Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus alcanzan la cifra más alta en más de dos meses y las autoridades consideran endurecer las restricciones

Últimas noticias 13/11/2020 11:31
Los funcionarios municipales de Seúl sostienen unos letreros que instan a las personas a utilizar mascarillas protectoras, el 13 de noviembre de 2020, en la estación de metro de Gwanghwamun, en el centro de Seúl.

Seúl, 13 de noviembre (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur casi han alcanzado los 200, este viernes, lo que supone la cifra más alta en 70 días, a medida que las infecciones grupales esporádicas procedentes de reuniones informales han seguido surgiendo a lo largo del país, provocando que las autoridades sanitarias consideren elevar el nivel de distanciamiento social.

El país añadió 191 casos de COVID-19, incluidas 162 infecciones locales, elevando el total de casos a 28.133, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

Se trata de la cifra diaria más alta desde el 4 de septiembre. Además, es el sexto día consecutivo en que se reporta un incremento de tres dígitos.

Las autoridades sanitarias dijeron que muchos de los casos ocurrieron en pequeñas reuniones familiares y de amigos alrededor del país y han reiterado, en varias ocasiones, su preocupación por el surgimiento de infecciones esporádicas.

El primer ministro, Chung Sye-kyun, dijo, en una reunión de la Sede Central de Contramedidas por Desastre y de Seguridad, que si la tendencia actual continúa, se debe considerar seriamente elevar el nivel de distanciamiento social, señalando que algunos Gobiernos provinciales ya han aumentado las medidas al nivel 1,5.

Chung expresó preocupaciones sobre las manifestaciones laborales y cívicas masivas que serán llevadas a cabo, el fin de semana, en Seúl y otras regiones, las cuales podrían provocar otro repunte en los casos de coronavirus.

Agregó que, aunque los organizadores prometieron seguir las medidas de seguridad sanitaria, las manifestaciones podrían terminar desencadenando un brote masivo de COVID-19, e instó a los grupos de manifestantes a poner más prioridad en la vida y seguridad de las personas y reconsiderar la celebración de las protestas.

Corea del Sur, que ahora opera un sistema de distanciamiento social de cinco niveles, ha mantenido el nivel 1 en todo el país, aunque algunas ciudades y Gobiernos provinciales han elevado sus medidas de prevención.

Asan y Cheonan, localizadas en la provincia de Chungcheong del Sur, adoptaron medidas más estrictas la semana pasada. La ciudad de Wonju, en la provincia de Gangwon, y Suncheon, a unos 415 kilómetros al sur de Seúl, también elevaron, esta semana, su nivel de distanciamiento social al 1,5.

Bajo el nivel 1, se exige seguir las directrices básicas, tales como el uso de mascarillas, y no se recomiendan los encuentros de más de 500 personas.

En virtud del nivel 1,5, se permite a las personas llevar a cabo la mayoría de sus actividades cotidianas; sin embargo, las reuniones a gran escala de 100 o más personas son reguladas, aunque no es una prohibición completa.

El último repunte se produce en un momento en el que han entrado en vigor, este viernes, las nuevas reglas de uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos, tras un período de gracia de 30 días, a fin de mejorar la lucha contra el coronavirus.

Los infractores se enfrentarán a multas de hasta un máximo de 100.000 wones (90 dólares) si no utilizan las mascarillas en el transporte público y manifestaciones, así como en instalaciones médicas, religiosas y de asistencia social.

Entre las infecciones locales, se reportaron 74 casos en Seúl y 36 en la provincia circundante de Gyeonggi, mientras que Incheon, al oeste de Seúl, reportó tres infecciones adicionales. En el área metropolitana de Seúl reside casi la mitad de la población del país.

El número de casos diarios en el área metropolitana de Seúl llegó a la cifra más alta desde el 23 de octubre.

También se ha reportado un total de 14 casos vinculados con una instalación militar, en Seúl, y de 46 casos ligados a una aseguradora, en el oeste de la capital.

Se ha registrado un total de 143 infecciones procedentes de un grupo de instalaciones médicas y asilos de ancianos en Gunpo, al sur de Seúl, y de 22 infecciones ligadas a una escuela primaria, en Pocheon, al norte de la capital.

Asimismo, se reportaron casos adicionales en la provincia de Gangwon, que registró 23, la provincia de Jeolla del Sur, que reportó nueve, y la provincia de Chungcheong del Sur, que añadió siete. La ciudad de Gwangju, localizada a 330 kilómetros al sur de Seúl, registró cinco casos más.

El país añadió 29 casos importados, 11 de los cuales procedieron de Estados Unidos, cinco de Rusia y cuatro de Europa.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico llegó a 50, lo que constituye un descenso de tres con respecto al jueves.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó una muerte adicional por el virus, lo que elevó el total de fallecimientos a 488.

La cifra diaria de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente fue de 133.

Corea del Sur ha llevado a cabo 2.761.411 pruebas de COVID-19 desde el 3 de enero, incluidas las 11.639 realizadas el jueves.

Un ciudadano entra en la Oficina del Distrito de Mapo, en Seúl, el 12 de noviembre de 2020, mientras que en la entrada se muestra un letrero que insta a las personas a utilizar mascarillas protectoras, someterse a exámenes de temperatura corporal y desinfectar sus manos.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir