Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador chino insta a Corea del Sur a unirse a la iniciativa de seguridad de datos de Pekín

Entrevistas 28/09/2020 10:33
El embajador de China ante Corea del Sur, Xing Haiming, habla durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, el 22 de septiembre de 2020, en su embajada, en Seúl.

Seúl, 28 de septiembre (Yonhap) -- El embajador de China ante Corea del Sur, Xing Haiming, ha instado a Seúl a unirse a la iniciativa global de seguridad de datos de Pekín, la cual es considerada como una medida para contrarrestar la campaña de Estados Unidos para desalentar el uso de tecnología china por motivos de seguridad.

Durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, realizada el martes de la semana pasada, Xing delineó la iniciativa, desvelada, este mes, por el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, después de que Washington lanzara el programa "Clean Network" (Red Limpia) para librar a las redes en línea estadounidenses de las empresas tecnológicas de China.

Los dos programas rivales se produjeron en medio de unas relaciones cada vez más enconadas entre China y EE. UU. por asuntos comerciales, tecnológicos y de seguridad, lo que ha puesto a Corea del Sur en un complicado dilema de política exterior.

Xing dijo, durante la entrevista realizada en la Embajada de China ante Seúl, que, junto con diferentes países de todo el mundo, incluida Corea del Sur, Pekín pretende establecer una seguridad global de los datos, asumir conjuntamente las responsabilidades del mundo ante la era digital y elevar el desarrollo de la economía digital a un nivel mucho más alto.

La iniciativa china tiene el objetivo de crear estándares globales para la seguridad de los datos, un asunto que debe se manejado de una forma "exhaustiva, objetiva y basada en la evidencia", según Pekín. Por otro lado, el programa estadounidense pretende retirar lo que llama empresas de tecnología y aplicaciones chinas "no confiables", incluida Huawei, de sus telecomunicaciones y otras redes clave.

En sus comentarios sobre la campaña intensificada de EE. UU. contra China, Xing enfatizó que la "causa principal" de las tensiones entre ambas partes no reside en Pekín.

Añadió que la imposición de sanciones excesivas sobre las empresas de tecnología de la información (TI), abusando de las capacidades nacionales, va en contra de los principios de mercado y normas internacionales, así como de los principios de la economía de mercado y competencia leal.

Las tensiones incesantes entre China y EE. UU. sobre tecnología, así como su disputa por la política de Pekín sobre Hong Kong, el mar de China Meridional y la región occidental de Sinkiang, han puesto a prueba la política de Corea del Sur destinada a profundizar su alianza estratégica con Washington y sus lazos estratégicos con Pekín.

Xing dijo que China es muy consciente de que Corea del Sur necesita tener buenas relaciones tanto con su aliado en seguridad, Washington, como con su principal socio comercial, Pekín.

Agregó que China y Corea del Sur son socios de cooperación estratégica, mientras que Seúl y Washington están en una relación de alianza.

Señaló que China confía y respeta lo suficiente la política exterior de Corea del Sur, la cual ha escogido teniendo en cuenta sus intereses nacionales, la equidad y la justicia. Señaló que a China también le gustaría trabajar con Corea del Sur para desarrollar lazos bilaterales de forma constante, firme y estable.

Desestimando las afirmaciones de que Pekín busca la hegemonía global, el embajador enfatizó que su país pretende tener una relación mutuamente beneficiosa con Washington, aunque condenó la campaña estadounidense actual contra las compañías tecnológicas chinas como "coercitiva y abusiva".

En cuanto a las negociaciones nucleares estancadas entre Pyongyang y Washington, Xing reiteró la postura de China de apoyar un planteamiento de desnuclearización "paulatino", en lugar de un acuerdo integral destinado a abordar, al mismo tiempo, todo el problema nuclear con Corea del Norte.

El estancamiento en las negociaciones nucleares, junto con la reanudación de las tensiones intercoreanas por el reciente tiroteo mortal realizado por el Norte contra un funcionario surcoreano que se encontraba a la deriva en aguas norcoreanas, ha aumentado la incertidumbre sobre los esfuerzos de Seúl para lograr la paz duradera en la península.

Sobre la situación del COVID-19 en Corea del Norte, Xing dijo que no ha sabido sobre ningún caso oficial de coronavirus en el régimen reclusivo y consideró que en el Norte se está llevando a cabo un programa de prevención epidemiológica "muy rigoroso".

Xing dijo que la fecha de la visita del presidente chino, Xi Jingping, a Corea del Sur, depende de la situación de la pandemia, aclarando que, como embajador ante Seúl, es su mayor aspiración que se realice la misma.

Señaló que el lado chino agradeció la invitación de Corea del Sur y dijo que la visita de Xi se llevará a cabo tan pronto como sea posible, una vez que se estabilice la situación del coronavirus.

Las expectativas sobre la visita de Xi han aumentado la esperanza de que Pekín retire por completo las restricciones no oficiales sobre los productos culturales y de entretenimiento de Corea del Sur, las cuales fueron impuestas por la instalación de un sistema antimisiles de EE. UU. en territorio surcoreano.

Xing dijo que tales restricciones no existen, lo cual supone una repetición del argumento de Pekín de que el declive de los intercambios culturales entre los dos países se debe al descontento público sobre el despliegue del armamento militar estadounidense.

El diplomático chino tomó posesión como embajador ante Seúl en enero.

Xing, quien comenzó su carrera en el servicio de asuntos exteriores, en 1986, trabajó en la Embajada de China ante Corea del Norte de 1988-91 y de 2006-08. También había trabajado en la Embajada China ante Seúl, durante un total de alrededor de 10 años, en tres asignaciones diferentes, desde 1992.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir