Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur dice que mantiene informada a la familia del funcionario de pesca asesinado sobre el progreso en la investigación

Últimas noticias 19/01/2021 16:13
La foto de archivo muestra a Lee Rae-jin, el hermano mayor del funcionario de pesca surcoreano que fue asesinado por el Ejército norcoreano mientras estaba a la deriva en aguas norcoreanas, sosteniendo una solicitud, el 6 de octubre de 2020, en la oficina de la ONU sobre los derechos humanos de Corea del Norte, en Seúl, para solicitar una investigación "justa y objetiva" sobre el incidente.

Seúl, 19 de enero (Yonhap) -- El Gobierno de Corea del Sur ha proporcionado tanta información como le ha sido posible, sobre la investigación que se está llevando a cabo, a la familia de un funcionario de pesca surcoreano, que fue asesinado en el mar, el año pasado, por el Ejército de Corea del Norte, según ha mostrado, este martes, un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH).

Corea del Sur planteó el caso en un informe presentado, la semana pasada, ante la OACDH, en respuesta a las preocupaciones de que las autoridades no han revelado a la familia toda la información relacionada con el incidente, que tuvo lugar en septiembre de 2020.

El Ejército norcoreano disparó y mató al funcionario surcoreano, de 47 años de edad, cuando estaba a la deriva en aguas norcoreanas. El hermano del funcionario asesinado pidió que se realice una investigación a las Naciones Unidas (ONU), planteando serias dudas sobre los hallazgos del Gobierno acerca del incidente, sobre que el funcionario intentó desertar al Norte.

Tomás Ojea Quintana, relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, denunció el asesinato como una violación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos e instó a las dos Coreas a revelar toda la información sobre el caso.

El Gobierno indicó, en un informe, que conforme a sus esfuerzos para proteger el derecho a saber de la familia, la Guardia Costera de Corea del Sur -la agencia investigadora del asunto- se reunió con el hermano de la víctima y le proporcionó información importante sobre los resultados de las operaciones de búsqueda e investigación.

La Guardia Costera también respondió a varias preguntas de la familia y compartió el progreso de la investigación mediante los medios de comunicación, dentro de los límites legales, ya que no se debe divulgar toda la información de una investigación en curso, incluso a la familia directa.

En el informe, el Gobierno también subrayó la necesidad de restaurar las líneas de comunicación con Corea del Norte, no solo a fin de prevenir la repetición de tal incidente, sino también para facilitar una pronta respuesta conjunta en caso de que vuelva a ocurrir en el futuro.

Agregó que la imposibilidad de contactar de manera remota al lado norcoreano tras el incidente fue un desafío fundamental en el manejo del mismo, dejando al Gobierno dependiente de la inteligencia para juntar las piezas de lo que sucedió.

Según el informe, al objeto de prevenir casos similares, el Gobierno dijo que está trabajando para revisar el manual de contingencias, a fin de posibilitar una respuesta interinstitucional más rápida y las solicitudes de cooperación de Corea del Norte, restaurando los canales de comunicación.

Las líneas de comunicación intercoreanas se mantienen cortadas desde que el Norte derribó la oficina de enlace conjunta en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, en junio del año pasado, encolerizado por el envío de panfletos anti-Pyongyang a su territorio por parte de los desertores norcoreanos y activistas.

El Norte ofreció una disculpa por el asesinato del funcionario surcoreano, pero no ha respondido a los llamamientos de Seúl para realizar una investigación conjunta.

En la foto de archivo, se muestra a Yoon Sung-hyun, jefe de la oficina de investigación de la Guardia Costera de Corea del Sur, anunciando el resultado provisional de la investigación de la agencia sobre el asesinato de un funcionario surcoreano por parte de Corea del Norte en aguas norcoreanas, durante una sesión informativa realizada, el 29 de septiembre de 2020, en la agencia, en Incheon, al oeste de Seúl.

nkim@yna.co.kr

(MORE)(FIN)

Inicio Subir