Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen por debajo de 300 por primera vez en seis días en vísperas de las restricciones antivirus endurecidas en el área metropolitana de Seúl

Últimas noticias 23/11/2020 11:45
Una trabajadora médica se prepara para realizar exámenes de COVID-19, el 23 de noviembre de 2020, en el Centro Médico Nacional.

Seúl, 23 de noviembre (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han caído por debajo de 300, este lunes, por primera vez en seis días, debido a que se realizaron menos pruebas de coronavirus durante el fin de semana, mientras que se implementarán normas de distanciamiento social más estrictas en el área metropolitana de Seúl, a partir del martes, para prevenir otra ola de la pandemia

El país añadió 271 casos de COVID-19, incluidas 255 infecciones locales, lo que elevó el total de casos a 31.004, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La última cifra supuso un descenso en comparación con los 330 casos del domingo, lo cual se debe a que se realizan menos exámenes de COVID-19 durante el fin de semana.

Los casos diarios han estado alcanzando cifras de tres dígitos desde el 8 de noviembre y superando los 300 en los últimos cinco días.

El reciente aumento de casos del virus provocó que las autoridades sanitarias elevaran el nivel de distanciamiento social al nivel 2, el tercero más alto del sistema de cinco niveles, en el área metropolitana de Seúl, durante dos semanas, a partir del martes.

La última medida se produce solo días después de que Seúl elevara el nivel de distanciamiento social al nivel 1,5, el jueves, para urgir a las personas y propietarios de negocios a tomar precauciones extra.

Las autoridades sanitarias dijeron que las acciones antivirus más estrictas tienen como objetivo detener otra ola de la pandemia, la cual podría rebasar las capacidades del sistema de salud de la nación.

El segundo viceministro de Salud y Bienestar Social, Kang Do-tae, dijo, durante una reunión con funcionarios sanitarios de alto rango, que una tercera ola de la pandemia está en curso debido a la propagación "silenciosa" del virus en la vida cotidiana, lo que ha provocado más de 2.000 casos adicionales en una semana. Añadió que si no se logra romper la cadena de infecciones, las medidas antivirus y los esfuerzos médicos no serán sostenibles.

A diferencia de los brotes previos en la ciudad sudoriental de Daegu, en febrero, y en Seúl, en agosto, los últimos brotes han sido más difíciles de rastrear, porque han ocurrido en pequeñas reuniones entre familiares y amigos, donde las personas no utilizan las mascarillas de protección sanitaria.

Kang dijo que las medidas antivirus preventivas son inevitables para evitar una próxima ola de la pandemia, que podría afectar seriamente las vidas cotidianas y la economía.

Previamente, la KDCA dijo que la tasa de reproducción del COVID-19 ya ha superado el 1,5. La tasa refleja el número de personas que puede infectar un solo paciente. Las autoridades advirtieron que el país podría registrar más de 600 casos diarios a principios de diciembre, a menos que el ritmo actual sea contenido.

Conforme al nivel 2 de distanciamiento, las reuniones de 100 o más personas quedan prohibidas, mientras que algunas instalaciones propensas a riesgos, incluidos clubs nocturnos, deben suspender sus operaciones. Los restaurantes pueden operar de forma regular hasta las 9:00 p.m., y posteriormente solo pueden ofrecer servicios para llevar y de entrega a domicilio.

Las provincias de Jeolla del Norte y Jeolla del Sur estarán bajo el nivel 1,5 de distanciamiento social, a partir del martes, mientras que otras ciudades pequeñas y comarcas a lo largo del país han implementado normas más estrictas de conformidad con el reciente aumento de casos nuevos.

Las autoridades sanitarias advirtieron que se acerca una tercera ola de la pandemia debido a las infecciones grupales procedentes de pequeñas reuniones, instalaciones públicas y hospitales, instando a que se realicen acciones más firmes antes del examen nacional de ingreso en la universidad, programado para principios de diciembre.

Entre los 255 casos de transmisión local, 206 fueron identificados en el área metropolitana de Seúl, donde reside casi la mitad de la población del país. La capital registró 109 casos más, mientras que la provincia circundante de Gyeonggi informó 74 casos y la ciudad portuaria de Incheon, al oeste de Seúl, añadió 23.

El área metropolitana registró más de 200 casos por cuarto día consecutivo.

Se ha vinculado un total de 45 casos a reuniones familiares y de amigos, en Incheon, y 69 infecciones a una academia privada de estudios intensivos, en Seúl.

La mayoría de las ciudades principales han reportado infecciones nuevas.

La provincia de Gangwon registró 11 casos adicionales, seguida por la provincia de Jeolla del Norte, con nueve, la provincia de Chungcheong del Sur, con ocho, y la provincia de Jeolla del Sur, con cinco.

Mientras tanto, se reportaron 16 casos importados adicionales, lo que supone un descenso frente a los 28 del día anterior.

El país reportó cuatro muertes adicionales por el virus, lo que elevó el total de fallecimientos a 509. La tasa de mortalidad alcanzó el 1,64 por ciento.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 79.

El total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 26.539, lo que representa un aumento de 73 con respecto al día previo.

Una estudiante de último año de preparatoria participa en una entrevista en línea para el ingreso en la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros, en Seúl, el 22 de noviembre de 2020, en medio de preocupaciones sobre el COVID-19.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir