarán las acciones correspondientes, sin detallar cuáles podrían ser tales acciones.

La organización Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, liderada por el desertor norcoreano Park Sang-hak, afirmó que había enviado a Corea del Norte 10 globos grandes, que transportaban alrededor de 500.000 panfletos, junto con 500 folletos y 5.000 billetes de un dólar, desde áreas fronterizas no identificadas.

Este fue el primer acto de este tipo desde que entró en vigor la prohibición del Gobierno surcoreano sobre la distribución de estos panfletos, a finales de marzo.

La prohibición se produjo meses después de que Corea del Norte volara por los aires una oficina de enlace intercoreana en la ciudad fronteriza de Kaesong, un símbolo del deshielo en las relaciones intercoreanas, airada por el hecho de que Corea del Sur no detuviera la distribución de los panfletos.

Los críticos han afirmado que la legislación equivale a ceder a la presión del Norte.

El Gobierno surcoreano ha dicho que la prohibición es necesaria para proteger las vidas y la seguridad de los residentes que viven en las áreas fronterizas, ya que esos panfletos, que a menudo se burlan de los líderes y el régimen de Corea del Norte, podrían provocar a Pyongyang.

Horas después de la declaración, el Ministerio de Unificación surcoreano, a cargo de los asuntos transfronterizos, instó a todos, incluido el Norte, a abstenerse de acciones que podrían elevar las tensiones en la península coreana, prometiendo continuar sus esfuerzos para establecer la paz y avanzar en las relaciones intercoreanas.

El ministerio también reiteró que está realizando una investigación con las autoridades pertinentes acerca de las afirmaciones sobre el envío de panfletos, realizadas la semana pasada, mientras que manifestó que la prohibición sobre dichos envíos debe ser observada de conformidad con su propósito de proteger la seguridad y las vidas de los ciudadanos que residen en las áreas fronterizas.

Park Sang-hak, jefe de Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, un grupo activista anti-Pyongyang, sostiene una pancarta denunciando al líder norcoreano, Kim Jong-un, en esta foto proporcionada por el desertor convertido en activista. El 30 de abril de 2021 afirmó que, del 25 al 29 de abril, su organización envió globos con folletos anti-Pyongyang en áreas no reveladas que limitan con Corea del Norte. El acto viola una ley, que fue promulgada por la aprobación unilateral del gobernante Partido Democrático de un proyecto de ley relacionado, el 14 de diciembre de 2020, en la Asamblea Nacional, a pesar de la fuerte objeción del partido opositor. (Prohibida su reventa y archivo)

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir