Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Las autoridades seguirán con el programa de vacunas dado que no ven vínculos entre ellas y las muertes

Últimas noticias 21/10/2020 19:28
Un ciudadano recibe una vacuna gratuita, el 19 de octubre de 2020, en un centro médico en Seúl.

Seúl, 21 de octubre (Yonhap) -- La jefa de la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés), Jeong Eun-kyeong, ha dicho este miércoles que no hay un vínculo directo entre las vacunas contra la gripe y las muertes reportadas recientemente, y que el Gobierno seguirá adelante con el programa a nivel nacional de vacunación gratuita contra la influenza.

En una rueda de prensa, Jeong dijo que la KDCA llevará a cabo investigaciones exhaustivas sobre las muertes recientes de nueve personas que recibieron vacunas contra la gripe.

"No hemos encontrado una conexión directa entre las muertes y las vacunas, o una relación entre los efectos secundarios de las vacunas contra la gripe y las muertes", dijo Jeong añadiendo que, considerando que no se han reportado efectos adversos graves de una vacuna específica, decidieron no suspender las vacunaciones contra la influenza.

La KDCA dijo que dos muertes podrían estar relacionadas con un choque de anafilaxia, una reacción alérgica grave después de la vacunación.

De las nueve muertes, las autoridades sanitarias están realizando actualmente investigaciones epidemiológicas, incluidas autopsias, en ocho casos.

Hasta la fecha, 12,97 millones de personas han recibido vacunas contra la gripe, y 8,36 millones de ellas se vacunaron gratis mediante el programa estatal.

Según las autoridades sanitarias, un hombre de 68 años de edad, en la isla sureña vacacional de Jeju, y un hombre de 78 años de edad, en Daegu, fallecieron tras recibir la vacuna.

Este miércoles por la tarde, la provincia de Gyeonggi reportó dos muertes de personas que recibieron la vacuna en centros públicos en Gwangmyeong y Goyang.

Los temores sobre las vacunas contra la gripe surgieron el viernes, luego de que un adolescente, de 17 años de edad, de la ciudad portuaria occidental de Incheon, muriera dos días después de serle inyectada la vacuna.

El martes se reportaron muertes similares, de un hombre de 77 años de edad, en Gochang, en la provincia de Jeolla del Norte, y de un hombre de 82 años de edad, en Daejeon. Ambos recibieron la vacuna el lunes.

La mayoría de ellos tenían enfermedades subyacentes, dijeron las autoridades sanitarias. Uno de ellos murió solo 12 horas después de recibir la vacuna contra la gripe.

El viceministro de Salud y Bienestar Social surcoreano, Kim Ganglip, dijo, durante una conferencia de prensa, que lamenta las preocupaciones de las personas sobre las vacunas gratuitas contra la gripe y añadió que se está estudiando la situación seriamente, añadiendo que, antes que nada, deben encontrar la causa exacta de las muertes recientes.

Según las autoridades sanitarias, las personas fallecidas recibieron las vacunas fabricadas o distribuidas por Korea Vaccine, Boryung Biopharma, LG Chem, SK bioscience y GC Pharma.

Las autoridades sanitarias dijeron que están monitoreando de cerca a las personas a las que se les administraron esas vacunas en las mismas instituciones médicas donde se vacunaron los fallecidos el mismo día.

Hasta ahora, 431 personas mostraron respuestas anormales tras recibir las vacuna contra la gripe, aunque no se ha confirmado una conexión causal con dichas vacunas. De ellas, 111 presentaron reacciones locales, 119 alergias y 93 fiebre.

Dado que la mayoría de las personas que se vacunaron contra la influenza con las mismas vacunas no reportaron problemas importantes, se llegó a la conclusión de que esas vacunas no contienen materiales tóxicos, dijo Kim Joong-gon, quien dirige un equipo de la KDCA a cargo de la investigación de los casos de vacunación contra la gripe, añadiendo que pueden descartar la posibilidad de que la vacuna en sí sea un problema.

Los expertos dicen que es muy pronto para determinar si las vacunas contra la gripe deben ser detenidas.

Ki Mo-ran, una profesora de epidemiología del Centro Oncológico Nacional, dijo que ningún medicamento o vacuna es 100 por ciento seguro, pero las vacunas contra la gripe han existido durante más de 70 años, desde 1945. Añadió que las vacunas contra la gripe no se habrían utilizado si hubiera tantas muertes vinculadas a las mismas.

Según la KDCA, solo ha habido un caso de muerte en el que las autoridades encontraron una conexión con una vacuna contra la gripe. En 2009, una mujer de 65 años fue diagnosticada con el síndrome de Miller Fisher, una enfermedad nerviosa poco común, después de recibir una vacuna contra la gripe y murió un año después.

Antes de las sospechosas muertes por vacunación contra la gripe, muchas personas ya expresaron su preocupación por las vacunas después de que se descubriera que algunas de las vacunas contra la gripe inactivadas, manejadas por Shinsung Pharm, habían estado expuestas a temperatura ambiente durante su transporte, el mes pasado. Los productos mal manejados fueron retirados más tarde.

A principios de este mes, el organismo de control de seguridad de medicamentos de Seúl ordenó a Korea Vaccine retirar 615.000 dosis de vacunas contra la gripe después de confirmar que se encontraron partículas blancas en las vacunas, aunque creía que la eficacia y seguridad de estas no se veían comprometidas.

Cualquier vacuna sospechosa debe ser retirada para evitar problemas mayores, dijo Kim Woo-joo, profesor de medicina infecciosa en el Hospital Guro de la Universidad Korea en Seúl, añadiendo que en un momento como este, el Gobierno debería ceñirse a sus principios, pero que el problema es que la gente está preocupada.

Los ciudadanos esperan en fila para recibir una vacuna gratuita contra la gripe, el 19 de octubre de 2020, en un centro médico en Seúl.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir