Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de 700 y y los bares y clubs nocturnos de las ciudades principales se enfrentan a la suspensión de sus negocios

Últimas noticias 09/04/2021 10:49
Los ciudadanos son sometidos a la prueba del COVID-19, el 8 de abril de 2021, en una clínica provisional, en el centro de Seúl.

Seúl, 9 de abril (Yonhap) -- Los casos diarios del nuevo coronavirus en Corea del Sur han caído por debajo de 700, este viernes; sin embargo, las preocupaciones sobre otra ola de infecciones provocaron que el país aplique medidas antivirus endurecidas sobre las instalaciones de entretenimiento, mientras se mantienen las reglas actuales de distanciamiento social.

Corea del Sur informó 671 casos más de COVID-19, incluidas 644 infecciones locales, lo que elevó el número total de casos a 108.269, dijo la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra supone una caída frente a las 700 infecciones del jueves, el máximo diario en tres meses, pero fue mayor que las 668 del miércoles.

El país agregó 6 muertes más por COVID-19, aumentando el total a 1.764. La tasa de mortalidad llegó al 1,63 por ciento.

Pese a las crecientes preocupaciones por una nueva ola de infecciones, Corea del Sur decidió mantener el nivel actual de las reglas de distanciamiento social, por otras tres semanas, ya que medidas más estrictas podrían suponer un gran costo para las pequeñas empresas y tiendas.

Las restricciones antivirus de nivel 2, el tercer nivel más alto del sistema de cinco niveles, están vigentes actualmente en el área metropolitana de Seúl, donde reside casi la mitad de la población del país, de un total de 51,7 millones de habitantes, y el nivel 1,5 en el resto del país. En virtud de las medidas, las reuniones entre más de 4 personas están prohibidas a nivel nacional.

Sin embargo, en un esfuerzo para frenar las infecciones grupales en las instalaciones propensas a riesgos, las autoridades decidieron suspender las operaciones de los clubs nocturnos, bares y otros establecimientos de entretenimiento en el área metropolitana de Seúl y Busan, la segunda mayor ciudad del país, a partir del lunes.

Las autoridades también advirtieron que podrían considerar prohibir el consumo de productos dentro de los restaurantes y cafés del área metropolitana de Seúl después de las 9:00 p.m., una hora antes que la restricción actual.

Los bares y otros establecimientos de entretenimiento en el área metropolitana de Seúl y Busan, la segunda mayor ciudad del país, serán clausurados, a partir del lunes.

Bajo las reglas de distanciamiento actuales, el nivel 2,5 puede adoptarse cuando el promedio de casos diarios se mantiene por encima de 400. La cifra diaria ya superó con creces los 500 casos la semana pasada. De conformidad con el segundo nivel más alto, los eventos deportivos deben celebrarse a puerta cerrada y los trenes y autobuses exprés solo podrán llenar la mitad de sus asientos.

Desde el 26 de febrero, cuando Corea del Sur comenzó su programa de vacunación, se ha inoculado a un total de 1.113.666 personas con la vacuna contra el coronavirus, incluidas las 36.599 del día previo. La cifra representa alrededor del 2,14 por ciento de la población total.

Entre ellas, se realizaron 911.228 inoculaciones con la vacuna de AstraZeneca y 202.438 con la de Pfizer.

Se reportó un total de 11.468 casos de efectos secundarios de las vacunas, aunque el 98,4 por ciento, solo presentaron síntomas leves, incluidos dolores musculares y fiebre.

El número de personas que fallecieron después de recibir la vacuna llegó a 42, lo que representa un incremento de dos personas frente al día previo, según la KDCA. Sin embargo, las autoridades explicaron que se desconocen las causas exactas de los fallecimientos.

Corea del Sur, mientras tanto, decidió reanudar la administración de las vacunas de AstraZeneca un día después de haberla suspendido, para algunos grupos, por preocupaciones de seguridad. El país dijo que tomará la decisión oficial sobre el asunto durante el fin de semana.

El miércoles, el país suspendió el uso de las vacunas fabricadas por el gigante farmacéutico británico-sueco y la Universidad de Oxford para las personas menores de 60 años de edad, instructores de educación especial y enfermeros escolares.

Corea del Sur planea inocular a 12 millones de personas para finales de junio y tiene el objetivo de lograr la inmunidad colectiva para noviembre.

Entre los casos de transmisión local, 214 fueron registrados en Seúl y 197 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. La ciudad portuaria sureña de Busan reportó 50 casos más.

Se registraron 27 casos importados adicionales, cuatro de los cuales procedieron de la India, tres de Pakistán y otros tantos de Uzbekistán.

Se ha reportado un total de 7.789 casos provenientes del extranjero, hasta el momento.

El número de pacientes con síntomas graves en todo el país alcanzó los 113, lo cual supone un aumento de uno en comparación con los del día previo, indicó la KDCA.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 98.786, registrando un incremento de 426 con respecto al día anterior. Alrededor del 91,24 por ciento de los pacientes registrados en Corea del Sur se han curado.

El país ha realizado 8.059.113 pruebas de COVID-19 desde enero del año pasado, incluidas las 46.692 del día previo.

Los ciudadanos esperan en fila para ser sometidos a la prueba del COVID-19, el 8 de abril de 2021, en el centro de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir