Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de los 600 debido a menos pruebas y el país se enfoca en un despliegue estable de las vacunas

Últimas noticias 19/04/2021 16:16
Los trabajadores sanitarios recolectan muestras de estudiantes y profesores, el 19 de abril de 2021, en una clínica provisional de exámenes, instalada en una escuela primaria en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

Seúl, 19 de abril (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus de Corea del Sur han caído por debajo de 600, este lunes, por primera vez en seis días, debido, principalmente, a menos pruebas realizadas durante el fin de semana, en medio de las crecientes preocupaciones sobre la cuarta ola de la pandemia, mientras que el país se esfuerza para que más personas sean vacunadas.

Corea del Sur reportó 532 casos más del COVID-19, incluidas 512 infecciones locales, lo que elevó el número total de casos a 114.646, dijo la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra de este lunes disminuyó drásticamente en comparación con los 672 del día previo.

La cifra diaria se situó por encima de los 600 la semana pasada, ya que las actividades de las personas aumentaron en primavera, lo que podría provocar otra ola de la pandemia.

El país agregó cuatro muertes más por COVID-19, aumentando el total a 1.801. La tasa de mortalidad alcanzó el 1,57 por ciento.

El país decidió, la semana pasada, mantener el nivel actual de distanciamiento social, hasta el 2 de mayo, con el fin de contener el virus, mientras impuso más restricciones a los establecimientos de entretenimiento, como los clubs nocturnos y bares.

El área metropolitana de Seúl, donde reside la mitad de la población surcoreana, de un total de 52 millones de habitantes, está regida por el nivel 2 -el tercero del sistema de cinco niveles-, y el resto del país por el nivel 1,5, exceptuando algunas municipalidades que implementaron las medidas de nivel 2.

Las reuniones entre cinco o más personas están prohibidas a nivel nacional.

Las operaciones de los establecimientos de entretenimiento están prohibidas, a partir de este lunes, en el área metropolitana de Seúl y en la ciudad portuaria sudoriental de Busan.

Una azafata recibe, el 19 de abril de 2021, la vacuna contra el COVID-19 en un hospital en Seúl.

Desde el 26 de febrero, cuando Corea del Sur comenzó su programa de vacunación, se ha inoculado a un total de 1.571.390 personas, o el 2,92 por ciento de la población surcoreana, con la vacuna contra el coronavirus, incluidas las 4.859 del día previo.

Entre ellas, se realizaron 1.000.258 inoculaciones con la vacuna de AstraZeneca y 517.132 con la de Pfizer.

El número de personas que han recibido las dos dosis llegó a 60.585, según la KDCA.

El país comenzó, a partir de este lunes, a administrar las vacunas de AstraZeneca a los trabajadores sanitarios encargados de personas discapacitadas, de edad avanzada y veteranos de guerra, así como a las tripulaciones de las aerolíneas mayores de 30 años.

Los farmacéuticos, terapeutas y los pacientes sometidos a hemodiálisis, así como alrededor de 173.000 trabajadores de servicios sociales, incluidos policías y bomberos, serán elegibles para la vacuna de AstraZeneca, a partir de la próxima semana.

La KDCA dijo que las vacunas de Pfizer y AstraZeneca mostraron el cien por ciento de eficacia entre las personas mayores de 75 años de edad en el país, dos semanas después de su vacunación.

Las autoridades están tratando de garantizar un despliegue estable de las vacunas, aunque se enfrentan a un obstáculo después de que EE. UU. y otros países anunciaran que están considerando administrar vacunas de refuerzo a sus ciudadanos al objeto de luchar mejor contra el COVID-19.

Las vacunas de refuerzo son dosis adicionales posteriores a la inoculación completa cuyo fin es fortalecer el sistema inmunológico de la persona.

Los proveedores de las vacunas, como Moderna y Pfizer, han dicho que las inyecciones de refuerzo podrían ser necesarias en medio de la carrera global para conseguir suficientes vacunas.

Han estado creciendo las preocupaciones por las restricciones sobre la exportación de vacunas de la India, pero las autoridades sanitarias dijeron que creen que no hay problema para obtener vacunas.

La India es uno de los mayores productores del mundo de vacunas contra el COVD-19 y es un importante suministrador para el proyecto global de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), COVAX Facility. Corea del Sur firmó, anteriormente, un contrato para conseguir vacunas para 10 millones de personas a través de dicho programa.

Sohn Young-rae, un funcionario sanitario de alto rango, dijo que se está intensificando la competencia por los suministros de vacunas, por lo tanto, están monitorizando estrechamente la situación internacional, añadiendo que aún no han escuchado de la parte de COVAX sobre algún cambio en el programa de despliegue de vacunas.

Corea del Sur indicó previamente que ha conseguido vacunas para 79 millones de personas y planea vacunar a 12 millones para finales de junio. Su objetivo es lograr la inmunidad colectiva para noviembre.

La jefa de la KDCA, Jeong Eun-kyeong, dijo que 7 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca llegarán a Corea del Sur para junio, las cuales serán usadas para inocular a personas mayores de 65 años de edad.

Se reportó un total de 12.229 casos de efectos secundarios de las vacunas, lo que supone un aumento de 38 frente al día previo, aunque el 98,4 por ciento solo presentaron síntomas leves, incluidos dolores musculares y fiebre.

Hasta el momento se han confirmado 46 muertes después de recibir la vacuna, según la KDCA, dos fallecimientos más que el día anterior. Sin embargo, las autoridades dijeron que las causas exactas de las muertes siguen siendo desconocidas.

Entre los casos nuevos de transmisión local, 288 fueron registrados en la zona capitalina: 136 en Seúl, 142 en la provincia de Gyeonggi y 10 en Incheon, a 40 kilómetros al oeste de la capital surcoreana.

La ciudad portuaria de Busan, la segunda ciudad más grande del país, reportó 25 casos más.

Corea del Sur reportó 20 casos importados adicionales, lo que supone una disminución de 3 casos frente al día anterior. El país ha reportado un total de 8.002 infecciones procedentes del extranjero.

Las autoridades sanitarias mantienen una monitorización estrecha sobre las variantes del COVID-19 procedentes del extranjero, que aparentemente son más contagiosas. Se confirmaron, el domingo, 9 casos de las variantes del coronavirus procedentes de la India, además de las variantes del Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

El número total de casos de las tres principales variantes del COVID-19, que se confirmaron en el país desde octubre del año pasado, llegó a 449, lo que supone un aumento de 70 en comparación con la cifra anterior.

El número de pacientes con síntomas graves en todo el país alcanzó los 99, lo que constituye una reducción de tres en comparación con los del día previo.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 104.474, registrando un incremento de 468 con respecto al día anterior, mientras que 8.371 personas están aisladas para el tratamiento del COVID-19, lo que supone un aumento de 60 frente al día anterior.

Corea del Sur ha llevado a cabo 8.414.821 pruebas de COVID-19, incluidas las 18.755 del domingo.

El 19 de abril de 2021, los ciudadanos mayores de 75 años de edad esperan en fila para ver a médicos, antes de recibir la vacuna en un centro de vacunación provisional, instalado en un gimnasio en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir