Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

EE. UU. imputa a tres jáqueres norcoreanos por un intento de robo de US$1.300 millones

Corea del Norte 18/02/2021 09:42
La captura de pantalla del sitio web del Departamento de Justicia de EE. UU. muestra un comunicado de prensa, publicado el 17 de febrero de 2021 (hora local), anunciando la imputación de tres jáqueres norcoreanos. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 17 de febrero (Yonhap) -- Estados Unidos ha imputado a tres jáqueres norcoreanos por cargos de actividades cibercriminales destinadas a robar 1.300 millones de dólares, dijo, el miércoles (hora local), el Departamento de Justicia del país norteamericano.

La acusación, presentada ante el Tribunal de Distrito estadounidense en Los Ángeles, identificó a los tres sospechosos como Jon Chang-hyok, de 31 años, Kim Il, de 27, y Park Jin-hyock, de 36.

Los procesados eran "miembros de las unidades del Buró General de Reconocimiento, una agencia de inteligencia militar de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) que se dedica al jaqueo criminal", dijo el Departamento de Justicia, en un comunicado de prensa publicado en su sitio web.

El departamento dijo que los tres sospechosos participaron en una amplia serie de actividades criminales con el fin de robar hasta 1.300 millones de dólares en efectivo y criptomonedas de bancos y empresas.

Sus actividades criminales, sin embargo, también incluyeron el ataque a Sony Pictures Entertainment, en 2014, en represalia por "The Interview" (La entrevista), una película que retrataba el asesinato ficticio del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un.

El departamento dijo que la acusación fue presentada el 8 de diciembre.

Según el departamento, el subdirector de la Oficina Federal de Investigación (FBI, según sus siglas en inglés), Paul Abbate, dijo que la imputación actual desclasificada amplía los cargos del FBI, establecidos en 2018, por los ciberataques sin precedentes realizados por el régimen norcoreano.

El departamento dijo, citando al fiscal general adjunto, John Demers, que, como se establece en la imputación actual, los operativos de Corea del Norte, que usan teclados en lugar de pistolas y roban carteras digitales de criptomonedas en lugar de "sacos de efectivo", son los ladrones de bancos principales del mundo.

Demers agregó que el departamento seguirá confrontando la actividad cibernética maliciosa de los Estados naciones con sus herramientas únicas y trabajará con sus agencias afines y la "familia" de normas que sujetan a las naciones a hacer lo mismo.

El fiscal dijo, previamente, que la búsqueda de dinero de Corea del Norte la hace un agente estatal "único" en los ciberdelitos.

No se sabe con seguridad la cantidad, de los 1.300 millones de dólares fijados como objetivo, que el Norte haya podido obtener; sin embargo, la acusación muestra los cargos a los que se enfrentan los tres norcoreanos, incluido el robo, en 2018, de 6,1 millones de dólares de un banco a través de operaciones de retirada de efectivo en cajeros automáticos, a las que EE. UU. se refiere como "FASTCash" (efectivo rápido).

El Departmento de Justicia dijo que se ha presentado una acusación independiente contra el estadounidense de origen canadiense, de 37 años de edad, Ghaleb Alaumary, por cargos de lavado de dinero para los operativos norcoreanos.

Alaumary ha admitido ser un conspirador en múltiples tramas criminales, incluidas operaciones de retirada de efectivo en cajeros automáticos, y aceptó declararse culpable, según el departamento.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir