Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

FMI: Corea del Sur necesita una dosis de estímulo adicional para una recuperación rápida en medio de la pandemia

Últimas noticias 28/01/2021 11:13
La foto de archivo, tomada el 4 de junio de 2020, muestra contenedores de carga para la importación y exportación acumulados en el mayor puerto marítimo de Corea del Sur, en Busan, a 450 kilómetros al sureste de Seúl.

Seúl, 28 de enero (Yonhap) -- El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado, este jueves, que Corea del Sur siga aplicando políticas fiscales y monetarias acomodaticias, en un intento de acelerar la recuperación económica en medio de la pandemia.

Pese al creciente déficit presupuestario, el país también tiene margen fiscal para aumentar el apoyo focalizado a los ciudadanos y negocios que fueron afectados duramente por el brote del nuevo coronavirus, según Andreas Bauer, jefe de la misión del FMI en Corea del Sur.

Un equipo del FMI, liderado por Bauer, desveló el resultado de sus reuniones anuales con el Ministerio de Economía y Finanzas, el banco central y otras instituciones de Corea del Sur sobre las situaciones económicas del país. Fueron llevadas a cabo del 13 al 26 de enero, vía videoconferencia debido a la pandemia.

Bauer indicó, en un comunicado, que dada la holgura económica considerable y riesgos a la baja en la recuperación, algunos ajustes adicionales de política fiscal y monetaria ayudarían a que la economía se normalice más rápido y lleven de vuelta a los trabajadores desalentados al mercado laboral.

A inicios de esta semana, el FMI revisó al alza el pronóstico de crecimiento de la economía surcoreana, para 2021, al 3,1 por ciento frente a su estimación del 2,9 por ciento en octubre.

La economía surcoreana se contrajo un 1 por ciento, el año pasado, lo cual supone el primer retroceso interanual desde la crisis financiera asiática de 1997-98, ante las repercusiones de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la contracción fue mucho menor en comparación con otras economías principales avanzadas.

El FMI dijo que se estima que la cuarta economía más grande de Asia se recupere este año, respaldada por las fuertes exportaciones, aunque la incertidumbre económica derivada del brote del virus aún se mantiene elevada.

La organización, con sede en Washington, dijo que Corea del Sur tiene margen fiscal para elevar las transferencias focalizadas para los trabajadores y firmas afectados por la pandemia, y acelerar los planes de inversión pública.

Mencionó, mientras acogía con agrado las reglas fiscales propuestas por el Gobierno surcoreano, que el aumento, este año, del déficit presupuestario actual puede ser contrarrestado por la consolidación gradual en los años siguientes.

Se estima que la deuda pública del país alcance, en 2021, los 956 billones de wones (865.200 millones de dólares), lo cual supone un aumento de 150,8 billones de dólares frente al año pasado.

La proporción de la deuda nacional frente al producto interior bruto (PIB), un indicador de la salud financiera del país, alcanzará un 47,3 por ciento, en 2021, lo cual supone una tasa mayor que la registrada, justo por debajo del 40 por ciento, antes de la pandemia.

En octubre de 2020, el Ministerio de Economía y Finanzas desveló una propuesta que limitará la deuda del país al 60 por ciento de su PIB y el déficit fiscal al 3 por ciento a partir de 2025. La nueva regla está sujeta a la aprobación parlamentaria.

Asimismo, el FMI señaló que el Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), el banco central del país, tiene margen para la flexibilización monetaria adicional para apoyar la recuperación económica, en medio del control de presión inflacionaria.

El BOK congeló, en enero, su tipo de interés de referencia en el mínimo histórico del 0,5 por ciento, después de realizar, en marzo y mayo de 2020, una reducción combinada de 0,75 puntos porcentuales. El banco pretende mantener la inflación anual al 2 por ciento a medio plazo.

Bauer dijo que esto podría alcanzarse mediante más flexibilización moderada mientras que la orientación de expectativas sobre el curso probable de la política monetaria podría ayudar también a aliviar las condiciones financieras actuales.

El FMI expresó sus preocupaciones sobre el alto endeudamiento de los hogares surcoreanos.

Bauer dijo que las políticas macroprudenciales parecen estar establecidas de manera apropiada para mitigar los riesgos, aunque deben ser más estrictas si el crédito para los hogares continúa creciendo drásticamente.

La foto, tomada el 26 de enero de 2021, muestra tiendas en el oeste de Seúl cerradas debido al brote del nuevo coronavirus.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir