Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur impone las directrices de distanciamiento social más estrictas en las instalaciones penitenciarias

Últimas noticias 31/12/2020 11:49
Un recluso infectado con COVID-19 sostiene, el 29 de diciembre de 2020, un mensaje a través de una ventana del Centro de Detención Dongbu en Seúl. En el mensaje, el recluso se queja de que ocho pacientes infectados están confinados en una celda.

Seúl, 31 de diciembre (Yonhap) -- Corea del Sur ha impuesto, este jueves, el máximo nivel de distanciamiento social en las instalaciones penitenciarias de todo el país, prohibiendo las visitas y cancelando todo el trabajo y las clases, con el fin de romper la tendencia de infecciones masivas de coronavirus entre los reclusos.

Las restricciones de nivel 3 estarán vigentes durante dos semanas, hasta el 13 de enero, y tienen como objetivo minimizar el contacto entre los reclusos, los visitantes externos y el personal penitenciario. Las reuniones con abogados serán restringidas y todo el personal trabajará con un horario reducido.

El anuncio se produce tras un aumento alarmante de casos de coronavirus vinculados al Centro de Detención Dongbu, en el sudeste de Seúl. A fecha del miércoles a la medianoche, la cifra total de casos en la instalación llegó a 807, la mayoría de los cuales son reclusos y exreclusos. Dos reclusos -uno del Centro de Detención Dongbu y otro del Centro de Detención de Seúl, en Uiwang, al sur de la capital- han muerto a causa de complicaciones por el coronavirus.

El viceministro de Justicia, Lee Yong-gu, dijo, durante una conferencia de prensa celebrada en el complejo gubernamental de Seúl, que el Ministerio de Justicia intentó prevenir la propagación del COVID-19 dentro de los correccionales, que son vulnerables a infecciones, pero esta situación se debe a las limitaciones inherentes de las instalaciones penitenciarias y al no haber tomado medidas antivirus anticipadas.

Lee pidió disculpas a la nación y dijo que el ministerio fortalecerá las medidas e inspecciones contra el virus en los correccionales para asegurar que no surjan más infecciones y harán todo lo posible para estabilizar la situación.

El ministerio ha estado buscando maneras para trasladar a más reclusos fuera del Centro de Detención Dongbu, para reducir la densidad de la población penitenciaria en el recinto. Actualmente, el centro está por encima de su capacidad, con un 116,6 por ciento.

Cientos de reclusos, incluidos aquellos que han dado positivo en la prueba del coronavirus, ya han sido transferidos a instalaciones penitenciarias a lo largo del país.

El ministerio también está considerando poner a más reclusos bajo libertad condicional, especialmente si padecen enfermedades subyacentes o han demostrado un comportamiento ejemplar.

Con el fin de prevenir más infecciones procedentes de pacientes asintomáticos, el ministerio realizará exámenes masivos sobre todo el personal penitenciario y los reclusos, e instalará más centros de tratamiento residenciales dentro de las instalaciones penitenciarias y los vecindarios circundantes para tratar los casos con síntomas leves.

El ministerio atribuyó las infecciones masivas en el Centro de Detención Dongbu a su diseño, sistema de ventilación deficiente, alta densidad de población penitenciaria y al fracaso en anticipar la propagación del virus a través de la detección de pacientes asintomáticos.

Los centros de detención han añadido preocupaciones a la lucha contra el virus de Corea del Sur.

El país ha reportado alrededor de 1.000 casos diarios del coronavirus desde mediados de este mes.

El área metropolitana, que abarca Seúl, Incheon y la provincia de Gyeonggi, se encuentra bajo el nivel 2,5 de distanciamiento social -el cuarto en el sistema de cinco niveles-, mientras que la mayor parte del resto de la nación se encuentra bajo el nivel 2.

Unos autobuses que trasladan a algunos reclusos infectados con el nuevo coronavirus, salen, el 30 de diciembre de 2020, del Centro de Detención Dongbu, en el este de Seúl, en dirección a una clínica médica.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir