Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Ministro de Defensa: Seúl vio pocas posibilidades de que el funcionario desaparecido cruzara a Pyongyang

Últimas noticias 07/10/2020 19:04
(3ª AMPLIACIÓN) Ministro de Defensa: Seúl vio pocas posibilidades de que el funcionario desaparecido cruzara a Pyongyang - 1

Seúl, 7 de octubre (Yonhap) -- El Ejército surcoreano inicialmente vio pocas posibilidades de que el funcionario de pesca desaparecido terminara en aguas norcoreanas, según ha dicho este miércoles el ministro de Defensa, Suh Wook, mientras su familia cuestiona el análisis del Gobierno de que intentó desertar a Corea del Norte.

El 22 de septiembre, el funcionario de pesca, de 47 años de edad, fue asesinado a tiros por el Ejército norcoreano mientras se encontraba a la deriva en aguas de Corea del Norte, según el Ejército surcoreano. El hombre desapareció, el día previo, mientras se encontraba trabajando cerca de la isla fronteriza de Yeonpyeong, en el mar Amarillo.

El Ejército de Seúl dijo que se presume que el ciudadano se tiró al mar en un supuesto intento de desertar a Corea del Norte, señalando que llevaba un chaleco salvavidas, dejó sus zapatos en el barco y el análisis de la inteligencia indica que el hombre expresó tal deseo a los soldados norcoreanos.

Anunciando los resultados de su investigación provisional, la Guardia Costera añadió que, según el análisis de la corriente de la marea el día del incidente, el funcionario no podría haber llegado al lugar donde lo encontraron a menos que nadara para llegar allí.

En cuanto a la crítica de que el Ejército no solicitó rápidamente la cooperación de Corea del Norte en la búsqueda del funcionario el día en que desapareció, el ministro de Defensa dijo, durante una auditoría parlamentaria, que fue informado de que había pocas posibilidades de que estuviera a la deriva en aguas norcoreanas.

No se creía que el funcionario cruzase hacia la parte norcoreana el primer día de su desaparición, por lo que no se comprobaron las líneas de comunicación con Pyongyang, dijo Suh, añadiendo que supo, posteriormente, a través de un análisis de inteligencia, que el funcionario llegó a las aguas norcoreanas.

La cuestión de si ha intentado desertar al Norte es uno de los temas más polémicos, ya que la familia del fallecido ha protestado fuertemente contra el análisis e hizo un llamamiento para una investigación adicional y la revelación de la información relacionada.

La familia también pidió una investigación de la ONU sobre el caso.

Suh aclaró que todas las responsabilidades con respecto al incidente recaen sobre Corea del Norte, enfatizando la necesidad de realizar una investigación conjunta, dado que las explicaciones del Norte discrepan de la evaluación de Seúl en partes clave.

El Ejército surcoreano dijo que, al parecer, el Norte quemó el cadáver del funcionario, pero Pyongyang asevera que lo único que quemaron los soldados norcoreanos fue el objeto flotante utilizado por el surcoreano.

Suh indicó que están analizando dichas discrepancias; sin embargo, por el momento, se ceñirán al análisis del ministerio.

Las tensiones militares continúan entre las dos Coreas desde el incidente, ya que Pyongyang no respondió al llamamiento para efectuar una investigación conjunta y amenazó contra las operaciones normales de búsqueda de Seúl, que se encuentran en marcha en aguas surcoreanas.

El país comunista advirtió al Sur, el 27 de septiembre, de que no se introduzca en sus aguas para la búsqueda del cuerpo del funcionario. Pyongyang ha disputado, desde hace mucho tiempo, la Línea Limítrofe del Norte (LLN), la frontera marítima intercoreana de facto, convirtiendo las aguas de primera línea en un importante foco de tensión de la península.

El 3 de octubre de 2020, el ejército y la Guardia Costera continúan buscando el cadáver de un funcionario de pesca surcoreano, que fue asesinado a tiros por las tropas norcoreanas el mes pasado, en aguas frente a la isla fronteriza occidental de Yeonpyeong. (Fotografía proporcionada por la Guardia Costera. Prohibida su reventa y archivo)

El ministerio señaló que la disculpa de Corea del Norte sobre el incidente fue un indicio de que el régimen "trató de manejar la situación", para evitar que la opinión pública en el Sur se volviera en su contra. La inusual disculpa del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, enviada en un mensaje del Departamento del Frente Unido del Norte, se produjo de forma anormalmente rápida, tan solo un día después de que fuera solicitada por Corea del Sur.

Según el ministerio, desde el incidente no se han detectado movimientos inusuales por parte del Ejército norcoreano, que actualmente se encuentra realizando esfuerzos de recuperación sin cuartel por los daños de las fuertes lluvias y tifones, a fin de terminarlos antes del aniversario de la fundación del gobernante Partido de los Trabajadores, a celebrarse el 10 de octubre.

En cuanto a las preocupaciones manifestadas por un legislador sobre la divulgación de información militar clasificada, adquirida por los medios surcoreanos y estadounidenses acerca del incidente, el ministro Suh dijo que el general Robert Abrams, comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) "expresó algunas preocupaciones" sobre la divulgación excesiva.

El régimen comunista permanece en silencio sobre el llamamiento de Corea del Sur para realizar una investigación conjunta del caso y restaurar las líneas directas militares intercoreanas, que fueron cortadas por el Norte, en junio, como represalia por los panfletos anti-Pyongyang enviados por los activistas desde Corea del Sur.

En la fotografía de archivo, los infantes de marina surcoreanos patrullan una playa de la isla fronteriza occidental de Yeonpyeong, el 28 de septiembre de 2020, en medio de las tensiones por el asesinato de un funcionario surcoreano por parte de Corea del Norte en sus aguas, el 22 de septiembre.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir