Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus se mantienen por debajo de 100 por 4º día consecutivo pero siguen aumentando las infecciones grupales

Últimas noticias 19/10/2020 10:38
Una niña observa una planta, el 18 de octubre de 2020, en el Gran Parque de Seúl, localizado en Gwacheon, al sur de Seúl.

Seúl, 19 de octubre (Yonhap) -- Los casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur han aumentado en dos dígitos, este lunes, por cuarto día consecutivo; sin embargo, las infecciones grupales esporádicas en los asilos de ancianos siguen siendo un lastre para los esfuerzos antivirus del país.

El país añadió 76 casos de COVID-19, incluidas 50 infecciones locales, lo que elevó el total de casos a 25.275, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra supone una caída frente a los 91 casos reportados el domingo, pero representa un ligero incremento frente a los 73 del sábado. Las infecciones diarias descendieron, el viernes, hasta menos de 50, por primera vez desde el 29 de septiembre.

Corea del Sur redujo sus medidas de distanciamiento social hasta el nivel más bajo, la semana pasada, debido a que los numerosos días festivos, celebrados entre finales de septiembre y principios de este mes, no provocaron un repunte de las infecciones. En virtud de las restricciones aliviadas, las instalaciones públicas, así como los bares y clubs nocturnos, pueden operar normalmente bajo la condición de que respeten de forma estricta las directrices de prevención epidemiológica.

El país, que opera un sistema de alerta de tres niveles, adoptó en agosto el nivel 2 de directrices de distanciamiento social, a medida que se registraron infecciones masivas vinculadas con una iglesia, en el norte de Seúl, y una manifestación contra el Gobierno, también en la capital.

Después de haber logrado mantener los casos diarios por debajo de 50 durante semanas, Corea del Sur reportó 103 infecciones adicionales, el 14 de agosto, y la cifra se disparó, dos semanas después, hasta las 441. Desde entonces, los casos de COVID-19 han estado en una clara tendencia descendente.

Las autoridades sanitarias, sin embargo, advirtieron que todavía se están reportando infecciones grupales esporádicas a lo largo del país, especialmente en los asilos de ancianos.

El virus ha sido más letal en las personas de edad avanzada. Más del 80 por ciento del total de muertes por COVID-19 en Corea del Sur han sido de personas mayores de 70 años.

Entre los 50 casos locales más recientes, 11 fueron reportados en Seúl, 15 en la provincia de Gyeonggi y 4 en la ciudad portuaria occidental de Incheon.

Por su parte, la ciudad portuaria sureña de Busan añadió 14 infecciones.

Se ha reportado un total de 51 casos de coronavirus en un hospital de rehabilitación en Gwangju, en la provincia de Gyeonggi, después de que se informara la primera infección el viernes.

Asimismo, el total de infecciones en un asilo de ancianos en Busan ha alcanzado las 73, hasta el momento.

A partir de este lunes, los estudiantes surcoreanos tomarán clases presenciales con más frecuencia, ya que se han aliviado las restricciones sobre el límite de asistencia en las escuelas, en medio de la reciente caída en la cifra de casos nuevos. El límite de asistencia, que anteriormente era de un tercio en las escuelas primarias y de enseñanza media, fue elevado a dos tercios para todas las escuelas.

El país añadió 26 casos importados.

Mientras tanto, no se reportaron muertes adicionales, por lo que el total en el país se mantuvo en 444.

El total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 23.368, lo que representa un aumento de 56 personas con respecto al día previo.

Los miembros del personal médico trabajan en un hospital de Gwangju, al sur de Seúl, el 18 de octubre de 2020, después de que el hospital reportara decenas de pacientes de COVID-19.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir