Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El FMI eleva las perspectivas de crecimiento del país para 2021 hasta el 3,6 por ciento

Últimas noticias 26/03/2021 06:00
El FMI eleva las perspectivas de crecimiento del país para 2021 hasta el 3,6 por ciento - 1

Seúl, 26 de marzo (Yonhap) -- El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado considerablemente, este viernes, su perspectiva de crecimiento para Corea del Sur en 2021, citando las sólidas exportaciones y el apoyo de la política fiscal del país en medio de la pandemia de coronavirus.

El FMI pronosticó que la economía surcoreana crecerá un 3,6 por ciento este año, por encima de su estimación de enero del 3,1 por ciento.

La revisión al alza se produjo mientras el FMI emitió un informe sobre el resultado de su consulta anual con Corea del Sur, celebrada en enero.

El FMI dijo que se espera que la cuarta economía más grande de Asia se recupere este año, respaldada por una normalización gradual de los factores relacionados con el COVID-19 y una demanda externa más fuerte. También tuvo en cuenta el impacto previsto del último presupuesto adicional de 15 billones de wones (13.000 millones de dólares).

La proyección del FMI está muy por encima de las estimaciones de crecimiento presentadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés).

La OCDE espera que la cuarta economía más grande de Asia se expanda un 3,3 por ciento este año, mientras que el BOK pronosticó que la economía surcoreana crecería un 3 por ciento.

La economía surcoreana se contrajo un 1 por ciento el año pasado, el primer retroceso anual desde la crisis financiera asiática de 1997-98, en medio de la pandemia de COVID-19.

Pero se contrajo por un margen menor que en la mayoría de las otras naciones avanzadas.

La foto de archivo, tomada el 4 de junio de 2020, muestra contenedores de carga para la importación y exportación acumulados en el mayor puerto marítimo de Corea del Sur, en Busan, a 450 kilómetros al sureste de Seúl.

La economía surcoreana se está recuperando este año, ayudada por las sólidas exportaciones de chips y automóviles.

Las exportaciones, que representan la mitad de la economía del país, aumentaron un 9,5 por ciento interanual en febrero, para extender sus ganancias por cuarto mes consecutivo.

Pero la demanda interna del país y el mercado laboral siguen debilitadas, y el sector de servicios se está viendo muy afectado por la pandemia.

En este contexto, la organización internacional con sede en Washington recomendó que Corea del Sur mantenga su política fiscal expansiva y su postura monetaria acomodaticia para ayudar a que la economía se recupere más rápidamente.

Los directores ejecutivos del FMI subrayaron la necesidad de políticas macroeconómicas de apoyo continuo para ayudar a la economía a normalizarse más rápidamente, salvaguardar la estabilidad financiera y fomentar un crecimiento más ecológico e inclusivo.

La organización dijo que la mayoría de sus directores ejecutivos veían la postura de la política monetaria del BOK como ampliamente apropiada, mientras que algunos consideraron el mérito de una flexibilización adicional para ayudar a apuntalar la recuperación y acercar la inflación al objetivo.

El mes pasado, el BOK congeló su tipo de interés clave en un mínimo histórico del 0,5 por ciento en medio de las persistentes incertidumbres económicas sobre la pandemia. El banco apunta a mantener la inflación anual en el 2 por ciento a plazo medio.

El FMI pronosticó que los precios al consumidor de Corea del Sur crecerán un 1,2 por ciento este año, tras un aumento del 0,5 por ciento el año pasado. El BOK puso su perspectiva de inflación para 2021 en un 1,3 por ciento.

El FMI también expresó su preocupación por el elevado endeudamiento de los hogares surcoreanos, lo que planteó la necesidad de que las autoridades endurezcan aún más las políticas prudenciales, en caso de un rápido crecimiento de la deuda.

El FMI dijo que la incertidumbre económica sigue siendo alta, dependiendo del desarrollo de la pandemia.

Los reiterados aumentos en las infecciones y las vacunaciones más lentas, ya sea en el país o en el extranjero, son el principal riesgo a la baja para la economía, mientras que la contención del virus más rápida de lo estimado y una demanda externa firme y continua son los principales riesgos alcistas.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir