Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El jefe del Pentágono llega a Corea del Sur para mantener diálogos sobre la alianza y Corea del Norte

Últimas noticias 17/03/2021 14:22
La foto proporcionada, el 17 de marzo de 2021, por el cuerpo de prensa, muestra al secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin (izda.), acompañado por Robert Abrams, el comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur, a su llegada a la Base Aérea de Osan en Pyeongtaek, a unos 70 kilómetros al sur de Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 17 de marzo (Yonhap) -- El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, ha llegado, este miércoles, a Corea del Sur para discutir una serie de asuntos bilaterales y mundiales, como Corea del Norte y la transferencia del control operativo (OPCON, según sus siglas en inglés) en tiempos de guerra.

Austin llegó a la Base Aérea de Osan en Pyeongtaek, al sur de Seúl, procedente de Japón, para efectuar una visita de tres días, como parte de su primera gira asiática desde que tomó posesión en enero. Es el primer funcionario de alto rango del Gabinete de la Administración Biden en visitar Corea del Sur.

Está previsto que el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, llegue al país posteriormente, este mismo día.

Para la primera actividad de su programa oficial, el jefe del Pentágono sostendrá, este miércoles, unos diálogos cara a cara con el ministro de Defensa surcoreano, Suh Wook, según el Ministerio de Defensa en Seúl.

Durante la reunión, Suh y Austin planean compartir su evaluación sobre la situación de seguridad en la península coreana y sostener discusiones profundas acerca de varios asuntos de la alianza, según dijo el ministerio en un comunicado.

Se espera que entre los puntos clave del orden del día figure la forma de mantener una fuerte postura conjunta de preparación ante las cambiantes amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

El país comunista ha estado desarrollando capacidades de defensa mediante el avance de diversos tipos de misiles balísticos y ha habido señales de que continúa operando algunas de sus instalaciones nucleares.

En un artículo de contribución conjunto para el Washington Post, publicado el lunes, Austin y el secretario de Estado, Antony Blinken, dijeron que EE. UU., junto con Corea del Sur y Japón, elaborarán estrategias sobre la forma en que se enfrentarán a las amenazas compartidas, como las armas nucleares y los programas de misiles balísticos de Corea del Norte.

También pondrían en la mesa la transferencia prevista, de Washington a Seúl, del OPCON en tiempos de guerra de las tropas surcoreanas.

La transición no está basada en un plazo sino en condiciones; sin embargo, Corea del Sur espera retomarlo dentro del mandato de la actual Administración del presidente Moon Jae-in, que termina en mayo de 2022.

Sin embargo, el proceso se ha retrasado un poco, a medida que ambos países no fueron capaces de llevar a cabo la prueba prevista de la capacidad operativa plena (FOC). Se suponía que sería realizada durante su ejercicio combinado del año pasado, pero no ha sido llevada a cabo de forma completa debido a la pandemia del COVID-19 y el enfoque predominante de Washington en una postura de combate durante los ejercicios.

Un funcionario del Ministerio de Defensa dijo que EE. UU. entiende bien la postura de Corea del Sur, que se encuentra impulsando la realización de la prueba en estrechas consultas con su aliado.

También se espera que Austin haga un llamamiento para mejorar los lazos de defensa entre Corea del Sur y Japón, en una medida para apuntalar la cooperación trilateral.

Las relaciones entre Seúl y Tokio han caído a uno de sus puntos más bajos en los últimos años, a medida que las disputas históricas y diplomáticas han afectado los ámbitos de seguridad.

El Gobierno surcoreano decidió, en 2019, no renovar el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA), un pacto militar bilateral de intercambio de inteligencia militar con Japón, en protesta por las restricciones de exportación impuestas por Tokio, aunque suspendió la decisión en el último momento, en medio de la presión estadounidense.

Algunos también dicen que EE. UU. podría mencionar la potencial participación de Seúl en el foro del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral, conocido como "Quad", el cual es considerado, de forma generalizada, como una coalición contra China.

Sin embargo, Suh dijo a los legisladores, el martes, que no considera probable que se realice tal sugerencia en esta ocasión, ya que el lado estadounidense no ha enviado "tales señales".

Después de las conversaciones de defensa, Seúl y Washington planean emitir un comunicado conjunto, según el ministerio.

El jueves, Suh y Austin se unirán al ministro de Asuntos Exteriores surcoreano, Chung Eui-yong, y a Blinken para una reunión "dos más dos", que también sirve como una oportunidad para coordinar las medidas de sus políticas sobre Corea del Norte y discutir las formas de fortalecer aún más la alianza.

Después de realizar una visita de cortesía al presidente Moon, Suh y Austin planean visitar un cementerio estatal, en Seúl, para rendir tributo a los héroes caídos, según los funcionarios.

Austin tiene previsto reunirse, el viernes, con los miembros de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK) antes de partir a la India, agregaron.

La foto, proporcionada, el 17 de marzo de 2021, por el cuerpo de prensa, muestra al secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, a su llegada a la Base Aérea de Osan en Pyeongtaek, a unos 70 kilómetros al sur de Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir