Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(4ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus se mantienen por debajo de 200 por 16º día consecutivo pero las infecciones irrastreables alcanzan un nivel preocupante

Últimas noticias 18/09/2020 16:20
Los ciudadanos esperan en fila para ser sometidos a la prueba del nuevo coronavirus, el 18 de septiembre de 2020, en un centro de exámenes de COVID-19, en el distrito suroriental de Songpa, en Seúl.

Seúl, 18 de septiembre (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur se han mantenido por debajo de 200, este viernes, por 16º día consecutivo; sin embargo, las autoridades sanitarias permanecen alerta ante el continuo aumento de las infecciones grupales esporádicas y el nuevo récord máximo alcanzado por los casos irrastreables.

Corea del Sur informó 126 casos adicionales de COVID-19, incluidas 109 infecciones locales, elevando el total de casos en el país a 22.783, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés). Se reportaron cinco muertes adicionales por el virus, lo que llevó el total de fallecimientos a 377.

La foto, tomada el 17 de septiembre de 2020, muestra un letrero pegado en un establecimiento de comidas, en el distrito comercial de Myeongdong, en Seúl, el cual informa su clausura debido a las consecuencias de la pandemia del COVID-19.

La cifra representa una caída frente a los 153 casos reportados el jueves, aunque fue más alta que los 113 del miércoles. Las autoridades sanitarias esperan reducir la cifra de casos diarios hasta por debajo de 100.

El número de infecciones locales diarias se mantuvo en tres dígitos por tercer día consecutivo.

Las infecciones diarias han mostrado una tendencia bajista gracias a las directrices de distanciamiento social más estrictas; sin embargo, la drástica desaceleración parece haber desaparecido debido a los casos con rutas de infección desconocidas y las infecciones grupales.

El 26,8 por ciento del total de casos reportados durante las dos últimas semanas son infecciones con rutas de transmisión desconocidas, lo que supone un nuevo récord máximo.

La KDCA dijo que la fase actual del brote del virus es más "peligrosa e incierta" que la primera ola de la pandemia del COVID-19, la cual impactó el país a principios de año.

El subdirector de la KDCA, Kwon Jun-wook, dijo, en un informe diario, que no pueden descartar la posibilidad de que los casos del virus aumenten drásticamente si surgen infecciones grupales a lo largo del país.

Agregó que con las directrices de distanciamiento social están frenando otra ola de infecciones que puede surgir en cualquier momento.

Los casos nuevos del virus en el país han registrado cifras de tres dígitos durante más de un mes, debido, principalmente, a los casos vinculados a una iglesia, en el norte de Seúl, y una manifestación política en la capital, celebrada a mediados de agosto. Las infecciones diarias llegaron a 441 el 27 de agosto.

Para contener la rápida propagación del COVID-19, el país adoptó, el 30 de agosto, un plan de distanciamiento social más estricto, llamado directrices de nivel 2,5, en el área metropolitana de Seúl, densamente poblada, y las implementó durante dos semanas.

Sin embargo, ante el descenso de casos del virus y las dificultades económicas de los trabajadores autónomos, el país comenzó a aliviar las restricciones antivirus más estrictas a partir del lunes, por dos semanas. Además, se ha vuelto a permitir que los restaurantes y cafeterías operen de forma normal.

Las autoridades sanitarias se enfrentan a un duro reto al lidiar con un potencial repunte en los casos diarios durante la próxima festividad tradicional de la cosecha de otoño -el Chuseok- y al tratar de frenar tanto los casos de COVID-19 como de gripe, en el invierno.

Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social, dijo, en una conferencia de prensa, que los casos nuevos de coronavirus se están desacelerando, aunque de forma gradual. Señaló que la caída no sucede de forma drástica en el área metropolitana de Seúl, ya que sigue habiendo infecciones grupales esporádicas.

Agregó que todavía hay infecciones irrastreables por las autoridades de prevención epidemiológica en el área metropolitana.

Las autoridades sanitarias advirtieron que el brote del virus en las regiones fuera del área metropolitana de Seúl es tan grave como el que está teniendo lugar dentro de la misma.

Entre los casos nuevos locales, 46 fueron registrados en Seúl y 32 en la provincia circundante de Gyeonggi. La ciudad portuaria de Incheon, al oeste de Seúl, informó cuatro casos nuevos.

Otras municipalidades registraron nuevas infecciones, como la ciudad sudoriental de Daegu, que añadió dos casos, y la ciudad central de Daejeon, que también sumó dos.

Los casos vinculados a la Iglesia Sarang Jeil, en el norte de Seúl, -un caldo de cultivo del repunte reciente en las nuevas infecciones- se han mantenido sin cambios, en 1.168, desde el viernes de la semana pasada. Los casos ligados a la manifestación contra el Gobierno, celebrada el 15 de agosto en Seúl, alcanzaron un total de 609 infecciones, a fecha de este viernes al mediodía, lo que supone un incremento de cinco frente al día previo.

Las infecciones grupales esporádicas han seguido surgiendo, con un aumento de dos casos, hasta un total de 13, en los casos ligados a las plantas de Kia Motors Corp., el segundo mayor fabricante de vehículos en el país, localizadas al sur de la capital. Se detectó un caso más relacionado con una oficina tributaria, en Seúl, lo que elevó el total a cinco.

Las autoridades sanitarias dijeron que, desde septiembre, un total de 56 personas han dado positivo por COVID-19 en cuatro instalaciones religiosas.

Mientras tanto, el país añadió 17 casos importados, cuatro de los cuales fueron procedentes Uzbekistán y otros tantos de Estados Unidos. El total de infecciones importadas en el país llegó a 3.063.

El número de pacientes de COVID-19 en estado grave o crítico alcanzó los 150, a fecha de la medianoche, lo que supone un descenso de 10 frente al día previo.

La KDCA dijo que prevé cautelosamente que el número de tales pacientes disminuya de forma gradual en el funturo, ya que parece haber alcanzado su pico en los últimos días.

El total de personas dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 19.771, lo que representa un aumento de 228 personas con respecto al día previo.

Corea del Sur ha realizado 2.206.365 pruebas de COVID-19, desde el 3 de enero.

Un festival circense para espectadores en vehículos es celebrado, el 18 de septiembre de 2020, en el distrito occidental de Mapo, en Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir