Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) JCS: El norcoreano fue captado por las cámaras costeras de CCTV en 10 ocasiones y el Ejército no logró darse cuenta de 8 de ellas

Corea del Norte 23/02/2021 15:29
La foto de archivo, tomada el 3 de abril de 2019, muestra la costa oriental cerca de la frontera intercoreana de Goseong, en la provincia de Gangwon.

Seúl, 23 de febrero (Yonhap) -- Un norcoreano fue captado en 10 ocasiones por las cámaras militares de vigilancia a lo largo de la costa este, después de que nadara hasta la costa de Corea del Sur, la semana pasada; sin embargo, los soldados no se dieron cuenta de ocho de ellas, incluso después de que sonaran las alarmas, dijo, este martes, el Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés) surcoreano.

El anuncio fue un punto clave de los resultados de la investigación, de una semana de duración, del JCS sobre el incidente del 16 de febrero. El norcoreano fue capturado finalmente más de seis horas después, dentro de una zona restringida, al norte de la Línea de Control Civil, en la ciudad fronteriza oriental de Goseong.

El hombre ha expresado su deseo de desertar.

Según la investigación, se cree que el hombre nadó en el mar del Este durante la noche, utilizando un traje de buceo con casco. Al llegar cerca de un observatorio en el Sur, alrededor de la 1:05 a.m., pasó por un conducto de drenaje debajo de las cercas de alambres de púas instaladas a lo largo de la costa.

El punto de la costa a donde llegó se encuentra a unos 3,2 kilómetros de la Línea de Demarcación Militar y ahí se encontró su traje de buceo y aletas, dijo el JCS.

Posteriormente, avanzó por la calle sin ser detectado, hasta alrededor de las 4:16 a.m., cuando los soldados de guardia lo encontraron mediante una cámara de circuito cerrado de televisión (CCTV) y reportaron el incidente a sus superiores. Después de una persecución de tres horas, los militares lo pusieron en custodia, alrededor de las 7:27 a.m.

El 17 de febrero de 2021, el teniente general Park Jeong-hwan, director general de operaciones del JCS, reporta sobre el norcoreano que cruzó, el día anterior, hacia Corea del Sur, en la Asamblea Nacional, en Seúl.

Tras llegar a la costa, el hombre fue captado en las cámaras de vigilancia costeras cinco veces, entre la 1:05 y 1:38 a.m., y el sistema sonó la alarma en dos ocasiones. Sin embargo, los soldados de guardia pasaron por alto tales señales y no se tomaron acciones.

Alrededor de las 4:00 a.m., las cámaras militares de CCTV instaladas a lo largo de las vallas también captaron al hombre, en tres ocasiones, aunque no hicieron sonar ninguna alarma, permitiendo que el hombre siguiera moviéndose hacia el sur.

El JCS dijo, en un comunicado, que los soldados de guardia no lograron cumplir los procedimientos debidos y no detectaron al hombre no identificado.

El soldado encargado de monitorizar el equipo de vigilancia costera se encontraba poniendo a punto el sistema informático en aquel momento y pensó que las señales de advertencia eran errores del sistema, mientras que el otro soldado estaba manteniendo una llamada telefónica relacionada con su trabajo con otro miembro de la base, agregó.

El conducto de drenaje por el que pasó el norcoreano tampoco había sido revisado, ya que el Ejército ni siquiera tenía conocimiento de su existencia.

En julio del año pasado, las autoridades ordenaron a todas las unidades de la Guardia Costera que revisaran las barreras dentro de los túneles de drenaje, después de que un desertor norcoreano regresara al Norte cruzando por tal canal de agua en la frontera occidental. Se suponía que la revisión sería realizada para agosto del año pasado.

El JCS dijo que, durante el curso de la investigación, se encontraron tres conductos de drenaje que no estaban en su lista. Señaló que parecen haber sido creados mientras se construía una vía férrea cercana y que los soldados de guardia no habían revisado tales zonas, en parte por razones de seguridad, ya que hay muchos materiales no identificados que fueron arrastrados desde las aguas del Norte.

Agregó que se creía que el túnel estaba dañado incluso antes del cruce del norcoreano.

El JCS se apegó a su evaluación previa de que el hombre cruzó la frontera nadando, aunque han surgido cuestionamientos sobre si es posible nadar durante horas en el invierno.

Otro oficial del JCS dijo que el norcoreano, aparentemente, nadó alrededor de seis horas, utilizando una chaqueta acolchada dentro del traje de buceo y unas aletas. Señaló que parece que su vestimenta lo mantuvo caliente y le permitió permanecer a flote. Añadió que la corriente de marea de aquel entonces también lo ayudó a llegar al Sur.

El JCS se negó a revelar la identidad y origen exacto del hombre, limitándose a decir que es un civil que trabajaba en la industria pesquera, por lo que estaba "bastante familiarizado" con el mar. Según fuentes, se trata de un veinteañero y no se ha encontrado evidencia de espionaje, hasta el momento.

En el momento en que lo descubrieron se encontraba, casi seco, tirado en el suelo cerca de una carretera, vistiendo una chaqueta y cubriendo la parte inferior de su cuerpo con unas hojas. Había colgado su mascarilla protectora en el árbol junto a él, según el JCS.

A raíz del fallo de seguridad, el JCS se comprometió a esforzarse para endurecer la disciplina y complementar el sistema de vigilancia a lo largo de la frontera.

El oficial del JCS dijo que, con base en los resultados de la investigación, el Ministerio de Defensa está deliberando sobre quién será responsabilizado por el caso.

Las autoridades también han estado revisando la formación general y la gestión del equipo y personal de la 22ª División del Ejército, la cual está encargada de la región de la costa oriental, para prevenir cualquier reincidencia.

El Ejército ha sido criticado por una serie de casos de violación de seguridad. En noviembre, un civil norcoreano fue capturado horas después de cruzar la frontera intercoreana, tras saltar sobre las cercas de alambre de púas, en Goseong, en un presunto intento de deserción.

En 2019, un barco de madera con cuatro norcoreanos llegó a un puerto oriental surcoreano sin ser detectado.

La foto de archivo, tomada el 27 de julio de 2020, muestra un drenaje en la parte norte de la isla de Ganghwa, alrededor de 50 kilómetros al oeste de Seúl, el cual pudo haber sido utilizado por un desertor norcoreano para volver a su país de origen, ya que el conducto termina en aguas fronterizas con Corea del Norte.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir