Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus aumentan desde un nivel bajo un año después del brote del virus

Nacional 20/01/2021 14:05
Un trabajador sanitario, utilizando equipamiento de protección, recolecta una muestra de un ciudadano, el 20 de enero de 2021, para la prueba del nuevo coronavirus, en una clínica provisional, en Seúl.

Seúl, 20 de enero (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han rondado alrededor de 400, este miércoles, por tercer día consecutivo, mientras que las autoridades sanitarias intentan desacelerar aún más la tercera ola de la pandemia con unas directrices intensificadas de distanciamiento social.

El país reportó 404 casos nuevos de COVID-19, incluidas 373 infecciones locales, lo que elevó el total de casos a 73.518, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra de este miércoles es ligeramente más alta en comparación con los 386 casos reportados el día anterior.

Desde que se confirmó, hace un año, el primer caso del virus en el país, Corea del Sur ha experimentado dos grandes olas de infecciones del COVID-19; la primera, en febrero, centrada en la ciudad sudoriental de Daegu, seguida por otro brote masivo en el área metropolitana de Seúl, en agosto.

La tercera ola de COVID-19 en el país alcanzó su pico el 25 de diciembre, registrando un máximo de 1.240 casos nuevos diarios; sin embargo, desde entonces, ha estado mostrando señales de desaceleración.

La cifra diaria permaneció en el rango de 500 durante la semana pasada, antes de caer, el lunes, a 389, la cifra más baja en casi dos meses.

Aunque las infecciones nuevas muestran señales de desaceleración, las autoridades sanitarias urgieron a las personas a mantener la guardia alta contra un posible repunte.

Yoon Tae-ho, un funcionario sanitario de alto rango, dijo que no están en situación de aflojar el nivel de alerta contra el virus.

El país extendió las medidas de distanciamiento social endurecidas por dos semanas más, hasta el 31 de enero, mientras que alivió algunas restricciones de negocios de cafeterías, gimnasios y otras instalaciones bajo techo, que sufrieron pérdidas de ingresos.

En virtud de las nuevas medidas, el área metropolitana de Seúl continuará imponiendo el nivel 2,5 de distanciamiento social -el cuarto en el sistema de cinco niveles del país- y el resto del país se mantendrá bajo el nivel 2.

También se extendieron la prohibición de reuniones privadas entre cinco o más personas y las restricciones de operación de los negocios después de las 9:00 p.m. Sin embargo, se permitirá que los gimnasios bajo techo, las academias privadas de estudios intensivos y las salas de karaoke reabran bajo la condición de que acaten estrictamente las medidas antivirus.

Las autoridades sanitarias indicaron que decidirán sobre el levantamiento de la prohibición de reuniones tras evaluar la situación del virus.

Entre los 373 casos de transmisión local, 135 fueron registrados en Seúl y 126 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. Incheon, al oeste de Seúl, registró 14 casos adicionales. El área metropolitana de Seúl abarca alrededor de la mitad de la población nacional, de un total de 51 millones de habitantes.

Los casos importados del país se situaron en 31, lo cual supone cuatro menos que el día anterior.

De los nuevos casos importados confirmados, 11 fueron procedentes de Estados Unidos, seguidos por cuatro de Rusia y otros tantos de Tanzania.

Corea del Sur reportó 17 muertes adicionales por el nuevo coronavirus, lo cual supuso dos menos que el día anterior, situando el total de fallecidos en 1.300. La tasa de mortalidad fue del 1,77 por ciento.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 323, lo que constituye una caída de 12 con respecto al día anterior.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 60.180, registrando un incremento de 712 en comparación con el día previo, mientras que 12.038 personas se encuentran aisladas para su tratamiento, lo cual supuso un descenso de 325 frente al martes.

Las autoridades sanitarias dijeron que existen suficientes camas hospitalarias para acomodar a los pacientes del virus, mientras que alrededor de 15.000 camas están disponibles a nivel nacional, incluidas 324 camas reservadas para los pacientes de COVID-19 gravemente enfermos.

Un grupo de ciudadanos espera en fila, el 20 de enero de 2021, para someterse a las pruebas del nuevo coronavirus en una clínica provisional, en Seúl.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir