Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus llegan a su mínimo en más de un mes por el menor número de pruebas y la desaceleración de las infecciones

Últimas noticias 11/01/2021 10:39
Los trabajadores médicos calientan sus manos en unas estufas instaladas en un centro provisional para pruebas de coronavirus, frente a la estación de Seúl, el 10 de enero de 2021, en medio de la ola de frío a nivel nacional.

Seúl, 11 de enero (Yonhap) -- Corea del Sur ha reportado, este lunes, el menor aumento de casos de COVID-19 en 41 días, debido, aparentemente, a las directrices de distanciamiento social endurecidas y el menor número de pruebas realizadas durante el fin de semana.

El país agregó 451 casos más del nuevo coronavirus, incluidas 419 infecciones locales, incrementando el número total de casos a 69.114, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra del lunes supone la primera vez, desde el 1 de diciembre, en que el número diario de infecciones se mantiene en el margen de 400 y también representa una caída drástica frente a los 665 casos del domingo, 641 del sábado y 674 del viernes.

Se registró una media de 693 casos diarios a nivel nacional, en la última semana, manteniéndose en el margen de los 600 por primera vez desde principios de diciembre, dijo la KDCA.

Sin embargo, normalmente se realizan menos pruebas de COVID-19 durante los fines de semana.

Desde el 8 de diciembre han estado vigentes las medidas de distanciamiento social de nivel 2,5 -el cuarto en el sistema de cinco niveles- en el área metropolitana de Seúl, y las de nivel 2 en el resto del país, y está previsto que se implementen hasta el 17 de enero.

Las reuniones privadas de más de cuatro personas están prohibidas en todo el país durante el período designado.

Los restaurantes y las instalaciones de entretenimiento de alto riesgo de infección -incluidos los bares, clubs nocturnos y salas de karaoke-, en el área metropolitana de Seúl, podrán volver a operar, de manera condicional, cuando expiren las medidas actuales de nivel 2,5.

Las autoridades dijeron que decidirán, este fin de semana, si reducen el nivel de distanciamiento social.

Pese a la tendencia bajista de los casos de coronavirus, las autoridades sanitarias permanecen vigilantes ante la propagación de una nueva variante del virus, reportada, por primera vez, en el Reino Unido.

El país ha reportado 16 casos de la variante. Las autoridades extendieron, hasta el 21 de enero, la prohibición de los vuelos de pasajeros procedentes del Reino Unido.

Entre las nuevas infecciones locales, 137 fueron registradas en Seúl y 142 en la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital. Incheon, al oeste de Seúl, registró 18 casos adicionales. El área metropolitana de Seúl abarca alrededor de la mitad de la población nacional.

Fuera de tal región, la ciudad portuaria sureña de Busan registró 16 casos adicionales y la provincia de Gyeongsang del Sur añadió 13.

Entre los casos del lunes, 32 fueron procedentes del extranjero.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 395, lo que supone una caída de seis frente al día previo.

Corea del Sur añadió 15 muertes por COVID-19, elevando el total a 1.140.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena, después de recuperarse por completo, fue de 52.552, registrando un aumento de 2.143 con respecto al día anterior.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir