Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus rondan los 300 por 2º día consecutivo aunque la alta tasa de reproducción y las variantes siguen preocupando

Nacional 23/02/2021 10:33
Una familia, utilizando mascarillas protectoras, se toma una foto durante una ceremonia de graduación, el 22 de febrero de 2021, en la Universidad Dongshin, en Naju, a 355 kilómetros al sur de Seúl.

Seúl, 23 de febrero (Yonhap) -- Los casos nuevos de COVID-19 en Corea del Sur se han mantenido por debajo de 400, este martes, por segundo día consecutivo, debido a que se realizan menos pruebas durante el fin de semana, pero las autoridades permanecen vigilantes por la creciente tasa de reproducción del coronavirus, en medio de las medidas aliviadas de distanciamiento social y un incremento en el número de infectados con las variantes del virus.

El país reportó 357 casos nuevos de COVID-19, incluidas 330 infecciones locales, lo que elevó el total de casos a 87.681, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

Corea del Sur informó, el lunes, 332 casos, la cifra más baja en una semana. Las cifras suponen un drástico declive frente a las más de 600 infecciones diarias registradas en los días hábiles de la semana pasada, antes de caer a menos de 500 durante el fin de semana.

Corea del Sur sumó 11 muertes más, elevando el total a 1.573. La tasa de mortalidad llegó al 1,79 por ciento.

Pese a una desaceleración de las infecciones, las autoridades sanitarias siguen preocupadas por un aumento en la tasa de reproducción del virus, estimada en 1,12, lo cual indica que cada paciente de COVID-19 transmite el virus a más de una persona. En enero, la tasa rondó cifras menores a uno.

Corea del Sur está monitorizando estrechamente los efectos de las medidas aliviadas de distanciamiento social, cuyo nivel fue reducido en un peldaño y fueron implementadas desde la semana pasada.

El área metropolitana de Seúl, donde reside la mitad de la población surcoreana, de un total de 52 millones de habitantes, se rige, en la actualidad, por el nivel 2 de distanciamiento social -el tercero en el sistema de cinco niveles del país- y en otras áreas está vigente el nivel 1,5.

La medida actual permite que los restaurantes y bares en Seúl y la provincia circundante de Gyeonggi, se mantengan abiertos por una hora más, hasta las 10:00 p.m.

Las autoridades, sin embargo, siguen preocupadas de que en las festividades del Año Nuevo Lunar, celebradas del 11 al 13 de febrero, hayan surgido más transmisiones a través de infectados asintomáticos.

Las variantes del coronavirus también se encuentran entre los obstáculos principales en la lucha contra la pandemia. Hasta el momento el país ha identificado 128 de tales casos, 103 de los cuales fueron procedentes del Reino Unido.

Corea del Sur planea lanzar, el viernes, a las 9:00 a.m., el programa de inoculación con las vacunas de AstraZeneca, siendo los primeros en ser inoculados el personal y los pacientes menores de 65 años de edad en sanatorios y centros de cuidados para ancianos.

Las autoridades también planean proporcionar, a partir del sábado, la primera serie de vacunas de Pfizer a los miembros del personal médico. Corea del Sur espera lograr la inmunidad colectiva para noviembre.

Entre los 330 casos de transmisión local, 118 fueron registrados en Seúl y 122 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. Incheon, al oeste de Seúl, añadió 12 casos más.

La provincia de Gangwon sumó 14 infecciones adicionales y la ciudad portuaria suroriental de Busan identificó 12 más.

Las infecciones grupales permanecieron a lo largo de la nación, como un hospital del centro de Seúl, que ha registrado 218 casos hasta el momento, y una fábrica manufacturera en Namyangju, al noreste de la capital, que ha identificado un total de 171.

El país registró 27 casos importados más, ocho de los cuales procedieron de Estados Unidos, seguidos por tres de Francia, dos de la India, un par de Rusia y otros tantos de Indonesia. El total de casos provenientes del extranjero llegó a 6.940.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 148, lo que supone un aumento de dos frente al día previo.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 78.394, registrando un incremento de 507 con respecto al día anterior. Alrededor del 89 por ciento de los pacientes de COVID-19 en Corea del Sur se han curado.

Corea del Sur ha realizado, hasta la fecha, 6.472.679 pruebas de coronavirus, incluidas las 43.535 del día previo, lo cual supone un incremento drástico frente a las 17.804 realizadas el domingo.

Un trabajador coloca letreros en un centro provisional para vacunas contra el COVID-19, el 22 de febrero de 2021, en Suwon, a 46 kilómetros al sur de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir