Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) El Ministerio de Defensa confirma que Corea del Norte mata a tiros al funcionario surcoreano desaparecido

Últimas noticias 24/09/2020 19:50
La foto, tomada el 1 de julio de 2020, muestra un buque naval surcoreano navegando por las aguas frente a la isla fronteriza surcoreana de Yeonpyeong.

Seúl, 24 de septiembre (Yonhap) -- Corea del Norte ha matado a tiros a un funcionario surcoreano y ha quemado su cadáver a principios de esta semana, según confirmó, este jueves, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, condenando su "brutalidad" e instando a explicaciones y el castigo de los responsables.

El funcionario, de 47 años de edad, que pertenecía al Ministerio de los Océanos y la Pesca, desapareció antes del mediodía del lunes, cuando estaba a bordo de un buque de inspección, de 500 toneladas, en las aguas frente a la isla fronteriza occidental de Yeonpyeong.

El ministerio dijo, en un comunicado, que Corea del Norte encontró al hombre en sus aguas, y cometió un acto de brutalidad disparándole y quemando su cadáver, según señaló un análisis exhaustivo de diversas fuentes de inteligencia del Ejército.

Según el comunicado, el ministerio dijo que el Ejército surcoreano condena fuertemente dicha acción brutal y urge al Norte a proporcionar una explicación y castigar a los responsables. Además, advirtió con severidad a Corea del Norte que tiene toda la responsabilidad del incidente.

Esta supone la primera vez, desde julio de 2008, que un civil surcoreano muere tiroteado en Corea del Norte. En ese entonces, Park Wang-ja murió tiroteada en el complejo turístico norcoreano de la montaña Kumgang, mientras paseaba por una zona restringida.

El presidente Moon Jae-in expresó su profundo pesar y calificó el asesinato como un "incidente impactante que no se puede tolerar por ningún motivo".

Según el portavoz de Cheong Wa Dae, Kang Min-seok, Moon dijo que las autoridades norcoreanas deberían tomar medidas responsables con respecto al caso, urigendo al Ejército a endurecer aún más su postura de defensa para proteger la vida y la seguridad del pueblo.

La oficina del presidente Moon Jae-in condenó enérgicamente el asesinato y exigió que el Norte se disculpara.

Suh Choo-suk, jefe de la secretaría del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, segun sus siglas en inglés), dijo, en un comunicado, que el tiroteo mortal por parte del Ejército norcoreano contra un surcoreano "desarmado y sin intenciones de resistirse", y el haber destruido su cadáver, no pueden ser justificados por ninguna razón.

Suh subrayó que es un "acto contra las normas internacionales y el humanitarismo", y el Norte debe pedir disculpas por el acto "inhumano", así como tomar medidas claras para evitar que se repita.

El ministro de Defensa, Suh Wook, también denunció "las atrocidades imperdonables" y prometió esfuerzos para evitar que el incidente vuelva a ocurrir.

Se estima que el incidente deteriorará aún más las relaciones intercoreanas, que ya se han desgastado gravemente cuando el Norte protestó contra los folletos de propaganda que ingresaban en su territorio desde el Sur explotando, en junio, una oficina de enlace intercoreana.

Según los oficiales del Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés) surcoreano, se presume que el funcionario desaparecido saltó al mar, el lunes, en lo que se sospecha que fue un intento de desertar al Norte, y fue arrastrado a las aguas norcoreanas.

El ministerio dijo anteriormente que los compañeros del funcionario del Ministerio de los Océanos y la Pesca encontraron sus zapatos en el barco e informaron de su desaparición a la Guardia Costera. Pero una operación de búsqueda intensiva no logró encontrarlo.

Tras encontrar al funcionario en el mar, alrededor de las 3:30 p.m. del martes, los miembros de la tripulación de un buque norcoreano se pusieron máscaras antigás y lo interrogaron manteniendo la distancia, dejándolo en las aguas. El surcoreano llevaba un chaleco salvavidas y estaba flotando sobre un objeto no identificado.

El funcionario fue encontrado en aguas a unos 3 a 4 kilómetros al norte de la Línea Limítrofe del Norte (LLN), la frontera marítima intercoreana de facto, cerca de Deungsangot, o cabo Deungsan, y la ubicación estaba a unos 38 kilómetros de donde desapareció, según al JCS.

Al parecer, el ciudadano expresó su deseo de desertar al Norte, según un oficial del JCS.

El oficial explicó que, en torno a las 9:40 p.m., los soldados norcoreanos le dispararon y, alrededor de las 10:00 p.m., derramaron petróleo sobre su cadáver para prenderle fuego. El funcionario añadió que se cree que la medida se llevó a cabo bajo las "órdenes de sus superiores".

El equipo de vigilancia surcoreano instalado en la isla también capturó las llamas, el martes por la noche, que luego se descubrió que habían sido causadas cuando el Norte quemó el cadáver.

Un oficial del Estado Mayor Conjunto lee una declaración, el 24 de septiembre de 2020, en Seúl, sobre la muerte a tiros de un ciudadano surcoreano por parte de Corea del Norte.

El oficial surcoreano dijo que se cree que Corea del Norte tomó dichas medidas inhumanas, de disparar a un individuo incondicionalmente, como parte de sus directrices de prevención epidemiológica contra el COVID-19.

Corea del Norte ha hecho todo lo posible para evitar el nuevo coronavirus. Pyongyang afirma que no se ha reportado ningún caso en su territorio. El país cerró su frontera con China, en enero, e implementó, en julio, el nivel máximo de emergencia contra el virus.

A principios de este mes, el comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), el general Robert Abrams, dijo que Corea del Norte desplegó fuerzas de operaciones especiales cerca de su frontera con China y emitió órdenes de disparar a matar contra quienes cruzaban la frontera. Aún no se ha confirmado si existen las mismas órdenes para casos cerca de las áreas fronterizas intercoreanas, según dijeron funcionarios militares.

Corea del Sur envió, el miércoles, un mensaje a Corea del Norte sobre el caso, a través del canal de comunicación entre el Comando de las Naciones Unidas (UNC) -liderado por Estados Unidos- y Corea del Norte, pero el Norte no ha brindado ninguna respuesta, según otro oficial.

Las líneas directas militares entre las dos partes, así como la línea de enlace intercoreanas, fueron cortadas en junio, después de que Pyongyang prometiera cerrar "completamente" esos canales de comunicación, enfadado por los folletos de propaganda enviados desde el Sur.

El Ministerio de Unificación también denunció el asesinato como un acto inhumano que frena los esfuerzos de paz.

A pesar del impactante asesinato, el caso no parece constituir una violación de un acuerdo de reducción de la tensión militar intercoreana firmado el 19 de septiembre de 2018, que pide detener todos los actos hostiles entre sí, dijeron las autoridades.

En virtud del pacto, denominado Acuerdo Militar Integral (CMA), las dos Coreas también acordaron establecer la zona de amortiguación marítima, que se extiende alrededor de 135 kilómetros en el mar Amarillo y alrededor de 80 kilómetros en el mar del Este, para reducir las tensiones y evitar enfrentamientos accidentales.

El funcionario del JCS dijo que es cierto que el incidente ocurrió dentro de la zona, pero el acuerdo no regula el uso de armas pequeñas de cada lado, sino que trató de la suspensión de los disparos de artillería.

El funcionario dijo que hay evidencias circunstanciales de que el funcionario intentó desertar hacia Corea del Norte, ya que usó chaleco salvavidas y se quitó los zapatos antes de dejar el barco, y que la inteligencia surcoreana indica que expresó tal intención al lado norcoreano. La fuente añadió que se están investigando sus motivos exactos y otras circunstancias.

El funcionario había servido en su puesto desde el año 2012 y conocía bien las características geográficas de la región del mar Amarillo, como la corriente del mar.

Según sus colegas, el difunto funcionario tuvo problemas financieros y consideró declararse en quiebra por deudas. Padre de dos hijos, presuntamente se divorció hace meses.

Las autoridades lanzaron una inspección sobre los colegas y están examinando el buque, de 499 toneladas, "para encontrar artículos, si los hubiera, que pertenezcan al funcionario, dentro del buque, con el fin de encontrar cualquier pista sobre el incidente", según un oficial de la Guardia Costera.

Las condiciones climáticas fueron favorables el lunes, y varios barcos de la Guardia Costera y la Armada también estaban realizando patrullas cerca, ya que es la temporada alta de captura de cangrejos, según el Ministerio de Defensa.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir