Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(4ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus superan los 300 por 3er. día consecutivo y el área metropolitana de Seúl se encuentra en la 3ª ola del brote

Nacional 20/11/2020 22:44
Una trabajadora médica vestida con un traje de protección sanitaria se prepara para trabajar, el 20 de noviembre de 2020, en una clínia provisional para pruebas del nuevo coronavirus, en Seúl.

Seúl, 20 de noviembre (Yonhap) -- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur han urgido, este viernes, a los ciudadanos, a abstenerse de llevar a cabo reuniones y actividades al aire libre, mientras las infecciones diarias de nuevo coronavirus en el país han superado los 300 casos, por tercer día consecutivo, y el área metropolitana de Seúl, donde reside la mitad de la población del país, se encuentra en la tercera ola del brote.

El país añadió 363 casos de COVID-19, incluidas 320 infecciones locales, elevando el total de casos a 30.017, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

El total de infecciones superó el umbral de 30.000 casos, 80 días después de que superara los 20.000, el 1 de septiembre. El país reportó su primer caso el 20 de enero.

Los casos diarios de COVID-19 superaron, el miércoles, los 300, por primera vez desde finales de agosto, registrando 313 casos. Los casos diarios han estado alcanzando cifras de tres dígitos desde el 8 de noviembre. El jueves se reportaron 343 infecciones.

Las infecciones grupales esporádicas procedentes de pequeñas reuniones, instalaciones públicas y hospitales siguieron surgiendo en varias partes del país, lo que ha complicado los esfuerzos de contención por parte de las autoridades sanitarias.

Para prevenir otra ola de infecciones del virus, el país decidió endurecer las medidas de prevención epidemiológica en el área metropolitana de Seúl y la ciudad meridional de Gwangju, durante dos semanas, a fin de prevenir otra ola de infecciones, elevando el nivel de distanciamiento social, del 1 al 1,5, bajo el nuevo sistema de cinco niveles.

Sin embargo, debido a la rápida propagación de COVID-19, las autoridades sanitarias dijeron que podrían elevar aún más el nivel del distanciamiento social en el área metropolitana de Seúl si la media de casos diarios del virus en la zona excede los 200 en el período de una semana.

La media de casos diarios en la región capitalina fue de 153 en los últimos siete días.

Se cree que la tercera ola de infecciones del COVID-19 en el área metropolitana de Seúl está en progreso después de presenciar tal situación en el período febrero-marzo y agosto, dijo Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social, en una sesión informativa.

La ciudad de Suncheon, en la provincia de Jeolla del Sur, a unos 415 kilómetros al sureste de Seúl, comenzó a implementar, a partir de este viernes, el nivel 2 de las directrices de distanciamiento social como una medida de precaución, convirtiéndose en la primera municipalidad del país en implementar tal nivel bajo el nuevo sistema.

Conforme al nivel 2 de distanciamiento, las reuniones de 100 o más personas quedan prohibidas, mientras que algunas instalaciones propensas a riesgos deben suspender sus operaciones.

Las autoridades sanitarias dijeron que distribuirán pronto las directrices sobre el reajuste del nivel de distanciamiento social a los Gobiernos municipales para que puedan controlar las situaciones del virus en sus regiones de manera más efectiva.

Las pautas cubrirán el número semanal de pacientes del virus y las infecciones grupales en la región, dijo Yoon, añadiendo que la elevación del nivel será efectiva para contener el COVID-19, pero al mismo tiempo puede dañar la economía, por lo tanto deben evaluar con sensatez los riesgos y la situación de virus.

Por las crecientes preocupaciones sobre una nueva ola de infecciones del COVID-19, el primer ministro surcoreano, Chung Sye-kyun, solicitó al pueblo, en un mensaje público, abstenerse de organizar reuniones sociales de fin de año y actividades prescindibles al aire libre.

Las autoridades sanitarias intensificaron los llamamientos para que los ciudadanos practiquen estrictamente el distanciamiento social y mantengan la higiene personal, en medio de un pronóstico de que el recuento de casos de COVID-19 del sábado podría estar más cerca de la marca de los 400.

Según las autoridades sanitarias y los Gobiernos provinciales, Corea del Sur registró 299 nuevos casos desde el inicio de este viernes hasta las 6:00 p.m. Durante el período de tiempo, solo Seúl reportó 140 casos adicionales.

Liderados por la Sociedad Surcoreana de Enfermedades Infecciosas, 11 grupos de expertos locales emitieron una declaración conjunta advirtiendo que el recuento diario de casos del virus podría aumentar a 1.000 en unas pocas semanas sin medidas preventivas estrictas.

En el comunicado se lee que "hay muchas posibilidades de que la situación actual del COVID-19 empeore aún más" y que "se pronostica que si pasan una o dos semanas sin medidas efectivas, el recuento diario de infecciones podría llegar a 1.000".

Un grupo de trabajadores sanitarios se preparan para trabajar, utilizando equipamiento de protección, el 20 de noviembre de 2020, en una clínica provisional para exámenes del COVID-19, en Seogwipo, en la isla vacacional de Jeju, en el sur de Corea del Sur.

Entre los 320 casos de transmisión local, 218 fueron identificados en el área metropolitana de Seúl, donde reside casi la mitad de la población del país, de un total de 51 millones de habitantes. Seúl registró 127 casos más, mientras que la provincia circundante de Gyeonggi informó 62 casos y la ciudad portuaria de Incheon, al oeste de la capital, añadió 29.

La mayoría de las ciudades y municipalidades principales reportaron nuevas infecciones.

El número diario de casos de COVID-19 reportados fuera del área metropolitana de Seúl superó los 100 por segundo día consecutivo, mientras que la provincia oriental de Gangwon agregó 24 y la provincia de Gyeongsang del Sur confirmó 18.

El temor a los casos de virus importados se apoderó de la ciudad sudoriental de Busan, ya que durante los últimos tres días se han reportado un total de 77 casos del virus en seis embarcaciones extranjeras que atracaron en un puerto de la ciudad.

El número de casos importados adicionales llegó a 43, lo que supone una reducción ligera en comparación con los 50 reportados el día anterior.

Entre ellos, 17 procedieron de Rusia, seguidos por 10 casos de Estados Unidos. El total de casos importados es de 4.355.

El país reportó tres muertes adicionales por el virus, lo que elevó el total de fallecimientos a 501.

Sin embargo, podrían reportarse más fallecimientos en el futuro, dado que el número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 84, lo que supone un aumento de 5 con respecto al jueves.

Las autoridades sanitarias señalaron que el país tiene suficiente capacidad de atender a los pacientes de coronavirus en condición grave, por el momento.

A fecha del jueves, un total de 112 camas hospitalarias están disponibles para alojar a los pacientes del virus en estado grave, pero las autoridades sanitarias planean incrementar tal número hasta las 200 para finales de este año.

La cifra de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente fue de 165, elevando el total a 26.263, mientras que 3.523 personas se encuentran aisladas para recibir tratamiento contra el COVID-19, lo que representa un incremento de 195 frente al día anterior.

La foto, tomada el 19 de noviembre de 2020, muestra a una voluntaria desinfectando escritorios en una cafetería para estudiar, en la ciudad suroriental de Gwangju.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir