Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Seúl y Pekín reafirman su oposición al plan japonés para verter su agua contaminada

Últimas noticias 14/04/2021 22:18
En la imagen, proporcionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl, se muestra a Choi Hee-deok, director general de asuntos del Nordeste Asiático del Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, dialogando con Hong Liang, jefe del departamento de asuntos fronterizos y de océanos de la Cancillería china, el 14 de abril de 2021. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 14 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur y China han reafirmado, este miércoles, su oposición al plan de Japón para liberar el agua contaminada de su planta nuclear de Fukushima sin consultar lo necesario con sus vecinos regionales, acordando considerar medidas según las respuestas futuras de Tokio, según el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los dos países compartieron su "firme pesar y serias preocupaciones" sobre la decisión, durante sus diálogos inaugurales a nivel de trabajo de las agencias gubernamentales pertinentes en cooperación marítima.

"Las dos partes acordaron revisar, independientemente, varias medidas, incluidas soluciones diplomáticas y legales, si las respuestas de Japón en el futuro son consideradas insatisfactorias", dijo la Cancillería.

En la reunión, organizada por videoconferencia, la parte surcoreana fue liderada por Choi Hee-deok, director general de asuntos del Nordeste Asiático de la Cancillería surcoreana, mientras que el lado chino estuvo presidido por Hong Liang, jefe del departamento de asuntos fronterizos y de océanos de la Cancillería china.

Los diálogos de este miércoles tuvieron lugar después de que Tokio anunciara, oficialmente, su plan de verter al océano Pacífico, en dos años, más de 1,2 millones de toneladas de agua contaminada de su arruinada planta nuclear de Fukushima, desatando fuertes protestas de Seúl y Pekín. Rusia también ha expresado su grave preocupación.

Además de la materia, la mayor parte de los diálogos marítimos se centró en amplias discusiones sobre los esfuerzos para promover una cooperación bilateral sustancial en áreas como economía marítima, medioambiente, implementación de las leyes y seguridad.

En cuanto a la nueva y controvertida ley china de la guardia costera, que les permite disparar contra los navíos si son considerados una amenaza, las dos partes reafirmaron que es importante la construcción de la confianza a través de la comunicación entre las autoridades para prevenir disputas accidentales, además del respeto mutuo por los derechos marítimos legítimos y los intereses de cada país.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir