Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus vuelven a caer por debajo de los 400 y se mantiene la alerta contra un posible repunte

Últimas noticias 24/01/2021 15:59
Un trabajador médico recolecta una muestra para la prueba del nuevo coronavirus, en una clínica provisional frente a la estación de Seúl, el 24 de enero de 2021, a medida que la tercera ola de la pandemia de COVID-19, que comenzó en noviembre del año pasado, muestra señales de desaceleración, tras llegar al pico de 1.241 casos diarios, el 25 de diciembre.

Seúl, 24 de enero (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur han vuelto a caer, este domingo, por debajo de los 400, tras el repunte breve del día anterior, pero las autoridades sanitarias han permanecido vigilantes contra un posible repunte en medio de una aparente desaceleración.

El país agregó 392 casos más de COVID-19, incluidas 369 infecciones locales, incrementando el número total de casos a 75.084, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra del domingo supuso un descenso en comparación con los 431 casos reportados el día anterior.

La tercera ola de COVID-19 en el país alcanzó su pico el 25 de diciembre, registrando un máximo de 1.240 casos diarios; sin embargo, desde entonces, ha estado mostrando señales de desaceleración.

La cifra diaria se mantuvo en el margen de los 500 la semana pasada, antes de caer a 389 el lunes y 386 el martes. Posteriormente, excedió los 400 el miércoles y el jueves.

Aunque las nuevas infecciones parecen estar desacelerándose, las autoridades sanitarias han estado urgiendo a las personas a no bajar su guardia contra el coronavirus debido a varias infecciones grupales en todo el país y crecientes preocupaciones sobre las variantes del virus procedentes del Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Las autoridades dijeron que se desconocen las rutas de transmisión de más del 20 por ciento de los casos nuevos, durante las últimas semanas, y que normalmente se llevan a cabo menos pruebas durante los fines de semana.

El país extendió las medidas de distanciamiento social endurecidas por dos semanas más, hasta el 31 de enero, mientras que alivió algunas restricciones sobre los negocios de cafeterías, gimnasios y otras instalaciones bajo techo, que sufrieron pérdidas de ingresos.

En virtud de las medidas, el área metropolitana de Seúl se regirá por el nivel 2,5 de distanciamiento social -el cuarto en el sistema de cinco niveles del país- y el resto de la nación se mantendrá bajo el nivel 2.

También se extendió la prohibición de reuniones privadas entre cinco o más personas y las restricciones de operación de los negocios después de las 9:00 p.m. Sin embargo, se permitirá la reapertura de los gimnasios bajo techo, las academias privadas de estudios intensivos y las salas de karaoke bajo la condición de que acaten estrictamente las medidas antivirus.

Un centro para pruebas de COVID-19 es instalado en un jardín de infancia, en la ciudad provincial de Gwangju, en el suroeste de Corea del Sur, el 24 de enero de 2021. Previamente, se confirmó que un infectado visitó el recinto, después de que se vincularan 15 casos del virus a una iglesia de la ciudad.

Las autoridades planean monitorizar estrechamente las infecciones de la próxima semana para decidir si bajar o mantener las medidas del distanciamiento social.

Entre los 369 casos de transmisión local, 127 fueron registrados en Seúl y 99 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. Incheon, al oeste de Seúl, registró 23 casos adicionales. El área metropolitana de Seúl abarca alrededor de la mitad de la población nacional, de un total de 51 millones de habitantes.

Fuera del área metropolitana de Seúl, la ciudad portuaria suroriental de Busan reportó 19 casos nuevos y la provincia de Gyeongsang del Sur y la ciudad sudoccidental de Gwangju añadieron 17 casos cada una.

Entre las infecciones grupales del COVID-19, un asilo de ancianos en el distrito capitalino de Seongdong reportó cinco casos nuevos, lo que elevó el total a 35.

El número de casos ligados a una iglesia en Gwangju aumentó en 14 para llegar a los 15, mientras que las infecciones relacionadas con un sanatorio en la comarca de Sunchang, en la provincia de Jeolla del Norte, sumaron 119.

Corea del Sur reportó 23 casos importados, lo que constituye un descenso de 5 casos en comparación con el día anterior.

Corea del Sur ha continuado intensificando la monitorización de las llegadas del extranjero, ya que las variantes más transmisibles pueden obstaculizar la lucha contra el COVID-19 del país.

La nación ha confirmado, hasta el momento, 18 casos de variantes de coronavirus, 15 de los cuales fueron procedentes del Reino Unido, dos de África del Sur y uno de Brasil.

El Gobierno considera tales variantes como un principal reto en su lucha contra el virus que ya tiene dificultades, en particular, antes del programa de vacunación a plena escala, previsto para iniciarse en febrero.

Los feligreses asisten a un servicio presencial en la Iglesia del Evangelio Completo de Yeouido, el 24 de enero de 2021, en Seul, el primer domingo despues de que el Gobierno permitiera que las iglesias reanuden sus servicios religiosos bajo la condicion de que solo permitan que se ocupe un maximo del 10 por ciento de la capacidad de sus asientos, en el área metropolitana de Seul, y del 20 por ciento en el resto del pais.

Las autoridades sanitarias reafirmaron, este domingo, que la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por el gigante farmacéutico británico-sueco AstraZeneca Plc. será proporcionada en el primer trimestre de este año como lo había previsto, a pesar de los informes mediáticos sobre una desaceleración en un programa de vacunación en otros países.

AstraZeneca solicitó una aprobación de su vacuna contra el COVID-19, de un régimen de dos dosis, al Ministerio de Seguridad de los Alimentos y Medicamentos de Corea del Sur. La aprobación supondría la primera campaña de inoculación del país.

Corea del Sur reportó 12 muertes adicionales por el nuevo coronavirus, elevando el total de fallecidos a 1.349, según las autoridades. La tasa de mortalidad fue del 1,8 por ciento.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 282, lo que supone una disminución de 15 con respecto al día anterior.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 62.530, registrando un incremento de 486 en comparación con el día previo, mientras que 11.205 personas se encuentran aisladas para su tratamiento, lo cual supuso un descenso de 106 frente al sábado.

Las autoridades llevaron a cabo, el sábado, un total de 24.642 pruebas del COVID-19 en todo el país, lo que supone un aumento de 22.842 frente al día previo.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir