Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El relator de la ONU urge a Pyongyang a castigar a los responsables del asesinato de un ciudadano surcoreano en el mar

Corea del Norte 15/10/2020 18:54
En la fotografía de archivo, el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, habla durante una conferencia de prensa realizada, el 21 de junio de 2019, en Seúl, concluyendo su visita de cinco días en la capital, a fin de recolectar información para un reporte que presentaría ante la Asamblea General de la ONU, celebrada en octubre del mismo año.

Seúl, 15 de octubre (Yonhap) -- El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, ha urgido a Pyongyang a castigar a los responsables del asesinato de un funcionario de pesca surcoreano, indemnizar a la familia del funcionario y garantizar que no vuelva a ocurrir tal incidente.

Quintana hizo el llamamiento, denunciando el asesinato como una "violación del derecho internacional de los derechos humanos" en su último informe sobre la situación de los mismos en Corea del Norte. El documento fue publicado por la oficina de los derechos humanos de la ONU en Seúl, y Quintana planea presentarlo a la Asamblea General de la ONU la próxima semana.

"La República Popular Democrática de Corea debe... responsabilizar a los responsables, compensar a la familia del funcionario y asegurarse de que tales eventos no se repitan", dijo en el informe, refiriéndose a Corea del Norte por su nombre oficial.

El relator añadió que el incidente parece implicar un asesinato ilegal y arbitrario de un civil que no presentaba ninguna amenaza inminente para la vida de los guardias de seguridad, lo que constituye una violación del derecho internacional de los derechos humanos.

El funcionario de pesca, de 47 años, fue asesinado a tiros por el Ejército norcoreano, el 22 de septiembre, mientras estaba a la deriva en aguas norcoreanas. Lee Rae-jin, el hermano del funcionario fallecido, presentó una solicitud de investigación de la ONU, lo que generó serias dudas sobre el resultado provisional de una investigación del Gobierno que concluía que su hermano intentó desertar hacia Corea del Norte.

Pyongyang se ha disculpado pero no ha respondido a los llamamientos de Seúl de una investigación conjunta.

En el informe, Quintana también pidió a las dos Coreas que revelen toda la información sobre el caso.

La oficina de los derechos humanos de la ONU en Seúl entrevistó a Lee a principios de esta semana para recopilar información para su propio análisis del caso. La oficina también ha pedido a Seúl y Pyongyang que lleven a cabo una investigación rápida e imparcial sobre el incidente, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos.

Mientras tanto, Quintana también pidió a la comunidad internacional que reevalúe urgentemente el régimen de sanciones contra Pyongyang, citando el impacto devastador en su comercio y seguridad alimentaria debido al brote sin precedentes de coronavirus.

Aunque Pyongyang afirma no tener casos de COVID-19, sus esfuerzos antivirus totales dados a conocer hasta ahora, incluido el cierre de la frontera con China, indican sus dificultades económicas, que se cree que se han agravado aún más después de los tifones recientes.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir