Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las visitas en persona o sin contacto se reanudan en asilos y hospitales

Últimas noticias 09/03/2021 20:38
Una paciente de 90 años (dcha.) del Hospital de Tratamiento Médico Gangnam, en Gwangju, en el suroeste de Corea del Sur, se reúne con su hija, el 9 de marzo de 2021, a través de una mampara transparente.

Seúl, 9 de marzo (Yonhap) -- Los asilos y los hospitales de cuidados a largo plazo de todo el país para ancianos han podido reanudar parcialmente, este martes, las visitas en persona o sin contacto, allanando el camino para reuniones entre pacientes y familiares, después de estar prohibidas, durante aproximadamente un año, debido a los temores por las transmisiones del coronavirus.

Algunas instalaciones en todo el país de cuidados a largo plazo permitieron reuniones cara a cara o sin contacto entre miembros de la familia de acuerdo con las pautas recientemente modificadas por el Gobierno, mientras que muchos otros centros permanecieron indecisos sobre tales visitas debido, principalmente, a la ausencia de comunicaciones previas con las autoridades.

Esta foto, proporcionada, el 9 de marzo de 2021, por el Hospital Gaeun, muestra a un hombre (de pie y con el equipo de protección) reuniéndose con su madre enferma en el hospital de Bucheon, al oeste de Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

Se permitieron reuniones cara a cara para pacientes con enfermedades graves o terminales con la estricta condición de que todos los visitantes deben vestir un equipamiento protector, como batas, guantes y protectores faciales.

En el Hospital de Tratamiento Médico Gangnam, un hospital en la ciudad suroccidental de Gwangju de cuidados a largo plazo para ancianos, se permitió la reunión de una mujer de 90 años con sus cuatro hijos a través de una mampara transparente por primera vez en cinco meses.

Los cuatro hijos dijeron que nunca habían imaginado que no podrían ver a su madre durante dos estaciones, desde su última reunión durante el festivo de Chuseok del otoño pasado.

Su visita, que duró unos 10 minutos, pasó rápidamente mientras preguntaron a su madre sobre su estado de salud y la vida en el hospital.

Un empleado del hospital de Gwangju dijo que el anhelo de los miembros de la familia por reunirse parece haber sido enorme, ya que solo se les permitió verse a través de videollamadas, y que harán todos los esfuerzos posibles para garantizar que incluso las reuniones sin contacto procedan sin problemas.

Son Yong-chang, una paciente de 83 años, que ingresó en un hospital de cuidados a largo plazo en Bucheon, en las afueras del oeste de Seúl, en noviembre del año pasado, fue más afortunada, ya que se le permitió reunirse cara a cara con su hijo de 59 años, Lee Yong-bum, por primera vez en cuatro meses.

El hospital permitió la visita en persona de Lee después de concluir que Son necesita estabilidad emocional. A Lee se le permitió reunirse con su madre en una habitación privada de un hospital durante 10 minutos, después de pasar una prueba rápida de antígenos para el COVID-19 y ponerse todo tipo de equipamiento protector.

Son dijo que estaba muy feliz de sostener la mano de su hijo, aunque con guantes, mientras que Lee dijo que fue muy agradable poder ver a su madre en persona.

En el área metropolitana de Seúl, pocos hospitales de convalecencia y asilos permitieron tales visitas de familiares, ya que las normativas oficiales del Gobierno aún no han sido entregadas.

Un empleado de un asilo en Incheon, al oeste de Seúl, dijo que han recibido muchas consultas telefónicas sobre la reanudación de las visitas de familiares, pero que no han respondido correctamente ya que no han escuchado nada sobre el asunto por parte del centro de salud comunitario pertinente.

Un hospital de convalecencia en Seongnam, al sur de Seúl, dijo que recibirá solicitudes de visitas de familiares después de completar la vacunación en curso de sus pacientes contra el coronavirus.

En Busan, Daejeon y en otras partes del país, muchos hospitales y asilos solo permitían reuniones sin contacto, ya que no se les ha dado ninguna pauta sobre las visitas en persona.

Un gran número de estos centros de cuidado de larga duración también están decididos a permitir las visitas sin contacto, solo si se elimina totalmente cualquier posibilidad de infecciones de persona a persona.

Un empleado en un asilo en el distrito de Yangcheon en Seúl dijo que decidirán si permiten las reuniones cara a cara tras observar con más atención las circunstancias en otras instalaciones.

Una pareja de ancianos se reúne a través de una mampara de vidrio en un hospital de convalecencia en Muan, en el suroeste de Corea del Sur, el 8 de marzo de 2021, luego de que la instalación permitiera visitas sin contacto.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir