Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus vuelven a superar los 500 debido al aumento de las infecciones grupales vinculadas a instalaciones religiosas

Últimas noticias 27/01/2021 11:01
Los funcionarios de prevención epidemiológica trasladan a un estudiante infectado con el nuevo coronavirus en la escuela de formación misionera TCS Ace International School, el 27 de enero de 2021, en la ciudad sudoccidental de Gwangju, luego de que el lugar reportara, el día anterior, 100 casos adicionales del nuevo coronavirus.

Seúl, 27 de enero (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur han vuelto a superar, este miércoles, los 500, diez días después de haberse situado por debajo de tal cifra, debido a que han aumentado esta semana las infecciones grupales vinculadas a instalaciones educativas religiosas.

El país agregó 559 casos más de COVID-19, incluidas 516 infecciones locales, incrementando el número total de casos a 76.429, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra supuso un aumento en comparación con los 354 casos del día anterior y los 437 del lunes. El aumento considerable en los casos de infecciones localmente transmitidas se atribuyó a las infecciones grupales relacionadas con las escuelas privadas de tamaño pequeño, operadas por grupos religiosos en Gwangju, a unos 329 kilómetros al sur de Seúl, y Daejeon, a unos 164 kilómetros al sur de Seúl.

A fecha de este miércoles, se reportaron 109 casos en la escuela de formación misionera TCS Ace International School, en Gwangju, y 171 casos en otra instalación educativa religiosa, la IEM School, en Daejeon.

Las autoridades sanitarias están nerviosas por el resurgimiento masivo del COVID-19, ya que los grupos religiosos operan, por todo el país, redes de instalaciones educativas similares.

La foto, proporcionada por la Oficina del Distrito de Buk-gu de Gwangju, muestra a un trabajador médico recolectando una muestra de una miembro del personal en una instalación educativa religiosa en Gwangju, a unos 329 kilómetros al sur de Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

La tercera ola de COVID-19 en el país alcanzó su pico el 25 de diciembre, registrando un máximo de 1.241 casos diarios.

El Gobierno planea discutir, este miércoles, las maneras de contener la propagación del coronavirus y compartir la información relacionada con el COVID-19 con expertos sanitarios y líderes de grupos civiles.

Las autoridades sanitarias anunciarán un nuevo nivel de distanciamiento social a finales de esta semana.

Corea del Sur aplicó, desde diciembre, el nivel 2,5 de distanciamiento social -el cuarto en el sistema de cinco niveles del país- en el área metropolitana de Seúl, mientras que en las demás áreas se implementó el nivel 2. Las medidas estarán vigentes hasta el 31 de enero.

Algunas restricciones sobre instalaciones, incluidas las cafeterías, los gimnasios y otras instalaciones bajo techo, han sido aliviadas, pero las prohibiciones sobre las reuniones privadas entre cinco o más personas y las restricciones de operación de los negocios después de las 9:00 p.m. han sido extendidas hasta fin de mes.

Entre las nuevas infecciones locales, 120 fueron registradas en Seúl y 137 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. Incheon, al oeste de Seúl, registró 17 casos adicionales. Las tres áreas representan alrededor de la mitad de la población del país.

Fuera del área metropolitana de Seúl, la ciudad suroccidental de Gwangju reportó 112 casos nuevos, la ciudad portuaria suroriental de Busan añadió 31 y la provincia de Gangwon informó 18.

El número de casos importados se situó en 43, lo que supone un incremento frente a los 16 del día anterior. Entre los casos importados, 20 fueron procedentes de Estados Unidos, tres de Ecuador y otros tres de Venezuela.

Corea del Sur sumó siete muertes más, elevando el total a 1.378. El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 270, manteniéndose sin cambios en comparación con el martes.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 65.478, registrando un aumento de 685 con respecto al día anterior.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir