Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Un tribunal de EE. UU. ordena a Corea del Norte a pagar US$2.300 millones por la captura del USS Pueblo en 1968

Últimas noticias 26/02/2021 10:29
La foto de archivo muestra el USS Pueblo, un barco de inteligencia estadounidense, atracado en el río Potong, en Pyongyang.

Washington, 25 de febrero (Yonhap) -- Un tribunal federal de distrito ha ordenado a Corea del Norte que pague más de 2.000 millones de dólares en daños y perjuicios a la tripulación de un barco de la Armada de EE. UU. y sus familiares, el cual fue capturado en 1968, mostraron documentos judiciales publicados esta semana.

En su fallo del 16 de febrero, el Tribunal del Distrito de Columbia concluyó que Corea del Norte fue responsable del secuestro del USS Pueblo, así como del encarcelamiento y tortura de la tripulación.

"Este caso surge del secuestro, encarcelamiento y tortura de soldados de Estados Unidos a bordo del USS Pueblo, por agentes del Gobierno de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), en 1968", según el veredicto del tribunal, publicado en su sitio web, el miércoles (hora de EE. UU.).

La RPDC es el nombre oficial de Corea del Norte.

El tribunal dijo que, al conceder el recurso de los demandantes por sentencia en rebeldía sobre la responsabilidad, concluyó que Corea del Norte es responsable ante los demandantes en virtud de dicha disposición y las teorías incorporadas de asalto, agresión, detención ilegal, provocación intencional de angustia emocional, sufrimiento mental y muerte por negligencia.

El barco espía de la Armada de EE. UU. fue capturado por Corea del Norte en enero de 1968, mientras disimulaba ser una embarcación de investigación marina. La Armada insiste en que el USS Pueblo se encontraba en aguas internacionales en el momento del incidente.

De los 83 miembros de la tripulación, uno fue asesinado y los demás liberados 11 meses después, en diciembre, aunque sufrieron abusos físicos y psicológicos durante su cautiverio.

Los 49 miembros de la tripulación que siguen con vida y sus familiares, así como los familiares de los que ya fallecieron, demandaron una indemnización por "lesiones personales o muerte causadas por actos de tortura y toma de rehenes".

El tribunal dijo que aceptó la recomendación de un "perito especial", nombrado por el Gobierno para ayudar en la evaluación de los daños, quien sugirió una compensación base de 3,35 millones de dólares para cada miembro de la tripulación.

Según el tribunal, cada miembro sobreviviente de la tripulación debe recibir una indemnización por daños y perjucios de entre 22 y 48 millones de dólares, mientras que alrededor de 100 familiares recibirían sumas ligeramente menores.

En total, el fallo del tribunal ordena a Corea del Norte a pagar unos 2.300 millones de dólares.

Es probable que la decisión del tribunal, sin embargo, sea simbólica, a medida que Pyongyang rara vez concede, ni mucho menos reacciona, a las órdenes de tribunales extranjeros.

En 2019, el Tribunal del Distrito de Columbia ordenó a Pyongyang que pagase 500 millones de dólares en daños y perjuicios a los padres del estudiante estadounidense Otto Warmbier, quien murió en 2017, seis días después de que regresara a casa luego de ser liberado de su cautiverio en Corea del Norte.

Corea del Norte todavía no ha reconocido el fallo del tribunal y sigue en posesión del USS Pueblo, el cual ha convertido en un museo.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir