Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Corea del Sur ratifica los principales convenios laborales de la ONU

Nacional 26/02/2021 20:02
En la imagen de archivo se muestra la sesión principal de la Asamblea Nacional, en el oeste de Seúl.

Seúl, 26 de febrero (Yonhap) -- La Asamblea Nacional de Corea del Sur ha ratificado, este viernes, los principales convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los derechos de los empleados y el trabajo forzado, que estuvieron estancados por largo tiempo debido a las objeciones de las empresas y los políticos conservadores.

El país se unió a la agencia de las Naciones Unidas en 1991, pero no adoptó cuatro de sus principales ocho convenios, situándose por detrás de los estándares internacionales en la protección de los derechos del trabajador.

La Asamblea Nacional aprobó las mociones para ratificar tres de ellos: el Convenio número 29 sobre el trabajo forzado u obligatorio; el número 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, y el número 98 sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva.

El Gobierno presentó los proyectos de ley en julio del año previo, dejando aparte el convenio número 105 sobre la abolición del trabajo forzado, dado que se consideró que entraba en conflicto con las leyes nacionales sobre el trabajo en las prisiones.

En 2019, el Gobierno envió los mismos proyectos de ley a la Asamblea Nacional, pero los mismos fueron descartados en medio de las objeciones de los partidos conservadores y las empresas, preocupadas de que la aprobación impulse aún más el poder de los sindicatos.

La ratificación fue una de las promesas electorales del presidente Moon Jae-in durante las elecciones de 2017.

En 2018, la Unión Europea instó a su ratificación, diciendo que la no aprobación de Seúl de las disposiciones podría ser un incumplimiento del tratado de libre comercio bilateral (TLC) implementado en 2011.

La Confederación Surcoreana de Sindicatos (KCTU, según sus siglas en inglés), una importante organización sindical, acogió con satisfacción la medida, diciendo que Corea del Sur debería tratar de establecer reglas y sistemas laborales que estén en consonancia con los estándares internacionales.

La KCTU dijo que Corea del Sur también necesita permitir que más trabajadores se afilien a sindicatos, ya que los trabajadores irregulares han sido "marginados" bajo las normas existentes.

Otra importante organización sindical surcoreana, la Federación de Sindicatos de Corea del Sur (FKTU), también urgió al Parlamento a revisar pronto toda ley laboral existente que pueda contradecir el convenio de la OIT.

El Gobierno también debe hacer esfuerzos inmediatos para ratificar el convenio número 105, según dijo la FKTU en un comunicado.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir